www.madridiario.es
Cartel de la línea 11 de Plaza Elíptica.
Ampliar
Cartel de la línea 11 de Plaza Elíptica. (Foto: Sergio Toro)

El proyecto de ampliación de la L11 de Metro obtiene la declaración de impacto ambiental favorable

martes 11 de agosto de 2020, 16:49h

El proyecto de ampliación de la línea 11 de Metro de Madrid hasta Conde de Casal ha obtenido la declaración de impacto ambiental favorable por parte de la Consejería de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad.

Según han explicado fuentes del Gobierno regional y ha adelantado el diario ABC, se trata de la primera declaración de impacto ambiental favorable para la prolongación de un tramo de Metro desde 2008. La última fue, hace 12 años, para la prolongación de la línea 9 a las nuevas estaciones de Mirasierra y Paco de Lucía.

Además, tras someter a consultas y a información pública el estudio informativo, junto con el estudio de Impacto Ambiental, se ha incluido en el proyecto la nueva estación en el barrio de Comillas y la reconstrucción del parque ubicado junto a esta estación.

Desde la Consejería de Transportes han enfatizado que se trata de una "reivindicación" tanto de los vecinos de este barrio de Carabanchel como del Ayuntamiento de Madrid a la que ahora se va a dar cumplimiento aprovechando las obras de la nueva estación.

Así, en la reconstrucción del parque se va a crear una nueva zona de ocio, con zonas verdes, áreas infantiles y pistas deportivas. Para su diseño se va a contar con las ideas y aportaciones de los vecinos del barrio y del Ayuntamiento de Madrid.

Las obras de ampliación de la línea 11 implicarán la construcción de 6,5 kilómetros más de Metro, dos nuevas estaciones (Comillas y Madrid Río), y la ampliación de otras tres para acomodar el transbordo entre la línea 11 y las líneas 3, 1 y 6.

"Las ampliaciones de Metro de Madrid en las que ya estamos trabajando son unas de las actuaciones más importantes de la Consejería de Transportes, Movilidad e Infraestructuras para esta legislatura. Metro es un elemento que ayuda a vertebrar mejor nuestra región y nuestros barrios, por eso queremos que llegue más lejos", ha recalcado el consejero del ramo, Ángel Garrido.

Así, cuando esté culminada la ampliación de la línea 11, Metro de Madrid contará con más de 300 kilómetros de longitud, la "misma distancia prácticamente que hay desde Madrid hasta Valencia".

"En el caso de la estación de Comillas, además, damos respuesta a dos reivindicaciones vecinales: el barrio tendrá conexión directa con las líneas 1, 3 y 6 de Metro y también con Renfe-Cercanías en Atocha, y, además, reconstruiremos el parque de Comillas con nuevas zonas de ocio y áreas infantiles", ha explicado Garrido.

La Comunidad de Madrid va a invertir aproximadamente 450 millones de euros en la prolongación de la línea 11 hasta Conde de Casal, con un plazo de ejecución previsto de las obras de 45 meses.

La ampliación sumará cinco estaciones más a la línea 11 que, en la actualidad, conecta La Fortuna con Plaza Elíptica y solo tiene conexión con la línea 6 en esta última estación.

En virtud de esta prolongación, la línea 11 conectará también con la línea 3 de Metro en Palos de la Frontera; con la línea 1, con el Cercanías y con AVE, larga y media distancia de Renfe en Atocha Renfe; y, con la línea 6 y los autobuses interurbanos que dan servicio al corredor de la A-3 en el nuevo intercambiador que se construirá en Conde de Casal.

Segunda parada en Atocha

La ampliación de la línea 11 de Metro va a suponer un "incremento" de casi 28.900 personas al día en jornadas laborables en la red del suburbano y contribuirá a "descargar" la línea 6 al potenciar la conectividad transversal de la red en el sector sureste. Además, sumará una segunda parada de Metro a la estación de Atocha, centro principal de las comunicaciones ferroviarias del país.

Según el estudio del proyecto de ampliación de la línea 11, la mayor parte de la demanda que tendrá la prolongación proceden del entorno de las estaciones de Palos de la Frontera, Madrid Río (a la altura de Santa María de la Cabeza) y Conde de Casal.

Con la construcción de la infraestructura intermodal en Conde de Casal, todas las "grandes entradas y salidas" de Madrid por las carreteras nacionales van a contar con un "gran intercambiador".

En este intercambiador se van a ordenar ocho líneas de autobuses urbanos y 16 de autobuses interurbanos, mejorando la seguridad y accesibilidad de los usuarios del transporte público y beneficiando notablemente la circulación de la Plaza de Conde de Casal.

Una vez publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) la declaración de impacto ambiental, se incorporarán al proyecto todas sus condiciones ambientales antes de su licitación. La previsión es poder licitar la obra este mismo año y que los trabajos empiecen en la segunda mitad de 2021.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios