www.madridiario.es
Foto de archivo del servicio especial de autobuses de la EMT entre Atocha y Nuevos Ministerios.
Ampliar
Foto de archivo del servicio especial de autobuses de la EMT entre Atocha y Nuevos Ministerios. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

El carril bus adicional del Paseo del Prado vuelve a ser para los coches

jueves 05 de diciembre de 2019, 07:00h

Vuelta a la normalidad en el Paseo del Prado. El Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid eliminó la semana pasada el carril bus adicional que se estableció para el servicio especial de la EMT por las obras del túnel de Recoletos. De esta forma, esta vía vuelve a tener su configuración inicial: un ciclocarril, tres carriles para el coche y uno para autobuses y taxis.

"Se ha retirado porque ya han terminado los servicios especiales", explican fuentes del departamento que dirige Borja Carabante, recordando que la vía se implantó para que los autobuses que puso en funcionamiento la Empresa Municipal de Transportes (EMT) para cubrir la demanda de los viajeros que se quedaban 'huérfanos' por los trabajos acometidos en el 'túnel de la risa' no tuviese que compartir espacio con las líneas habituales.

En total, han prestado servicio 20 vehículos -con una frecuencia de paso de entre 2 y 12 minutos- que han conectado las estaciones de Cercanías Renfe de Atocha, Recoletos y Nuevos Ministerios desde el pasado 2 de julio hasta el 17 de noviembre, cinco meses en los que la empresa pública Adif ha renovado por completo este tramo, que estaba dando problemas por su antigüedad -55 años- y sus incidencias.

Según los datos aportados por el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, entre 2014 y 2018 se registraron 225 sucesos en este túnel, resultando afectados una media de 28 trenes diarios y provocando algo más de cinco horas de retraso por incidencia. Unas cifras que no podían darse en un tramo por el que cada día pasan 470 trenes con 200.000 viajeros.

Las obras, que han costado cerca de 24 millones de euros, han logrado que la estación que lleva el mismo nombre presente una imagen renovada con "vinilos y nueva luminaria en los andenes y vestíbulos". También se ha sustituido la vía "sobre balasto y traviesas de madera por vía en placa", se ha cambiado "la catenaria flexible por catenaria rígida" y se ha modernizado "la señalización ferroviaria". Todo ello, gracias a los 120 empleados que han trabajado en tres turnos durante los siete días de la semana, una plantilla a la que se han sumado también transportistas de material o conductores de hormigoneras. Los trabajos se han enmarcado en el Plan de Cercanías de Madrid, que ya han superado los 45 millones de inversión.

El siguiente servicio especial de la EMT, para el cierre de la línea 4

El próximo servicio especial que la EMT ofrecerá será para paliar el cierre de la línea 4 de Metro. Será a partir de enero cuando la Comunidad clausurará el total de la línea marrón, que discurre de Argüelles hasta Pinar de Chamartín, para completar la instalación de la catenaria rígida, un sistema de transmisión de electricidad que se caracteriza por una mayor fiabilidad y disponibilidad que, además, permitirá en un futuro aumentar la capacidad de trenes.

Los trabajos, que cuentan con un presupuesto de casi nueve millones de euros, también servirán para modernizar las estaciones de Esperanza, Prosperidad, Arturo Soria y Alfonso XIII y tendrán una duración mínima de dos meses.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.