www.madridiario.es
Caverzaschi: 'Llevaba una prótesis de color carne para parecerme al resto'
Ampliar

Daniel Caverzaschi, campeón paralímpico: "Hasta los 19 años llevaba una prótesis de color carne para parecerme al resto"

Un sueño desde pequeño: David Caverzaschi, campeón de tenis adaptado

Por Cristina Valdivielso
domingo 01 de agosto de 2021, 08:58h

Yo empecé (a jugar al tenis) con una silla de hospital y me tomaban por loco. Después de dos años, por fin me prestaron una para jugar. Cuando ya vi que me gustaba mucho y jugaba más en serio, me compré una a medida pero, para ese primer paso, lo suyo es que te la presten para poder probar".

Daniel Caverzaschi es un tenista paralímpico de 28 años que consiguió posicionarse en 2018 como uno de los 15 mejores tenistas en su categoría. La joven promesa tenía claro desde bien pequeño que el deporte sería una parte imprescindible de su vida, tanto social como profesionalmente.

La discapacidad sigue siendo el tema tabú y delicado de siempre. A pesar de que seguimos avanzando como sociedad, todavía no hemos normalizado ciertas realidades que ya deberían forman parte de nuestra vida: "No soy cojo, soy cojonudo", bromea Daniel.

"Hasta que encontré la forma para afrontar mi discapacidad, pasó un tiempo de prueba y error"

El deportista es campeón de tenis adaptado y, para sorpresa de mucha gente, ha conseguido ver "más ventajas que desventajas" en la silla de ruedas: “Se liga más, aparco donde quiera, no pago zona azul y no hago colas nunca”, explica entre risas. "Hablando más en serio", el tenista asegura que la discapacidad le ha proporcionado la capacidad de que “todo sea un reto”, porque las cosas te cuestan más, y eso le forjó un carácter del que se enorgullece y el cual no tendría sin su discapacidad.

El tenista apunta que en su caso tuvo "suerte", porque en su casa siempre se normalizó la discapacidad: “Yo soy afortunado por la educación que me dieron mis padres, porque siempre se normalizó mucho y me trataban igual que a mi hermana”. En el polo opuesto están los que no tienen tanta suerte y a los que la infancia les resulta agotadora. Sin embargo, Caverzaschi admite que no siempre fue fácil: "Hasta los 19 años llevaba una prótesis de color carne para parecerme al resto y que la gente no se diera cuenta de que no tenía dos piernas. Hasta que encontré mi lugar en el mundo y la forma para afrontar mi discapacidad pasó un tiempo de prueba y error”.

Él mismo se considera un fan del deporte a todos los niveles, porque asegura que "enseña valores". En este sentido, también relata que hay mucha gente que se ve limitada social y físicamente debido a su discapacidad: "He visto demasiadas veces cómo mucha gente no sale ni de casa y que de verdad están mal. Esto me da mucha rabia, y fomentar el deporte de base es muy bueno, porque creo que va a generar mucho cambio”.

La normalización de la discapacidad

#Valelapierna es la inciativa impulsada por el campeón paralímpico que pretende normalizar la discapacidad en nuestra sociedad y que puso en marcha en mayo de este mismo año: "Empezó siendo una broma con mis amigos y luego me di cuenta de que el hashtag lo usaban en las redes sociales con el mismo objetivo que el mío: normalizar la discapacidad a través del humor”.

El proyecto, avalado por la marca Silbon, está compuesto por cinco modelos distintos de camisetas que llevan frases como "No soy cojo, soy cojonudo", "Imperfectamente perfecto” o "Error 404 leg not found", y que pretende recaudar beneficios que irán destinados en su totalidad a un proyecto del Comité Paralímpico Español. Esta recaudación servirá para comprar material de adaptación que se distribuirá por distintos centros y asociaciones del país para que cualquier persona que quiera probar un deporte tenga la posibilidad de hacerlo y su discapacidad no sea un inconveniente.

Para el típico tenista, el material ya supone una inversión elevada de dinero, pero para una persona que necesita silla de ruedas, el coste es desproporcionado: “Una silla para competir te puede costar 5.000 o 6.000 euros”. Por tanto, se debe trabajar en el espectro de la igualdad de condiciones.

Daniel explica que, a pesar de la discapacidad se normaliza cada día más en nuestro país, "si lo comparamos con otros países, España va atrasada, porque se ve como algo negativo".

Sin embargo, tras un estudio realizado por el Observatorio de Discapacidad Física, el grado de percepción de discriminación por razón de discapacidad en España está extendida en un 40%, mientras que la media de la Unión Europea se encuentra extendida en un 46%.

A finales de agosto se celebran los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020, que tuvieron que ser retrasados a 2021 a causa de la pandemia que azotó el mundo entero. Con esta iniciativa, Daniel destaca dos intenciones claras de cara la competición: "El objetivo era hacer algo antes de los Juegos de Tokio para hacer un llamamiento a las personas que nos apoyan desde la distancia, ya que este año no habrá espectadores. Necesitábamos encontrar algo para mantener el legado de los paralímpicos, que para mí no es solo la parte deportiva, sino que tiene un valor importante para la normalización de la discapacidad”.

Y hace un llamamiento social muy claro: "Solo desde la educación podemos tumbar paradigmas que aún visten la discapacidad de drama y que imponen diferencias donde no las hay y, aunque no es un camino fácil, ¿quién tiene una vida idílica y sin obstáculos?".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios