www.madridiario.es
Solar Polivalente Autogestionado Maravillas, en la calle Antonio Grilo, en Malasaña.
Ampliar
Solar Polivalente Autogestionado Maravillas, en la calle Antonio Grilo, en Malasaña. (Foto: Solar Maravillas)

El 'virus' de los desalojos alcanza al Solar Maravillas y Malasaña se moviliza para salvarlo

sábado 25 de enero de 2020, 09:00h

Desde hace una década, los colectivos que cobija el Solar Maravillas impulsan iniciativas para dinamizar la vida en Malasaña. Lo hacen, eso sí, en un espacio okupado sobre el que se cierne la amenaza de un desalojo inminente. Este domingo concluye el plazo otorgado por el Ayuntamiento de Madrid para que retiren sus pertenencias de forma voluntaria y los vecinos se han organizado para defender este pequeño pulmón verde del barrio.

El 'virus' de los desalojos se ha expandido por la capital con rapidez tras el aterrizaje de José Luis Martínez-Almeida en el Palacio de Cibeles. Después de los ejecutados en La Ingobernable o La Dragona, ahora llega el turno de otro espacio polivalente autogestionado, esta vez el ubicado en la calle Antonio Grilo, 8. No obstante, fuentes consistoriales explican a Madridiario que se ven obligados a realizar este lanzamiento para entregar la parcela al Gobierno regional, que construirá allí un centro de salud. "Cuando lo recepcionen debe estar vacío", indican.

Los inquilinos del Solar Maravillas no se oponen a que se levante esta infraestructura, pero no entienden por qué no pueden continuar con sus actividades y talleres en este terreno hasta que comiencen las obras. Este centro de Atención Primaria constituye una promesa electoral que se remonta a varias legislaturas atrás pero, por el momento, no está incluido entre las nuevas instalaciones planificadas por la Consejería de Sanidad.

"Nunca habíamos supuesto un problema, incluso el Ayuntamiento -bajo mandato de Manuela Carmena- nos incluyó en la red de huertos urbanos y nos dieron acceso al agua para regar", relata Esther, portavoz de los usuarios del Solar Maravillas. El jardín peligra ante la escasez de opciones para reubicarlo. "Este es un barrio con nulas zonas verdes", lamenta. Algunos vecinos se llevarán esquejes de las plantas, pero el resto quedará en manos de la Alcaldía: "Dependerá de ellos su realojo".

Vinculado en sus inicios al Patio Maravillas, el solar de la calle Antonio Grilo, 8, en Malasaña, ha servido como un espacio abierto al encuentro vecinal. Cuenta con zonas de recreo infantil, áreas para desarrollar arte urbano y en él se organizan desde un concurrido cine de verano hasta encuentros de poesía o talleres de todo tipo.

No obstante, su zona de huerto y jardín es la más desarrollada: cultivan tomates, habas, ajos y otros vegetales a pequeña escala. Además, en el recinto se fomenta el contacto con productores agroecológicos locales para impulsar este tipo de consumo.

La falta de dotaciones de uso vecinal en Malasaña también deja en el aire la continuidad de otras iniciativas del Solar Maravillas. "En cambio, sí hay otros edificios disponibles y públicos para construir el centro de salud", subraya Esther, que duda de la aptitud de la huerta okupada para albergar tal instalación. "Deberían estudiar si no hay otro lugar más idóneo porque esta calle es muy estrecha", sostiene.

Por su parte, el Ayuntamiento baraja las opciones existentes para ampliar los locales de uso vecinal en el barrio. En este sentido, fuentes municipales apuntan hacia el Palacio de la Infanta Carlota, situado en la calle Luna 32, cuya orden de desalojo se remitió a los ocupantes en noviembre de 2019 ante el riesgo estructural. Cuando se produzca el lanzamiento y se rehabilite, la Junta de Distrito de Centro decidirá si se destina a equipamientos públicos para los vecinos.

Mientras tanto, el miedo a perder sus pertenencias ha obligado al colectivo a retirarlas. "Teníamos un baño que pagábamos entre todos y antes de que quede detrás de la tapia hemos pedido a la empresa que lo retire", comenta. Sin embargo, no cesan en su empeño por buscar, junto al Consistorio, una alternativa para no arrasar "uno de los pocos oasis verdes del centro de la ciudad". Así, presentarán alegaciones a la "extraña" notificación de desalojo, la cual "no es nada clara" y no especifica el plazo para presentar sus alegatos en contra.

Además, esperan que la movilización ciudadana impida el fin del proyecto, desarrollado a lo largo de 10 años. Más de 3.100 personas han firmado ya la petición abierta en Change.org para apoyar su permanencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • El 'virus' de los desalojos alcanza al Solar Maravillas y Malasaña se moviliza para salvarlo

    Últimos comentarios de los lectores (4)

    18204 | Uno cualquiera - 26/01/2020 @ 20:24:17 (GMT+1)
    La ecuación es fácil: el gobierno municipal odia a las asociaciones y no las facilitar locales; las asociaciones no se pueden permitir el lujo de pagar un alquiler (de esos tan baratos de Madrid); hay solares y edificios públicos vacíos; las asociaciones dan vida a los solares y edificios públicos vacíos. Es fácil de entender. Mil desalojos no van a evitar que las asociaciones sigan necesitando locales. Luego nos venderán que favorecen la democracia, la participación ciudadana, la libertad, el asociacionismo...
    18191 | GusCalvo - 26/01/2020 @ 01:24:53 (GMT+1)
    Me temo que el titular de la noticia es erróneo, la ocupación es el virus y el desalojo el antibiótico.
    18175 | David - 25/01/2020 @ 15:53:11 (GMT+1)
    Ese virus de la ocupación ... A ver si desaparece ya de Madrid si
    18169 | Agus - 25/01/2020 @ 09:49:47 (GMT+1)
    Es una decisión dificil, entre perroflautas o centro de salud para el barrio. Esta gente cuando ocupa, en serio ¿piensan que se lo van a regalar para siempre?

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.