www.madridiario.es
Los aprendizajes de Recurra-Ginso tras diez años combatiendo la violencia filio-parental
(Foto: Ginso)

Los aprendizajes de Recurra-Ginso tras diez años combatiendo la violencia filio-parental

jueves 28 de enero de 2021, 17:21h

Con motivo del décimo aniversario de Recurra-Ginso, se ha desarrollado para este año una programación formada por webinars en los que se abordarán diferentes temáticas y problemas de salud mental infanto-juvenil. El primero de ellos, que se ha celebrado heste jueves en formato online, ha tenido por título: '10 años combatiendo la violencia filio parental: principales aprendizajes'.

El encuentro ha estado moderado por Constantino Mediavilla, presidente Madridiario y Diariocrítico, que ha tomado la palabra para dar el pistoletazo de salida al primero de los 10 webinar programados para el año 2021. “10 años al pie del cañón y trabajando con un tema tan importante como es combatir la violencia filio parental”, ha subrayado.

Tras las palabras del Cronista de la Villa, ha comenzado el primer bloque de ponencias, en el que se ha hecho un repaso por los principales aprendizajes de Recurra, debatiendo junto a los invitados, las principales causas y detonantes de este tipo de conflictos entre padres e hijos, así como las consecuencias emocionales y de salud mental que esto conlleva.

Juana Azcárate, psicóloga jurídica y directora en PSIMAE de los programas de Atención a Víctimas de Delito, experta de Recurra-Ginso en Navarra, ha sido la encargada de inaugurar este webinar con una ponencia que tenía como título, 'Emociones implicadas en la conducta violenta percibidas por el menor'.

La psicóloga ha explicado que los jóvenes que suelen presentar conductas violentas contra sus progenitores suelen ser aquellos que presentan “un sentimiento de no sentirse queridos”. Ha detallado que este no es un sentimiento real, pero los menores lo sienten como tal. A partir de este momento, los jóvenes “aprenden que la violencia es la única forma de conseguir cosas ya que se genera un exceso de atención y consiguen, de ese modo, lo que desean”, ha afirmado.

Por ello, según ha relatado la experta, es importante observar a los menores para detectar cuanto antes que existe un problema. “Lo más importante es observar a nuestros hijos, quereros y estar atentos a sus necesidades”, ha resumido la directora en PSIMAE.

Tras la intervención de Juana, Javier Urra, Doctor en Psicología y Dr. en Ciencias de la Salud y director Clínico de Recurra-Ginso, ha tomado la palabra. Su intervención ha versado sobre los 'Diez años de experiencia con la violencia filio-parental'.

El director clínico de Recurra-Ginso ha realizado un recorrido por los diez años de experiencia y profesionalidad de la entidad. “Somos más de 80 profesionales, con un muy alto nivel de formación y experiencias. Desde el primer día hemos sido apoyados por ser transparentes”, ha señalado.

Los datos de Recurra GINSO avalan su profesionalidad y entrega con sus pacientes, ya que, entre los datos, “nuestros psiquiatras consiguen en un 62% de los casos suspender el tratamiento farmacológico”, ha detallado Javier Urra. ”No somos una garantía de éxito, pero sí de compromiso y de profesionalidad”, ha concluido el Doctor en Psicología.

Estas palabras de Jaier Urra daban por finalizado el primer bloque. El segundo ha abordado las tendencias que los profesionales han detectado en los últimos años, incluyendo el último año marcado por la pandemia de la Covid- 19, reflexionando sobre la evolución del perfil del menor que ejerce la violencia, la respuesta en el seno de la familia y en el entorno escolar.

Las ponencias de este grupo han comenzado con Asunción Tejedor, psicóloga, mediadora familiar y coordinadora de parentalidad, experta de Recurra-Ginso en Asturias. Su ponencia ha tratado las 'Reflexiones de la violencia filio-parental e incidencia desde el ámbito privado'.

La experta ha aportado una de las claves para comprender la tardanza en detectar estas conductas violentas y es que “los padres suelen sostener que la situación les viene ocurriendo desde hace tiempo y han intentado paliarlo de diversa maneras, pero rara vez llegan a denunciar estos comportamientos”. Al igual que el resto de ponentes, coindice en que la detención es la parte más importante, ya que “cuando acuden a consulta es cuando las conductas están ya muy desarrolladas”.

Posteriormente, se ha centrado en abordar el caso de los progenitores separados o divorciados con alta conflictividad; “Ante una situación de violencia, los padres no se sienten sorprendidos porque tienen claro que el problema es del otro progenitor. Normalmente la búsqueda de ayuda suele venir por una de las partes, la que se siente más afectada”, ha relatado.

Tras la intervención de Asunción Tejedor le ha seguido Eduardo Atarés, psicólogo Clínico y Director de Recurra-Ginso, que ha tratado el 'Tratamiento Residencial: Modelo de Intervención’. Según ha explicado, este Modelo está formado por tres fases bien diferenciadas que ha desarrollado durante su ponencia:

En primer lugar, se produce la fase 'Escoge', la cual responde a la pregunta de ¿Por qué estoy en este proceso? y “el objetivo es generar conciencia del problema”. La segunda fase es 'Cambia', que consiste en generar un deseo de cambio y además provocar ese cambio. “A los chicos hay que tratar de convencerles de que hay que hacer un cambio, pero también a los padres, que tienen que aprender a cambiar la forma de interacción con sus hijos”, ha afirmado el director de Recurra-Ginso.

La última de las fases es la de 'Actua', que responde a la pregunta de ¿Quién quiero ser?. “Lo que vamos a hacer es generalizar a todos los contextos posibles que han ido aprendiendo a lo largo del proceso y generar un nuevo modelo de vida”, ha concluido Eduardo en su explicación del modelo de intervención”.

Francisco Santolaya Ochando, decano presidente del Consejo General de la Psicología en España, ha sido el encargado de protagonizar el cierre del encuentro digital. Este ha agradecido a la asociación su labor y ha reseñado su éxito, que para el decano, se basa en tres principios: “En primer lugar, sería el apoyo que dan a las familias y a los jóvenes. El segundo la cercanía a nivel emocional, el buen trato. Y por último, el ‘autoritas’, es decir, representar lo que es la autoridad competente en cuanto al respeto que le tienen los demás”.

Al finalizar su intervención, Constantino Mediavilla ha vuelto a tomar la palabra para agradecer la presencia a todos los asistentes, así como elogiar sus brillantes exposiciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios