www.madridiario.es
El director del Hospital Niño Jesús niega la privatización: 'Solo se trata de la concesión de un aparcamiento'
Ampliar
(Foto: Chema Barroso)

El director del Hospital Niño Jesús niega la privatización: "Solo se trata de la concesión de un aparcamiento"

miércoles 03 de junio de 2020, 11:57h

Desde que el pasado 27 de mayo el Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobara la ampliación y remodelación de las instalaciones del Hospital Infantil Niño Jesús de Madrid, la decisión ha desatado las críticas de determinados sectores de la sociedad, como asociaciones sanitarias y sindicatos. Esta semana, decenas de personas se han manifestado frente a las puertas del hospital en contra de este proyecto, al que han calificado de “privatización encubierta”. Sin embargo, la Comunidad asegura que la concesión solo incluye el aparcamiento y que en ningún momento se ampliará a otro tipo de servicios del hospital, ni sanitarios ni no sanitarios. "Con este modelo se preserva el carácter público 100% del hospital", ha indicado a este diario César Gómez Derch, director gerente del hospital. Además, defienden la importancia tanto de de las nuevas plazas de aparcamiento, “una demanda histórica” debido a la dificultad de encontrar sitio para aparcar en la calle, como la construcción de un nuevo pabellón y la demolición del antiguo, que lleva 20 años en ruina técnica.

Con casi siglo y medio de historia, el Hospital Infantil Niño Jesús es uno de los referentes de la Sanidad pediátrica de toda España. La ampliación de sus instalaciones aumentaría un tercio su espacio, actualmente de 28.000 metros cuadrados. Los trabajos tienen previsto incluir un nuevo pabellón de 9.303 metros cuadrados dedicado principalmente a consultas, docencia e investigación y un aparcamiento de 800 plazas. Este proyecto ya se contemplaba en el Plan Especial Hospital Niño Jesús, promovido por el Servicio Madrileño de Salud de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. El mismo fue publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid en mayo de 2011 y proponía la demolición del edificio en ruina técnica y la construcción de un aparcamiento de cuatro plantas bajo rasante, además de la construcción de una nueva edificación.

La obra tiene previsto realizarse mediante un contrato de concesión administrativa de la explotación del aparcamiento subterráneo, con una duración máxima de 40 años. La empresa concesionaria deberá asumir las dos partidas de inversión. Esto, según la Comunidad de Madrid, “permitirá reducir un 60% los plazos de licitación y que el pabellón pueda entrar en servicio en un tiempo de 30 meses desde su adjudicación”. En concreto, el coste de la inversión total según el Plan de viabilidad es para el nuevo pabellón, 10.997.840 euros, y el aparcamiento, 10.100.000 euros.

El contrato de las obras supondrá una inversión de 21 millones de euros. Según la Comunidad, “el coste es de cero euros para la Administración regional, ya que se entregará como canon en especie del contrato, con la inversión total a cargo del concesionario”. Esto quiere decir que la empresa constructora se hará cargo de los gastos de la obra, tanto del nuevo edificio como del aparcamiento, a cambio de la cesión del terreno de este último y su explotación durante ese máximo de 40 años.

“La Comunidad de Madrid está desde hace tres años apostando por un plan de renovación total del hospital para que siga siendo el referente de Hospital Público Infantil que lo ha sido siempre”, indica César Gómez Derch a Madridiario. “En la actualidad se ha quedado pequeño, por eso es tan importante contar con ese nuevo edificio ambulatorio, que además posibilitará nuevas zonas docentes e investigadoras”, asegura. A esta necesidad suma también la del estacionamiento, que será gestionado por una empresa privada aún por concretar. “En la actualidad existe solo para unos pocos trabajadores y de forma desordenada, es fundamental tanto para los pacientes como para los profesionales”, añade.

Polémica por la concesión del aparcamiento

Es esta concesión la que ha levantado la polémica. La necesidad de reformar y mejorar el hospital no se han puesto en cuestión, pero sí la forma de hacerlo. Para Julián Ordóñez, Secretario de Sanidad de la Federación de Servicios Públicos de UGT Madrid, "No se entiende la cesión de un terreno y de una serie de servicios durante varias décadas a una empresa a cambio de la construcción de un pabellón que podría asumir la Comunidad de Madrid”. Lo mismo opina Carmen Esbrí, Portavoz de MEDSAP - Marea Blanca y de la Coordinadora Estatal de Mareas Blancas: “No hay ninguna necesidad de hacer esto con dinero privado. No hay nada a coste cero porque existe un canon durante 40 años” indica.

En este sentido, y según el director gerente del hospital Niño Jesús se ha optado por este modelo porque “la gestión de un estacionamiento no es competencia de la Consejería de Sanidad y nada tiene que ver con la atención sanitaria”.

Por otro lado, el doctor Marciano Sánchez, ex jefe de Sección de Pediatría en el Hospital del Niño Jesús y presidente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, hace hincapié en el tema medioambiental: “Estamos hablando de la construcción de un macroaparcamiento de 800 plazas en el centro de la ciudad, en una zona que está por encima de los niveles de contaminación recomendados por la OMS y de la UE. No tiene ningún sentido. Va contra la salud de la población de Madrid, de la salud de la población infantil del hospital, contra el cambio climático… Es una verdadera barbaridad”, concluye.

Más allá de esto, desde la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid muestran también sus dudas sobre la utilización del terreno cedido para el aparcamiento. “Está en un terreno que ni siquiera es público, es una donación de una empresa que la hizo condicionándola a que se empleara para un centro sanitario. Considero que hay serios problemas de que se pueda hacer allí un aparcamiento con fines comerciales”, expone Marciano Sánchez.

En otro orden de cosas, y aunque según indica César Gómez Derch “solo se trata de la concesión de un estacionamiento”, el temor que muestran las asociaciones y sindicatos y por lo que se han movilizado durante esta semana en las puertas de los hospitales es que más adelante pueda darse una “privatización” de los servicios no sanitarios, una “colaboración público-privada” que ya existe en varios hospitales de Madrid, como el Puerta de Hierro de Majadahonda, el Hospital Universitario de Torrejón o el de Vallecas, entre otros. Para Marciano Sánchez, este modelo de externalización de servicios como el mantenimiento, la limpieza, la lavandería o las cafeterías, impulsado por Esperanza Aguirre, “encarece mucho los costes y, generalmente, hay un detrimento notable de la calidad de los servicios. El hospital deja de estar gestionado por una empresa (la Administración) y son dos empresas las que funcionan. Hay muchos problemas de coordinación”, indica. Según datos de la MEDSAP, en algunos modelos puede valer de 6 a 8 veces más, en otros 14 y en otros hasta 25 veces más. “Supone para los trabajadores peores condiciones”, argumenta por su lado el responsable de UGT.

Además, en estos casos, las empresas que construyeron los edificios de los hospitales recibieron a cambio un canon anual por atender a los ciudadanos, pagado con dinero público. Sin embargo, no es el caso del Hospital Niño Jesús, ya que, según fuentes de la Comunidad, la empresa no percibirá ninguna cantidad, sino que toda su contraprestación será la cesión del terreno y la explotación del aparcamiento.

En todo caso, desde el Hospital Niño Jesús niegan que vaya a producirse una privatización de sus servicios sanitarios o no sanitarios. “Nada más lejos de la realidad”, indica César César Gómez Derch. “La concesión se limita al estacionamiento, como en la gran mayoría de los estacionamientos de las grandes ciudades. En ningún caso englobará otro tipo de servicios”, asegura el gerente del hospital, quien hace referencia a los pliegos publicados en el Portal de Contratación de la Comunidad de Madrid de la concesión, “en donde no aparece la gestión de ningún servicio como el citado”.

Ruina técnica desde hace más de 20 años

Las obras contemplarán el derribo del edificio ubicado a la espalda del hospital, declarado en ruina técnica en un informe elaborado por el Laboratorio de Control Cemosa a petición de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales de la Comunidad de Madrid allá por 1997.

El edificio, planificado para acoger un colegio para la adaptación de niños con minusvalías, empezó a ser construido en 1970, pero se interrumpió en 1972 solo con la estructura y parte de la albañilería acabadas. Nunca fue completado. Casi 40 años después, las plantas superiores continúan sin ventanas, sin suelos y techos terminados y el paso del tiempo y la falta de mantenimiento han deteriorado la cubierta, en la que se ha hundido una parte por la que durante años se ha inundado el interior del edificio cada vez que llovía.

Nuevas especialidades y 800 plazas de aparcamiento

El pabellón dispondrá de cuatro plantas de aparcamiento con 800 plazas, 320 de ellas dedicadas para los profesionales. El edificio contará con 3 accesos diferenciados: el acceso al aparcamiento subterráneo y acceso rodado restringido para descarga de material, cocina y vehículos de emergencia; el acceso principal al edificio ambulatorio y el acceso independiente a las áreas de docencia y psiquiatría.

Por su parte, el nuevo edificio constará de tres plantas. En la primera planta se ubicarán las consultas de Neumología, Enfermería, Neurología, Reumatología, Nefrología, Estomatología, Cardiología, el área de Oncología (consultas y hospital de día) y Aparato Digestivo. En la segunda planta se habilitarán las de Otorrinolaringología; Anestesia y Reanimación, Cirugía Ortopédica y Traumatología, Cirugía plástica, Cirugía pediátrica, Enfermería, el Gabinete General Quirúrgico, Urología, Neurocirugía, Dermatología, así como la Fundación de Investigación y el área de Ensayos Clínicos.

Por último, en la planta baja se ubicarán Docencia, salón de actos, Salud Laboral; Atención al Paciente, Trabajo Social y Pediatría Social, Pediatría, el banco de sangre y extracciones, consultas de Enfermería, Paliativos, Neurofisiología, el área de Psiquiatría (consultas y hospitales de día), Genética, Hematología y Psicología.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios