www.madridiario.es
Visita de del consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Osorio, a un colegio
Ampliar
Visita de del consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Osorio, a un colegio (Foto: Chema Barroso)

Indignación y desinformación en la vuelta al cole

viernes 04 de septiembre de 2020, 07:00h

Los padres están que trinan. Si ya han visto cómo sus hijos se quedaban en casa y, algunos, los más pequeños, con escasa formación on line, ante la dificultad de mantener su atención delante de una pantalla durante largos periodos de tiempo, ahora viene la segunda parte: la vuelta al cole.

El curso escolar 2020-21 arranca este viernes en la Comunidad de Madrid con la incorporación a las aulas de los alumnos del primer ciclo de Educación Infantil, de 0 a 3 años. Las próximas semana irán sumándose de manera escalonada el resto de niveles, como ha establecido la Comunidad de Madrid dentro de sus medidas para minimizar los riesgos de contagio por coronavirus.

En los últimos días, los centros escolares mantienen reuniones informativas con los padres de los alumnos para informarles de lo habitual (horarios, normas, uniformidad, comedor, etc.), y también de lo extraordinario, derivado de la pandemia de Covid-19. Y sorprende la improvisación y la falta de respuestas ante ciertas dudas, como los turnos de comedor o de patio, cuando los centros han tenido desde el mes de julio para organizar el regreso a las aulas en varios escenarios diferentes, incluido aquel en el que nos encontramos.

Estas citas, que tienen como objetivo informar y tranquilizar a los padres, en muchos casos están provocando el efecto contrario. A la principal preocupación que atenazaba a los progenitores -los riesgos de contagio en el centro escolar- se suma ahora un nuevo quebradero de cabeza: la reorganización de grupos para cumplir las ratios.

Una circular de la Dirección General de Educación Infantil y Primaria sobre las medidas que tienen que adoptar los centros docentes públicos frente a la Covid-19 para el curso 2020-2021 establece que los colegios podrán juntar alumnos de varios cursos en Infantil y Primaria para formar grupos de convivencia estables de un máximo de 20 alumnos manteniendo la distancia de 1,5 metros entre los presentes en una misma aula. Es decir, que podrán compartir grupo alumnos de niveles consecutivos.

'Grupo Covid' con niños del resto de las aulas

En el colegio Torrevilano del Ensanche de Vallecas, por ejemplo, han optado por sacar de cada clase a varios alumnos, entre dos y cuatro, en función de "muchos factores", para componer una nueva clase que se unirá a las 5 ya existentes en cada curso.

Esta medida, que no ha gustado nada a la mayor parte de los padres, será temporal mientras dure esta situación sanitaria, "así que, cuando se solucione el problema del coronavirus, los niños tendrán que afrontar otro cambio", se lamenta una madre.

Este centro ha optado por agrupar en esas aulas nuevas a hermanos mellizos o gemelos junto con amigos y otros niños que van muy bien en clase y que "pueden sacar perfectamente el curso adelante", como le han explicado a la madre de una menor que este año empieza 1º de Primaria pero que será separada del resto de su grupo con el que lleva desde Infantil.

De poco han servido los correos electrónicos que las familias han enviado a la dirección del centro por la mañana al terminar la reunión informativa para, según han propuesto muchos de los padres, mezclar a la totalidad de los alumnos y hacer nuevos grupos para todos y no para unos cuantos "a dedo" que formarán los ya bautizados 'grupos Covid'. A media tarde (18:40), el colegio enviaba una circular a las familias explicando que ya no sería este jueves cuando informarían a todos los alumnos afectados por esa medida, sino que continuarían con las llamadas durante el viernes.

Otra opción: grupos internivel

En otros centros, como el CEIP Miguel de Cervantes, en Tres Cantos, la solución ha sido la configuración de 'grupos internivel'. Esto es, se han desdoblado muchas clases que ahora pasarán a organizarse en grupos de 4-5 años internivel, de 1º y 2º de Primaria internivel, de 3º y 4º de Primaria internivel y de 5º y 6º de Primaria internivel.

Según explica el comunicado que han recibido los padres, 'internivel' significa que "habrá alumnos de edades consecutivas en cada grupo según acuerdo de todos los centros públicos de Tres Cantos. Todos estos grupos formarán grupos estables de convivencia ('burbuja') que no se relacionarán con otros alumnos del centro y permanecerán siempre en la misma clase de referencia [...]". Además, algunos centros ofrecen a los padres la posibilidad de solicitar la jornada continuada, como el Miguel de Cervantes, a partir de octubre.

Para los padres cuyos hijos están en la etapa del segundo ciclo de Educación Infantil el asunto no es tan inquietante como para aquellos que tienen niños en cursos de Primaria más avanzados. "Confío en que la selección de niños sea según su nivel de madurez educativo, porque si no, mis hijos se mueren de aburrimiento con los pequeños", señala a Madridiario una madre que lleva a sus hijos a este centro.

Una medida que no convence a los sindicatos

La formación de grupos de distintos cursos no convence tampoco a los sindicatos. La secretaria general de la Federación de Enseñanza de CC.OO., Isabel Galvín, ha advertido que "la medida no es adecuada desde la perspectiva educativa ni curricular", y ha criticado que "no es una regulación pensada desde la perspectiva del alumno y poniendo al alumno en el centro", sino que "claramente se hace para escatimar recursos y hurtar al alumnado su derecho a la educación respondiendo a sus necesidades".

"Hay que tener en cuenta que la van a sufrir niños y niñas que estuvieron confinados y que teleaprendieron y que necesitarían medidas de refuerzo y apoyo y profundización de aspectos curriculares que no se pudieron tratar o se trataron pero es necesario reforzar", ha constatado. En este sentido, ha señalado que "lo que necesitan no es, precisamente, readaptar su currículo como consecuencia de estudiar en estos grupos mixtos".

"Rechazamos la medida. La solución es flexibilizar las ratios para constituir grupos y dotar a los centros del profesorado necesario para que sean posibles los desdobles de grupos del mismo curso", ha aseverado.

La Comunidad de Madrid discrepa y defiende que los colegios puedan juntar alumnos de varios cursos en Infantil y Primaria para la formación de grupos de convivencia estables. El vicepresidente regional, Ignacio Aguado, ha asegurado que no afectará al "proceso educativo" y ha incidido en que esto es algo que ya sucede en otras autonomías o en zonas rurales de la propia Comunidad de Madrid.

Se hará si el profesor lo considera oportuno para "cuadrar los grupos y cumplir los ratios" para que ningún alumno "se quede fuera". "Se pone de techo 2º de Primaria porque es "donde se considera por parte de la Consejería de Educación que el intercambio no afecta a su proceso educativo y se puede gestionar por parte del profesor". Pero lo cierto es que en el colegio público de Tres Cantos, mencionado anteriormente, se los "grupos internivel" agrupan también a alumnos de cursos superiores.

Comedor, patio y uniformes

En cuanto a los patios y al comedor, se hará uso de estos espacios por turnos y en algunos centros el patio ha sido parcelado. En otros, aún no está claro cómo se repartirán estos turnos. También se han habilitado otros espacios para ampliar el comedor en los centros donde esto ha sido posible.

Además, se recomienda lavar el uniforme a diario, llevar la mascarilla del día y una de repuesto, un cordón para sujetarla y sustituir los vasos de plástico para el agua por botella con el nombre de los alumnos. Además, no se podrá compartir el material escolar, por lo que los padres deberán marcar cada lápiz, pintura o goma con el nombre del alumno.

También se ha prohibido a los alumnos llevar juguetes o balones a la mayoría de estos centros y se insiste en la toma de temperatura en casa, que se repetirá al llegar a clase, el lavado de manos periódico por turnos y la ventilación de las aulas cada hora. Este punto preocupa también a los padres que se preguntan si en invierno no será poco recomendable exponer a los pequeños a corrientes de aire frío de 10-15 minutos cada hora.

Asimismo, los padres no podrán acceder a los centros salvo en casos excepcionales y las tutorías y reuniones se harán de forma telemática. Sigue en el aire otra gran duda: qué pasará cuando los niños tengan mocos o tos, como suelen tener de forma habitual desde el otoño, en especial los más pequeños. No parece razonable ponerles en cuarentena ante la presencia del más mínimo signo cuando suelen tenerlos en un invierno convencional de forma casi continua. Explican desde los centros que abordarán caso a caso pero con un protocolo estricto por seguridad. Y muchas familias se ven enlazando cuarentenas de niños todo el curso.

Así, en los próximos días, las familias recibirán más información sobre cómo serán los flecos aún por definir de la vuelta a las aulas, aunque en muchos centros aún deberán esperar a marcar la ropa y el material escolar porque a menos de una semana del comienzo de curso, incluso los grupos continúan en el aire.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios