www.madridiario.es
Dudas sobre las campañas de antígenos: 'Crean falsa sensación de seguridad'
Ampliar
(Foto: Eduardo Parra / Europa Press)

Dudas sobre las campañas de antígenos: "Crean falsa sensación de seguridad"

viernes 29 de enero de 2021, 07:46h

El colectivo de jóvenes madrileños de entre 18 y 29 años sin síntomas de Covid-19 pueden realizarse desde el pasado miércoles 20 de enero test de antígenos en varios campus públicos universitarios de la región madrileña. Además, esta semana el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado ha firmado un convenio con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid y el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos para poner en marcha la realización de test de antígenos en las oficinas de farmacia y en las clínicas dentales a partir del día 1 de febrero.

Ambas medidas se enmarcan dentro de los cribados poblacionales que la Consejería de Sanidad madrileña ha diseñado para controlar la expansión del coronavirus, que esta semana ha vuelto a dejar datos alarmantes: 5.938 nuevos casos de coronavirus, de los que 4.478 corresponden a las últimas 24 horas, y 63 fallecidos más en hospitales, según el informe de la situación epidemiológica de ayer jueves con datos a cierre del día anterior.

En el caso de los jóvenes universitarios, las pruebas se están realizando de lunes a viernes en siete puntos habilitados en los campus de las universidades públicas de la región -Autónoma, Carlos III, Alcalá, Complutense, Politécnica y dos puntos en la Universidad Rey Juan Carlos-, de manera que durante tres semanas desde el inicio de la campaña, más de 21.000 jóvenes de la Comunidad de Madrid podrán conocer su situación epidemiológica actual.

Sobre la realización de test de antígenos en las oficinas de farmacia y clínicas dentales, la presidenta regional señaló esta semana que su Gobierno llevaba meses intentando que esta medida llegara para el mes de diciembre, "un mes complejo de altísima movilidad y de numerosas reuniones sociales", para agregar que finalmente será a partir del 1 de febrero cuando se podrá empezar a "detectar muchos asintomáticos, y de esta manera cortar las cadenas de transmisión del virus".

Por su parte, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, valoraba esta última iniciativa como "un paso muy importante" en la lucha contra la Covid-19, ya que fortalece su estrategia de detección de casos. “Tanto las oficinas de farmacia como las clínicas odontológicas se unen a nuestra estrategia de cribados poblacionales para detectar de manera precoz los nuevos casos, proceder a su aislamiento y cortar así de esta forma las cadenas de transmisión", precisaba.

Sin embargo, Madridiario ha recogido las “dudas” de varios sectores en cuanto a la eficacia real de estas campañas, en especial por la falta de verificación de los resultados obtenidos tras el testeo con antígenos y por la ejecución de las pruebas por parte de profesionales no sanitarios de primera línea como farmacéuticos u ondontólogos. “Se está creando una sensación de falsa seguridad en la ciudadanía con la realización de estos test de esta manera”, coinciden varios portavoces sindicales y sanitarios.

Repetición de pruebas

Una prueba de antígenos, como señala el texto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) titulado 'Pruebas de diagnóstico rápido de detección de antígeno del SARS-CoV-2: una guía de implementación', al igual que las pruebas moleculares (como las pruebas PCR), “son útiles para detectar la infección activa por Covid-19”. Sin embargo, el mismo documento indica que su precisión “depende de varios factores, incluido el tiempo desde inicio de la infección, la concentración de virus en la muestra, la calidad y el procesamiento de la muestra recolectada de una persona y la formulación precisa de los reactivos en los kits de prueba”.

En este sentido, se explica que las pruebas de antígenos “suelen ser positivas cuando las cargas virales son más altas y los pacientes son más infecciosos”, por lo general “entre 1 y 3 días antes de la aparición de los síntomas y durante los primeros 5 o 7 días después del inicio de los síntomas”, de manera que el resultado “se volverá negativo a medida que el paciente desaparezca infección”. De esta manera, cuando las cargas virales caen por debajo del límite de detección de la prueba, los test de antígenos “pueden devolver resultados falsos negativos”, indica la OMS.

Por esta razón, la OMS señala que “un resultado negativo de Ag-RDT (antígenos) no puede excluir por completo un Covid-19 activo”, por lo que en consecuencia recomienda que se “repita la prueba, preferiblemente siendo la prueba de confirmación de tipo NAAT (PCR) siempre que sea posible, especialmente en pacientes sintomáticos”. Además, indica que “los resultados negativos de Ag-RDT no deben ser base para eliminar “contactos sintomáticos o asintomáticos de casos sujetos a requisitos de cuarentena”.

Por el contrario, la OMS señala los “beneficios” de la realización de este tipo de test: detecta la infección por Covid-19 activa; puede usarse en puntos de atención (laboratorios externos); es fácil de realizar; los resultados son rápidos (se obtienen aproximadamente en menos de 30 minutos), lo que permite la implementación de medidas o activación del protocolo de manera casi directa; la prueba es menos costosa que, por ejemplo una PCR. De esta manera, tanto la OMS como otras instituciones sanitarias internacionales, certifican la validez de la realización de test de antígenos para la comprobación de casos, aunque matizan una serie de causalidades que deben llevarse a cabo para que la fiabilidad de los casos negativos.

Foto fija”

Una profesional sanitaria del Hospital 12 de Octubre de Madrid, explica a Madridiario que los “test de antígenos hay que hacerlos masivos y seriados”, puesto que representan una “foto fija del momento preciso, porque puedes ser una persona contagiada pero no ser contagiante”. Como indica, “sería un método de diagnóstico muy bueno, por ejemplo, a la hora de tener que meter a un paciente en quirógrafo, algo que no se está haciendo, pero que serviría para conocer si es un paciente contagiable o no”.

Por ese motivo, explica que “la estrategia de hacer test de antígenos como se están haciendo por parte de la Comunidad de Madrid estaría bien si se acompañaran de test seriados en el tiempo o de pruebas PCR de verificación”, ya que “no vale de nada en un caso de alta sospecha hacer un test si luego no haces luego una PCR”. Lo que se crea es una sensación de “falsa seguridad” en los ciudadanos que se han realizado esos test y han recibido un resultado negativo. “No es replicable como sucede con una PCR”, indica, aunque “nunca tienes el 100 por ciento de seguridad, los test de antígenos no puedes usarlos de manera aislada”.

De esta manera, por una parte, la participación en los programas de testeo de antígenos por parte de los universitarios requeriría de dos aspectos principales para que efectividad de los resultados fuera concordante: por una parte, la realización de testeos seriados o PCR de verificación de los casos negativos y, por otro lado, la realización de test a personas con sintomatología. Dos casos que no se cumplen en el llamado de la Comunidad de Madrid. De hecho, tal y como se especifica en la campaña de la Consejería de Sanidad, “los test serán solo para aquellas personas asintomáticas”.

El Colegio de Médicos de Madrid, por su parte, explica a Madridiario que los cribados con antígenos que se están realizando en algunas universidades de forma esporádica o sistemática “tienen interés para detectar posibles asintomáticos”, aunque señalan que “su uso con este fin es controvertido y no puede suplir el cumplimiento de las medidas epidemiológicas de distanciamiento, uso de mascarilla, lavado de manos, uso de geles hidroalcohólicos...”. Como señalan, los falsos negativos procedentes de los test de antígenos “derivan de su uso en pacientes asintomáticos y con poca carga viral”, especificando que “una PCR en esta situación tampoco asegura un resultado verdadero positivo”.

“La campaña tiene interés para detectar los positivos y cortar posibles cadenas de trasmisión”, aseguran, al tiempo que en una nota de prensa señalan que “diferentes organizaciones, instituciones y sociedades científicas han aclarado que las pruebas rápidas para la detección de anticuerpos en sangre capilar no están indicadas para diagnosticar la infección aguda por SARS-CoV-2 y por tanto no deben ser utilizadas con este fin ni en personas con síntomas ni en individuos asintomáticos”.

Por el contrario, desde el Sindicato de Enfermería de Madrid (SATSE), señala a Madridiario que la realización de test de antígenos a la población universitaria, así como a grupos poblacionales de zonas con alta incidencia, no es una medida correcta para la lucha contra el Covid en los términos en los que se están llevando a cabo las campañas. Como alegan, “los test de antígenos son eficaces los cinco primeros días para aquellas personas que tengan síntomas, pero no son recomendables en asintomáticos ya que generan una falsa sensación de seguridad que, tal vez, no exista”.

Del mismo modo, hacen hincapié en que “si no se cumple el criterio de persona con inicio de síntomas en los últimos cinco días, el test de antígeno por sí solo no descarta la posibilidad de infección, por lo que habría que corroborar los negativos mediante PCR”. “Lo más eficaz es el rastreo, el estudio y aislamiento de contactos y en todo caso la realización de PCR a estos contactos, hacer test de antígenos en personas asintomáticas no es lo mas recomendado”, señalan a este diario.

Madridiario se ha puesto en contacto con la Consejería de Sanidad para conocer el punto de vista al respecto de estas argumentaciones. Sin embargo, desde el área dirigida por Enrique Ruiz Escudero remiten a este diario a leer “la literatura científica, protocolos del Ecdc y del propio Ministerio sobre el uso de antígenos”.

Realización de los test por profesionales

Desde SATSE, además, afean que el Gobierno regional haya llegado a un acuerdo para la elaboración de test de antígenos en las farmacias y clínicas dentales, así como critican que se hable del “autodiagnóstico” a través de este mismo tipo de pruebas. Los farmacéuticos y odontólogos “no están preparados para hacer los test de antígenos, ni los espacios donde se van a hacer son los adecuados”, indican, y explican que “no se va a respetar la zona sucia de la limpia, se van a mezclar usuarios que van a hacerse la PCR y los que van a comprar a la farmacia”.

Por ese motivo, temen que puedan tener lugar más falsos negativos por una mala realización de las pruebas “tanto por el mal uso de la técnica como por la no indicación de los test de antígenos en pacientes asintomáticos”. Como indican, “ya vimos en Navidad que personas que se habían realizado test de antígenos y habían sido negativos se reunieron con sus familias y ocasionaron brotes en el ámbito familiar”, dicen.

El Colegio Oficial de Médicos de Madrid señala a Madridiario que el 15 de diciembre de 2020, ante la comercialización de los test rápidos de diagnóstico, “el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud adoptó por unanimidad un posicionamiento común de recomendar a los/las profesionales de los servicios de salud la no prescripción estas pruebas de autodiagnóstico de infección por Covid-19”.

Asimismo, indican que “la relación médico paciente sigue siendo la piedra angular del acto médico”, por lo que “esta relación puede entrar en conflicto ante la demanda de prescripción de dichas pruebas por parte del paciente y el criterio profesional del facultativo contrario a su prescripción”. Por este motivo, señalan que “las autoridades sanitarias del Ministerio de Sanidad deben sopesar los inconvenientes que supone el disponer de estas pruebas de detección rápida de anticuerpos para autodiagnóstico y, en su caso, de la necesidad de su prescripción médica”.

De nuevo, Madridiario ha preguntado a la Consejería de Sanidad sobre su posición al respecto de este hecho, obteniendo como respuesta que “están perfectamente preparados”. En este sentido, cabe señalar que como explicó el consejero de Sanidad el pasado lunes, cuando indicó que la participación en este programa se ofrecerá de manera voluntaria y los profesionales deberán realizar previamente en un curso formativo, impartido por sus respectivos colegios, al tiempo que ha insistido en que los test se dirigirán solo a aquellas personas asintomáticas que sean derivadas desde la Dirección General de salud Pública.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios