www.madridiario.es
Agente de la Guardia Civil
Ampliar
Agente de la Guardia Civil (Foto: Chema Barroso)

Acusadas 32 personas, 13 de ellas menores, de robos en viviendas en varios municipios

sábado 20 de junio de 2020, 12:38h

La Guardia Civil, en tres operaciones desarrolladas en la Comunidad de Madrid, ha detenido a 32 personas, 13 de ellos menores de edad, por su implicación en numerosos robos en viviendas de Tres Cantos, San Sebastián de los Reyes, Colmenar Viejo, Madrid, Valdetorres del Jarama y La Cabrera, entre otras, y robos con violencia en Arganda del Rey.

Tal y como ha informado la Benemérita en un comunicado, agentes con destino en el Puesto Principal de Tres Cantos, en el marco de la Operación 'Houdini', detuvieron a cuatro personas por su pertenencia a un grupo especializado en el robo de viviendas situadas en Tres Cantos, San Sebastián de los Reyes, Colmenar Viejo, Madrid, Valdetorres del Jarama, entre otras.

La investigación se inició tras recibir una denuncia en el Cuartel de la Guardia Civil de Tres Cantos, relacionada con un robo con moradores en el interior de una vivienda de la localidad y en el que los autores consiguieron hacerse con un botín que superaba los 80.000 euros.

El avance de la investigación permitió relacionar este robo con otros "de similares características" cometidos en San Sebastián de los Reyes y Madrid y realizados de la misma manera durante el estado de alarma decretado por la crisis sanitaria.

El grupo contaba con dos vehículos de alta gama que utilizaban para realizar vigilancias por diferentes zonas residenciales sin llamar la atención. Elegían principalmente viviendas unifamiliares aisladas en urbanizaciones como Soto de Viñuelas en Tres Cantos, viviendas habituales todas ellas. Una vez seleccionada la vivienda, acudían otro día en la misma franja horaria haciendo uso de otros vehículos, sin que sus moradores estuvieran en su interior. Accedían a las viviendas mediante escalo, forzando las ventanas, y una vez dentro, se hacían con los efectos de valor y dinero que se encontraban a su paso.

A finales del mes de mayo se realizaron seis entradas y registros en seis viviendas, logrando la detención de las cuatro personas que formaban el grupo criminal e interviniendo dinero, joyas, relojes, bolsos de firma, y diverso material electrónico e informático con un valor total superior a los 70.000 euros.

Los detenidos son cuatro hombres con edades comprendidas entre los 22 y 24 años, con multitud de antecedentes por delitos relacionados contra el patrimonio y a quienes por estos hechos se les imputan delitos de pertenencia a organización criminal y seis delitos de robo con fuerza en viviendas. Fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente, quien decretó su ingreso en prisión.

Robos con violencia extrema a menores

Por su parte, agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Área de Investigación del Puesto de Arganda del Rey, detuvieron a los integrantes de un grupo criminal especializado en robos con violencia que tenían como zona de actuación este municipio.

Fruto de las denuncias interpuestas ante la Guardia Civil de la localidad, se inició la investigación que en primer lugar se centró en realizar vigilancias en los lugares donde se produjeron los hechos. Se identificó así a los presuntos autores materiales.

El cabecilla del grupo era el encargado de distribuir los grupos que cometerían los robos, formados por cinco o seis individuos con armas simuladas, armas blancas e incluso armas prohibidas (como llaves de pugilato), que asaltaban a los menores. Dentro de la estructura, el cabecilla contaba con colaboradores que se encargaban de realizar los traslados y dar seguridad en las acciones, mientras que otro grupo se dedicaba a dar salida a los efectos robados.

Los menores detenidos se encontraban en la parte más básica de la estructura, con edades comprendidas entre los 14 y los 17 años. Los mayores de edad, entre los que se encuentra el cabecilla, cuentan con edades entre los 18 y los 38.

La mayoría de los detenidos cuentan con antecedentes por hechos similares y se les imputan los delitos de pertenencia a grupo criminal, robo con violencia o intimidación, delitos de lesiones -las víctimas tuvieron que ser asistidas en algunos casos en hospitales-, amenazas, robo con fuerza, daños, receptación y estafa.

Además, durante la investigación los agentes descubrieron que algunos de los investigados se grababan conduciendo, careciendo del correspondiente permiso de conducción y subiendo las imágenes a las redes sociales, por lo que también se les ha investigado por un delito contra la seguridad vial. Los detenidos han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Robos en segundas residencias

Además, agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Puesto de Torrelaguna han logrado la detención de cinco personas por su presunta implicación en ocho robos con fuerza en viviendas situadas en La Cabrera.

La investigación se inició el pasado mes de abril, cuando un ciudadano presentó una denuncia en la que manifestaba haber sufrido un robo con fuerza en su domicilio, y en el que los autores consiguieron hacerse con un botín que superaba los 2.500 euros.

El avance de la investigación permitió constatar que la autoría de los hechos pudiera estar relacionada con otros siete hechos similares ocurridos en viviendas utilizadas como segundas residencias de la zona norte de este municipio, y en las que los autores aprovechaban el confinamiento decretado durante el estado de alarma para evitar ser sorprendidos.

Las investigaciones apuntaban como principales sospechosos a un grupo de jóvenes que habían ocupado una vivienda en el municipio donde estaban ocurriendo los robos, y que utilizaban además para guardar los efectos robados.

Así, el pasado día 9 se procedió a la entrada y registro de la vivienda y se detuvo a los cinco integrantes del grupo y la recuperación de numerosos efectos procedentes de los robos, que ya han sido devueltos a sus legítimos propietarios.

También se incautaron sustancias estupefacientes dispuestas para su distribución y venta, básculas, envoltorios y anotaciones relacionadas con el menudeo de sustancias.

Los detenidos son cinco hombres de origen español, magrebí y rumano con edades comprendidas entre los 18 y los 44 años, con antecedentes por delitos relacionados con robos con fuerza y tráfico de drogas y a quienes por estos hechos se les imputan delitos contra la salud pública, de receptación, de usurpación ilegal de vivienda y de pertenencia a banda criminal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios