www.madridiario.es
La Comunidad de Madrid se plantea llevar a los tribunales la Ley Celaá
Ampliar
(Foto: Chema Barroso)

La Comunidad de Madrid se plantea llevar a los tribunales la Ley Celaá

jueves 19 de noviembre de 2020, 12:59h

El consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha anunciado este jueves que el Ejecutivo regional está planteado llevar a los tribunales la conocida como 'Ley Celaá', la cual se ha debatido esta mañana en el Congreso de los Diputados.

Así lo ha adelantado en el programa 120 minutos de TVE, siguiendo con lo indicado en una entrevista otorgada al diario La Razón, donde ha señalado que el Gobierno regional estaría valorando presentar al Tribunal Constitucional y al Contencioso Adminsitrativo una querella que haga frente a las medidas que la reforma educativa recoge, y que como ha indicado en otras ocasiones, pretenden "dinamitar la cultura del esfuerzo en el alumnado y la calidad de la enseñanza".

Tal y como denunció el consejero el pasado martes, la reforma de la ley educativa, la LOMLOE, introduce la "repetición máxima en dos ocasiones en toda la educación obligatoria y que los alumnos de Secundaria puedan pasar de curso sin límite de suspensos, titular Bachillerato con suspensos, suprimir asignaturas troncales y que todos los alumnos tengan títulos que desgraciadamente no valdrán nada".

Del mismo modo, Ossorio advirtió de que va contra la libertad de los padres para elegir la educación de sus hijos, recogida en el artículo 27 de la Constitución, y "quiere romper el distrito único que, además, evita la segregación porque el alumno de cualquier barrio puede acceder y solicitar plaza donde considere oportuno".

Esta misma mañana, en el seno del Pleno de la Asamblea de Madrid, la presidenta Isabel Díaz Ayuso ha cargado con la reforma, que considera "mezquina" porque es "liberticida" y busca "igualar a la baja". Para la dirigente madrileña, esta ley "atenta contra la esencia de Madrid que es la libertad y que ha dado muy buenas cuotas de progreso y de resultados académicos".

Como ha indicado, "nosotros defendemos la libertad de las familias para elegir cualquier modelo educativo: público, privado, concertado, especial, de excelencia, diferenciada. Vamos por eso a aprobar un proyecto de ley para blindar la libertad educativa en la Comunidad de Madrid", ha reiterado.

Ayuso ha preguntado si hay alguien en la Cámara regional que esté en contra de que el español sea lengua vehicular, que esté a favor de que "se expulse al español de su tierra" o que este en contra de la Educación Especial.

Del mismo modo, la mandataria considera que esa ley es "un despropósito" así como "inoportuna" porque "llega en un momento en el que nadie lo había pedido de esta manera". A su parecer, es una normativa que no goza de "ningún tipo de consenso" y que no ha sido tratada con la comunidad educativa.

Ayuso considera que "regalar el aprobado no sirve más que para justificar una igualdad pretendida que lo único que hace es empobrecer a los niños y no les ayuda en absoluta". También ha censurado que vaya en contra de la religión católica o contra la autoridad del profesor.

"Todo lo que viene en ese texto está fuera de lugar, es mezquino y además rompe con el compromiso del PSOE en su programa electoral que decía defender la Educación Especial y también la libertad de las familias. Mentira tras mentira, lo único que hay con ello es imposición", ha lanzado.

La reforma de la ley educativa LOMLOE, más conocida como ‘Ley Celaá’, del Gobierno del PSOE y Unidas Podemos, aprobada el pasado viernes en el Congreso por la Comisión de Educación tras haber incorporado cambios en el texto inicial, ha sido una de las más polémicas de los últimos años.

La eliminación del castellano como lengua vehicular o la modificación del papel de la enseñanza concertada ejemplifican la falta de consenso que ha hecho levantar la voz de alarma por parte de diversos colectivos educativos, así como por parte de los grupos parlamentarios de la oposición.

Este proyecto de ley, que derogará la ley educativa vigente (Lomce), recupera algunas de las premisas de la LOE de José Luis Rodríguez Zapatero (2006). Desde hace dos meses, el Gobierno de coalición ha pactado y debatido 320 propuestas que se adherirán a la normativa tras la votación de este pasado viernes. La rapidez de implantación, unida a la falta de diálogo con la comunidad educativa son otra de las críticas a las que se enfrenta su tramitación.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios