www.madridiario.es

Usera: los largos años de la rata

lunes 27 de enero de 2020, 11:09h

En el distrito de Usera vive la gran mayoría de los chinos residentes en Madrid. En este distrito duermen y madrugan, comercian y celebran sus fiestas los nuevos “madrileños” de ojos rasgados, que cada mañana salen a trabajar en todos los restaurantes asiáticos que proliferan por el territorio madrileño; se desplazan al polígono de Cobo Calleja, casi podríamos decir la pequeña ciudad china del sur de la Comunidad; a los Hiper Asia, diseminados por carreteras, y polígonos industriales de la región.

Y al final de la, por lo general, larga jornada laboral, regresan a sus hogares del distrito de Usera, el ”Pekín” madrileño. En esta zona urbana se han integrado perfectamente con la población autóctona, y con ella festejan lo que es su fiesta popular más grande: el Año Nuevo Chino, en esta ocasión dedicado a la Rata. Este roedor es, en la cultura china, signo de riqueza y éxito; nada que ver con el significado que la rata tenía, hasta hace pocas décadas, en muchos barrios de Usera, en los que este animal era el compañero indeseable, pertinaz, incómodo y peligroso para la salud. Orcasitas, Orcasur, San Fermín, Almendrales o Pradolongo fueron barrios en los cuales abundaban los núcleos chabolistas o de infraviviendas, sin las infraestructuras sanitarias suficientes, acosados por el barro y lapidados por la pobreza, donde la cohabitación con las ratas era un hecho “natural”.

Con sudor proletario y lágrimas de impotencia, los vecinos de estos barrios comenzaron a tener viviendas dignas y equipamientos básicos a partir de los años ochenta. Ya entrados en el siglo XX, podemos decir que se normalizó la situación y quedaron atrás muchas décadas de vivir en muy precarias condiciones.

No deja de ser curioso que el distrito de Usera, donde se asienta la mayor parte de la comunidad china en Madrid, se celebre el Año Nuevo de la Rata en homenaje a un animal que en su cultura, ese signo de riqueza y éxito que durante muchos años para los habitantes de aquellos barrios dejados de la mano de la administración significó todo lo contrario: pobreza y frustración.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.