www.madridiario.es
La manifestación tendrá lugar el 31 de enero en Madrid.
Ampliar
La manifestación tendrá lugar el 31 de enero en Madrid. (Foto: APISCAM )

Los apicultores, en pie de guerra por un etiquetado claro de la miel

miércoles 29 de enero de 2020, 07:33h

En 2017 la Comunidad de Madrid produjo 224 toneladas de miel, 50 más que en el año anterior. El dato podría ser una buena noticia para los apicultores, sin embargo, el futuro de la miel se baña en pesimismo hasta que no se logre la regulación del etiquetado.

Juan Carlos Álvarez Díez lleva más de ocho años trabajando como apicultor en la comarca de Las vegas, al sureste de Madrid. Con cerca de 120 colmenas, el madrileño se lamenta de la situación en la que se encuentran los trabajadores del sector del país, e insta al Gobierno a que tome medidas.

Álvarez es el presidente de la Asociación de Apicultores de la Comunidad de Madrid (APISCAM), desde la que llevan años promoviendo la apicultura dentro de la región. Declara que esta actividad es imprescindible para la producción de cultivo: "Además, es una forma de estar en contacto con la naturaleza, y hace que tengas que estar pendiente del clima, del entorno..."

Debido al estado de desamparo en el que se encuentran los profesionales del sector, alrededor de 70 organizaciones y asociaciones de apicultores de toda España se manifestarán el próximo viernes 31 de enero en Madrid para exigir un etiquetado claro de la miel, que indice claramente su procedencia, y pedir la prohibición de los plaguicidas tóxicos que afectan a la supervivencia de las abejas.

La norma de calidad de la miel aprobada en agosto de 2003 establece que en la etiqueta se tiene que mencionar el lugar de procedencia y el país donde haya sido recolectada. En el caso de mezclas, en la actualidad, dicha mención se sustituye por una de las siguientes leyendas: mezcla de mieles originarias de la UE, no originarias de la UE o mezcla de mieles originarias y no originarias de la UE. Según las organizaciones del sector esto puede provocar fraude puesto que es suficiente un 0’1 por ciento de miel de la UE para poder poner que el producto es del territorio comunitario.

La mayor parte de la miel que se produce en España es exportada a la UE

Ante esta situación, el nuevo ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha anunciado que España se va a adherir a la declaración que presentarán Portugal y Eslovenia para modificar la directiva comunitaria del producto, y establecer un etiquetado de origen más claro.

Por otra parte, la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha mostrado su descontento acerca del colapso en el que se encuentra el mercado, ya que las mieles nacionales están a precios muy por debajo de los costes de producción. Mientras tanto, las importaciones masivas de miel de terceros países –fundamentalmente de China– siguen entrando en Europa sin apenas control y a precios hundidos.

Desde la plataforma #Etiquetadoclaroya y #Etiquetadoclarodelasmieles, recuerdan que en los últimos diez años España ha mantenido una producción estable de entre 32.000 y 34.000 toneladas, mientras que las importaciones de mieles de países que no pertenecen a la UE han aumentado desde las 8.000 hasta las 17.000. De estas, China ha pasado de 3.300 a 15.000 toneladas.

Producción constante

Los datos de consumo y de producción de miel españoles apenas han variado, pero cabe destacar que mientras que la mayor parte de la miel que se produce en España es exportada a otros países de la Unión Europea, la que se consume aquí proviene de fuera del país. En definitiva, los españoles compran el producto más barato sin tener en cuenta que sea exportado, mientras que la miel española, de mayor calidad, es desviada hacia la UE, donde se paga un precio mayor por ella.

El presidente de APISCAM explica que el motivo principal de que esto ocurra se debe a la dificultad de comprobar si las mieles que llegan a España son realmente miel y no cualquier sirope de maíz o arroz pues, aunque todos los productos que llegan a el país pasan una serie de controles sanitarios y de producto, este alimento es prácticamente azúcar. “Solo hay una forma de hacerlo, y es mediante una resonancia magnética, la cual no se lleva a cabo”.

Aun así, el apicultor ofrece dos herramientas que pueden ayudar al consumidor a saber si la miel que está a punto de comprar es nacional o proviene de China. Primero, por el precio: "Cualquier tipo de miel cuyo coste por kilo sea inferior a dos euros, es muy probable que se trate de una miel de fuera de la UE". El segundo, su consistencia: “En España tenemos la idea de que la miel es un producto líquido, mientras que este estado solo se mantiene durante el primer periodo, pues con el tiempo va cristalizando”. Por lo que, cualquier miel que contenga textura líquida, gana puntos para ser considerada extranjera.

Más medidas contra la avispa asiática

El presidente de APISCAM añade que, además de lo explicado anteriormente, muchas de las abejas contienen un ácaro que crea infecciones, y algunos de los tratamientos han comenzado a crear resistencia. “Por eso pedimos una mayor investigación, ya que en algunos países han encontrado una solución mediante antibióticos. Nosotros no podemos meterlos en nuestras mieles”.

Otras de las reivindicaciones de la marcha es que España se sume a las investigaciones que están realizando sobre la avispa asiática: "Esta especie se está comiendo las colmenas españolas". Álvarez sostiene la necesidad de que se declare como plaga la presencia de esta invasión e insta a la UE a que aporte más recursos para poder luchar contra ella.

Las asociaciones de apicultores piden también prohibir "sin excepciones" todas las fumigaciones aéreas en cunetas de carreteras y otras vías. Mientras esto sucede, solicitan mayor facilidad para conseguir información sobre las aplicaciones autorizadas, ya que la ley obliga a su vista pública y a contar con un Registro de Aplicaciones Aéreas dentro de la normativa que fija un marco de actuación para lograr un uso sostenible de los fitosanitarios.

La manifestación convocada por la Asociación Española de Apicultores, de la que forman parte las plataformas Etiquetado Claro, Stop Vespa Velutina y SOS Biodiversidad- SOS Abejas, junto a 62 asociaciones y organizaciones agroambientales, comenzará a las 12 horas. El punto de salida será el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, desde donde recorrerán las calles de la capital hasta finalizar en el Congreso de los Diputados, donde leerán un manifiesto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.