www.madridiario.es
El centro de Madrid, vacío.
Ampliar
El centro de Madrid, vacío. (Foto: Chema Barroso)

Un puente sin turismo que aspira a no ser ruinoso: así intentan salvarlo la hostelería y el ocio

jueves 08 de octubre de 2020, 07:00h

El cierre perimetral de Madrid no permitirá la habitual afluencia de turistas que visitan la capital en el Puente del Pilar, pero cortará el flujo contrario, pues los residentes tampoco podrán abandonar la ciudad. En este marco atípico, la hostelería y el sector del ocio piden a los madrileños que no se queden en casa y consuman cultura y gastronomía para tratar de minimizar las pérdidas que les reportan las restricciones a la movilidad impuestas la semana pasada.

"No va a haber turistas y se va a sentir mucho en Centro, que es la 'zona cero' del impacto del Covid, pero los madrileños van a estar aquí y confiamos en que sean ellos los que nos ayuden a salir de esta crisis", expone Juanjo Blardony, director general de Hostelería Madrid. Ante el cierre prematuro a las 23:00 impuesto por Sanidad, los hosteleros piden a los clientes un esfuerzo por adelantar las reservas para cenar a las 20 horas. Solo el pasado fin de semana registraron 75.000 cenas menos por esta limitación horaria.

En esta línea, Blardony traslada a Madridiario que, vía CEIM, solicitarán al ministro Salvador Illa retrasar la clausura de los locales hasta las 24:00 horas. De esta forma podrían habilitar dos turnos de cenas más acordes a las costumbres españolas, uno de 21 a 22:30 y otro de 22:30 a 24:00. "Supondría una solución importante para los 23.000 establecimientos de las zonas confinadas", apunta.

Estos dos cambios supondrían un balón de oxígeno para el sector, que cifra en 188 millones el daño directo del cierre de la capital y otros nueve municipios en la región que se mantendrá, en principio, hasta el próximo día 16. "Hemos conseguido una prórroga con la prolongación de los Ertes, pero estamos superendeudados", recuerda. Si el cierre continúa hasta final de año, estiman las pérdidas en 1.331 millones de euros.

El Ayuntamiento de Madrid amplió la temporada de terrazas hasta el 31 de diciembre y los hosteleros se habían aferrado a ellas para combatir la reducción de aforos en el interior de los bares y restaurantes, pero con la llegada del frío temen que la clientela se desplome. Por ello, ya han solicitado al Consistorio que permita la instalación de estufas mediante una "autorización general", y no particular, que evite las demoras que se han producido en la concesión de licencias para terrazas. "Un 40 por ciento está por resolver", precisa Blardony.

Hoteles cerrados y escaso turismo rural

Los hoteleros también acusan las consecuencias del cierre de la ciudad. Según datos aportados por la Asociación Española de Directores de Hotel a ABC, el 70 por ciento de los hoteles madrileños permanecen cerrados y los que están abiertos apenas superan el 20 por ciento de ocupación. En otras circunstancias, el Puente del Pilar actuaría como reclamo y los visitantes ayudarían a remontar estas cifras, pero con la ciudad cerrada se ha perdido esta opción.

En el resto del territorio autonómico la situación no dista mucho de la de la capital pese a que los municipios de la Sierra, otro polo de atracción turística, no presentan restricciones. Las casas rurales madrileñas registran una tasa de ocupación del 21,12 por ciento, según la web de alojamientos TusCasasRurales. A falta de reservas o cancelaciones de última hora, se quedarán muy lejos de la media nacional, con un 48,9 por ciento de habitaciones ocupadas.

Los teatros se reivindican como entornos seguros

Las limitaciones impuestas en Madrid han confundido al público, que ha generalizado el cierre más temprano de la hostelería a los espectáculos. "Podemos hacer representaciones por la noche sin ningún problema", aclara Jesús Cimarro, presidente de la Asociación de Productores y Teatros de Madrid (Aptem).

Los shows nocturnos no se han cancelado y, de hecho, la capital ofrece en la actualidad hasta 60 espectáculos distintos repartidos en los 22 teatros abiertos y otras tantas salas alternativas. "Cuatro o cinco" teatros aún no han subido el telón esta temporada, pero esperan hacerlo "a finales de este mes o principios de diciembre".

No obstante, no han podido evitar una ola de cancelaciones de entradas vendidas para estos días ante la imposibilidad de acceder a la ciudad por ocio. Ante esta circunstancia se han habilitado dos opciones: cambio de día o devolución del importe. "Hemos tenido anulaciones de gente que venía de fuera, pero Madrid tiene más de tres millones de habitantes y qué mejor plan para los que están aquí y no pueden salir que disfrutar de los espectáculos en vivo, el cine, la música o los eventos culturales", anima Cimarro.

En el área de los musicales, los más potentes ya han anunciado su intención de no reabrir hasta 2021. En el caso de 'El Rey León', que cumplirá su décima temporada en Madrid, las funciones no se reanudarán como mínimo hasta el mes de marzo, ha comunicado su productora, Stage Entertainment España. Peor suerte ha corrido 'Anastasia', que se ha descolgado del cartel de forma definitiva ante la imposibilidad de reprogramarse en el Teatro Coliseum.

Ayudas para revertir la situación

Siete meses después de que empezara la pandemia, las cifras económicas de los sectores asociados al turismo son dramáticas en la Comunidad de Madrid. La región lidera la disolución de empresas con un 26 por ciento del conjunto nacional y, por sectores, el de servicios acapara un 44 por ciento de esas desapariciones. Además, los hosteleros calculan un lucro cesante de 1.130 millones en el último trimestre del año si la situación no mejora.

El consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, hizo hincapié esta semana en la afectación de las medidas restrictivas al turismo, que "se suele pensar que es secundario", pero ha demostrado ser "central" para la autonomía. Por su parte, la vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, pidió al Gobierno de la nación que priorizase a la ciudad en el reparto de los 140.000 millones que recibirá de los fondos europeos al tratarse de "la zona más afectada" por el virus y cuyo desempleo en la hostelería "podría alcanzar el 60 por ciento".

Ante este panorama, los restauradores reclaman al Gobierno regional ayudas para asumir el pago del alquiler y la ampliación del plazo para devolver los créditos ICO. "Los Ertes nos han dado un poco más de aire hasta el 31 de enero, pero no terminamos de levantar cabeza", remarcan.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

7 comentarios