www.madridiario.es
Turistas descansando en la fuente de la Puerta del Sol de Madrid
Ampliar
Turistas descansando en la fuente de la Puerta del Sol de Madrid (Foto: Pedro García.)

Un buen verano para el turismo en Madrid

Madrid vuelve a sonreír

Por Fernando Rodríguez
domingo 29 de agosto de 2021, 08:58h

Madrid vuelve a sonreír. La 'nueva normalidad' ha devuelto a la ciudad su ajetreo estival y sus míticas estampas veraniegas: terrazas llenas de turistas, selfies en la Puerta del Sol, maletas y carreras en los vagones del Metro y hoteles que cuelgan el cartel de 'completo' tras un año y medio para olvidar.

A pesar de que la capital no es un destino fetiche en pleno verano, fruto de las altas temperaturas que se registran, el ambiente que se respira en las calles del centro tiene muy poco que ver ya con el de hace apenas un año, cuando los visitantes brillaban por su ausencia y las habitaciones de los apartamentos de alquiler descubrían telas de araña en cada esquina. El sector turístico madrileño está recuperando el tiempo perdido y, poco a poco, reactiva el pulso. Un horizonte esperanzador para el sector más castigado por la pandemia del coronavirus.

“Los resultados están siendo muy positivos. En los dos últimos meses se está registrando una reactivación significativa de la demanda turística en la región, tanto de la nacional como de la internacional, respecto a la situación de hace tan solo unos meses”, explica a Madridiario el Director General de Turismo de la Comunidad de Madrid, Luis Martín Izquierdo.

“La ciudad de Madrid fue el punto turístico con más visitantes del país durante el pasado mes de junio. Asimismo, en el mes de julio, y a pesar de que la región no es un destino de sol y playa, la demanda internacional experimentó un fuerte incremento respecto al mes anterior. Es un dato que nos hace pensar que la recuperación de Madrid será más fuerte cuando finalice la temporada estival”, añade.

Eso sí, la recuperación trae consigo una serie de novedades propias del tiempo que vivimos. Y es que, por suerte o por desgracia, nada volverá a ser como antes. Al menos por el momento. “Debido a las restricciones en los viajes internacionales, el turismo nacional y regional está teniendo un mayor peso sobre el total de la demanda turística. Se trata de un turista que viaja más en familia o en pareja, que sigue mostrando un gran interés por la cultura y por el ocio, pero que también ha aumentado sus preferencias de viaje hacia destinos rurales y actividades de naturaleza”, afirma Izquierdo.

La gran novedad que se espera en los próximos meses, una vez se cierre el telón de la temporada veraniega y se flexibilicen las condiciones para viajar más allá de las fronteras de nuestros propios países, será el turismo extranjero. “Si la evolución de la pandemia y la posibilidad de realizar viajes internacionales continúa mejorando, el gran cambio en los próximos meses debería ser un crecimiento importante del turismo extranjero”, vaticina.

Además, el colofón a este proceso de recuperación vendrá de la mano del llamado ‘turismo exclusivo’. En palabras de Izquierdo, “el turismo de lujo será uno de los grandes protagonistas durante el proceso de recuperación turística en la región gracias a la excelente oferta que se ha ido configurando en los últimos años, así como a la predisposición de viaje y capacidad de gasto de este perfil de turista”.

Coyuntura hotelera

Los datos publicados el pasado martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su informe mensual sobre la coyuntura turística hotelera reflejan una importante mejoría, tanto en el contexto madrileño como a nivel nacional, con respecto a los meses de verano en 2020.

Las pernoctaciones en establecimientos hoteleros en la Comunidad de Madrid sumaron 1,11 millones en julio, cifra que supone multiplicar por 2,4 las registradas hace un año. De ellas, 662.585 correspondieron a viajeros nacionales y 454.671 a visitantes internacionales.

En julio fueron 547.829 los viajeros que optaron por alojarse en hoteles de la región, 338.650 más que el mismo mes de 2020. Un total de 367.764 eran nacionales y 180.065 residentes en el extranjero. La estancia media fue ligeramente superior a los dos días.

Por otro lado, el pasado mes se cubrieron el 38,5 por ciento de las plazas hoteleras ofertadas en la región. Los 860 hoteles abiertos (181 más que hace solo un año) ofrecen en la actualidad un total 47.128 habitaciones. En fin de semana, el grado de ocupación ascendió hasta situarse en el 45,36 por ciento. En cuanto al personal empleado, los hoteles contaban con 8.209 trabajadores frente a los 3.338 contabilizados en julio de 2020.

Hosteleros y guías

El despegue del turismo no afecta en exclusiva a la cuestión hotelera. Son muchos los sectores económicos que dependen directa o indirectamente de él. Entre ellos destaca el hostelero, sobre todo en lugares de gran afluencia de turistas, como es caso del distrito Centro de Madrid.

"El madrileño se ha reconcialiado con el centro"

“La tendencia en estos momentos es favorable, aunque lleva subiendo y bajando desde el final del confinamiento. Estamos sacando el verano adelante gracias a que el madrileño se ha reconciliado con el centro. Si antes nuestros clientes eran un 75 por ciento extranjeros y un 25 nacionales, ahora los porcentajes se han invertido”, detalla el presidente del Gremio de Restauradores de la Plaza Mayor a este digital.

Los guías turísticos también saben lo que es sufrir las consecuencias derivadas de la pandemia. Han sido muchos los meses consecutivos sin apenas faena y, aunque reconocen que pasará bastante tiempo hasta recuperar las cifras de 2019, lo cierto es que comienzan por fin a ver la luz al final del túnel.

“El perfil de turista ha cambiado de manera radical. Antes abundaban los grupos de turistas extranjeros, sobre todo italianos y latinoamericanos, que están más acostumbrados a las altas temperaturas del verano madrileño. Ahora el turista es nacional y viaja con la familia, con la pareja o en pequeños grupos de amigos de cuatro o cinco personas como mucho”, manifiesta la presidenta de la Asociación de Guías Oficiales de Turismo de la Comunidad de Madrid (APIT), Rosa Lisandra, a Madridiario.

Entorno rural

En el verano 2020 la demanda de turismo rural y de destinos de naturaleza experimentó un gran crecimiento asociado a las preferencias de viaje de los turistas, que optaron en su mayoría por huir de las aglomeraciones y tratar de evitar así posibles contagios por coronavirus.

La tendencia, pese a la recuperación de los destinos más tradicionales, se ha mantenido este curso. “Este hecho ha supuesto que millones de personas descubran y valoren destinos cercanos a sus lugares de residencia. En la Comunidad de Madrid, como ocurre en el resto de España, el turismo rural es mayoritariamente doméstico. Sin embargo, Madrid cuenta con una situación privilegiada ya que el volumen potencial de demanda regional es muy importante. Además, nuestra oferta rural es muy competitiva al combinar una gran cantidad de recursos de naturaleza, de turismo activo, culturales o gastronómicos de gran calidad”, asegura Izquierdo.

Habrá que ver si, en los próximos años, este nuevo modelo turístico se consolida de manera definitiva o, por el contrario, pasa a la historia como un parche propio de la ‘nueva normalidad’. “El gran reto del turismo rural para los próximos años es mantener el interés de la demanda y mejorar su posicionamiento en mercados internacionales a medida que se vayan recuperando los desplazamientos turísticos”, concluye.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios