Se ha decretado el cierre de toda actividad no esencial en las localidades con más de 5.000 habitantes y que superen una incidencia acumulada de 500 casos por cada 100.000 habitantes a los 14 días.