www.madridiario.es

TEATRO

La función que sale mal, en el Teatro La Latina
Ampliar
La función que sale mal, en el Teatro La Latina (Foto: Antonio Castro)

La función que sale mal, mecanismo de alta precisión

sábado 28 de septiembre de 2019, 17:40h

Siete años después de su estreno en Londres llega a Madrid La función que sale mal (The play that goes wrong) un juguete teatral de alta precisión que busca provocar las carcajadas del público.

En los siete años transcurridos desde su estreno esta función ha ido creciendo a lo largo de todo el mundo, representándose hasta la fecha en más de treinta países. Parece que hasta la BBC planea grabar una serie basada en este argumento.

La obra de Lewis, Sayer y Shields tiene una trama sencilla: un grupo teatral universitario se dispone a estrenar una comedia policíaca clásica. Un joven aparece muerto en el salón de su mansión. Todas las personas que estaban con él son sospechosas. Para resolver el crimen llega un inspector. A partir de ese momento, se inicia la acción. Y comienzan los desastres en la escena. A los pobres aficionados les pasa de todo, desde elementos de atrezo que no están donde debieran, a puertas que no se abren, un perro que desaparece o trozos del decorado que se van cayendo. Pero, haciendo gala de la máxima de que el espectáculo debe continuar, la representación no se detiene en ningún momento en un alarde de improvisación absolutamente surrealista.

Como se trata de una función de aficionados, los actores deben parecer malos. Y estos lo parecen con total credibilidad, componiendo unos tipos divertidos y gamberros.

Estamos ante un montaje teatral que requiere una precisión milimétrica. La compenetración entre los intérpretes y los técnicos debe ser absoluta. Sobre todo porque a los actores les puede caer encima desde un cuadro a una lámpara si no están colocados en el punto exacto. En este sentido la coordinación de los equipos que representan esta obra en Madrid es perfecta. Todo sale mal en el momento justo, cada actor mete la pata cuando lo requiere el fallo escénico y, aparentemente, ninguno sale lesionado tras el extenuante trabajo que resulta esta representación.

Con el precedente de Noises off, la comedia de Michael Fryan que aquí hemos visto con los títulos de Al derecho y al revés, Por delante y por detrás o ¡Qué desastre de función!, esta nueva comedia da otra vuelta de tuerca a lo que sucede en los escenarios sin que, por lo general, nos demos cuenta los espectadores. Solo que esta vez vemos todos y cada uno de los accidentes.

Hay también algunos juegos de palabras divertidos que causas menos risas que los tropiezos físicos. Incluso hay un momento de total surrealismo cuando los actores entran en bucle y repiten una y otra vez la misma escena porque uno de ellos no da el pie de texto correcto.

Se atribuye al cineasta De Mille la afirmación de que: Las películas deben comenzar con un terremoto e ir creciendo en acción. Ese consejo se sigue aquí: se comienza con un inoportuno pisotón y se acaba en el caos total.

La función que sale mal es un juego. No pretende ser Hamlet o que la contraten en los centros de artes vivas. Simplemente es teatro de diversión, un vodevil enloquecido con una producción extraordinaria y un elenco totalmente entregado y encajando todos y cada uno de ellos en las características de sus respectivos personajes. Ellos son Héctor Carballo, Carla Postigo, César Camino, Felipe Ansola, Carlos de Austria, Alejandro Vera, Noelia Marlo, David Águila, Ángel Saavedra, Paula García Lara y Avelino Piedad.

Pocas ocasiones tenemos ya de ver en un teatro privado un montaje de estas característica y con un elenco tan numeroso. Para dirigir la función española vino Sean Turner, que ha tenido a David Ottone como asociado.

La función que sale mal se representa en el teatro de La Latina hasta fin de temporada.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.