www.madridiario.es
Olga María Ramos, cupletista, celebra sus 30 años en Las Vistillas.
Ampliar
Olga María Ramos, cupletista, celebra sus 30 años en Las Vistillas. (Foto: Chema Barroso)

Olga María Ramos, la Dama del Cuplé: “Una ciudad puede ser moderna, pero las tradiciones no se deben olvidar”

jueves 15 de agosto de 2019, 11:47h

La casa de Olga María Ramos es todo un museo en honor a su madre, la Reina del Cuplé, Olga Ramos. Asegura que al ponerse sus mantones –alrededor de 20–, siente que su madre la abraza de nuevo. Se emociona al hablar de ella, su maestra, que la invitó hace tres décadas a subirse al escenario y comenzar así su carrera como cantante.

Animalista empedernida, conserva por herencia diversos abanicos de plumas, varios vestidos con los que su madre triunfó en los escenarios, el violín con el que la Reina del Cuplé empezó a tocar, premios y cientos de recuerdos que la trasladan al pasado.

Nos demuestra cantando que, a sus 71 años, su voz no tiene arrugas. Será esta voz la que encandile al público de Las Vistillas una vez más este próximo viernes 16 de agosto en un concierto en el que Olga María Ramos celebrará los 30 años desde su debut en este escenario.

Olga María Ramos posa con unas plumas que pertenecieron a Rocío Durcal (Foto: Chema Barroso)

PREGUNTA: 30 años de su debut en Las Vistillas. ¿Han pasado rápido o despacio?

RESPUESTA: ¡Muy rápido! Pero ha sido intenso, porque tuve la suerte de tener a mi madre como maestra, y fue un privilegio ser su alumna.

P: Usted ha vivido la música desde pequeña. ¿Cupletera se nace o se hace?

R: Desde pequeñita me colocaban en un cuco entre mi tía, que era batería, y mi padre, que era saxo en la orquesta del Café Universal, y oía las mejores zarzuelas. Eran grandes músicos mis padres. Lo del cuplé vino después. A partir del año 68, cuando mi madre debutó en Las Noches del Cuplé, fue cuando empecé a enamorarme del género.

Pero yo llegué más allá de ser una intérprete; yo soy una estudiosa del género. Por eso me inventé lo de ‘Cupletóloga’. Así me defino: cupletista y cupletóloga.

La intérprete ha convertido su casa en un museo dedicado a su madre, Olga Ramos (Foto: Chema Barroso)

P: Imagino que tener un padre compositor y una madre cupletista te acaba llevando por el camino de la música, a pesar de que ellos la encaminasen hacia el mundo de los idiomas.

R: Mis padres no querían que yo fuera artista. Cuando a mí se me ocurrió en el año 62 hacer un grupo de rock femenino, pioneras de las ‘Garage Bands’, mis padres se acababan de quedar sin trabajo en el Café Universal gracias a la llegada de la televisión. Y estando en esa situación tan dolorosa para ellos, yo quería ser artista. Entonces me hice azafata.

P: ¿Qué prefiere? ¿Trabajar como azafata o como cantante?

R: Me gustó muchísimo ser azafata, pero mi pasión es el cuplé y componer, escribir, dar conferencias, conciertos… Mi vida es el cuplé, sin duda.

Soy una especie en peligro de extinción

P: Llegó a trabajar codo con codo junto a su madre. ¿Cómo fue la experiencia?

R: Es un privilegio, pero también una experiencia complicadísima. Ya de por sí, muchas veces las madres y las hijas no coincidimos, pero en el momento en el que yo me subía al escenario yo veía a la artista, y me empapé de su arte. Fueron diez años de aprendizaje y fue en el año 89 cuando mi madre se decidió a presentarme por primera vez como “Olga Ramos 2”, porque ella decía: “Tú eres tú, y yo soy yo”.

P: Este viernes vuelve a Las Vistillas, aunque no será un concierto más. ¿Nervios?

R: Nunca. Mi madre decía que esto era un don. Hay artistas magníficos con mucha experiencia que se ponen nerviosos. Yo jamás me pongo nerviosa. No tengo nervios y transmito esa serenidad y armonía a mis músicos.

P: ¿Cómo recuerda usted el día de su debut?

R: Ahí sí que estaba yo nerviosa, pero claro, era la primera vez. Iba a cantar un ‘galop’ que mi madre cantaba como final. Escucha este 'galop' para finalizar, escúchalo en la calle de la Palma [Canta]. Ella aprovechaba sus conciertos para hacer publicidad. Así empecé a cantar.

El recuerdo de su madre, siempre presente. (Foto: Chema Barroso)

P: ¿Qué es lo que verá el público en este especial concierto?

R: Además de colgar algún que otro cuplé en las estrellas, cantaré muchísimo. Mi actuación será castiza, pero también en homenaje al cuplé, que nació en Francia, y yo también canto en francés.

P: Hábleme de su padre.

R: Él compuso en Madrid en todos sus rincones y el himno de la Federación de los Grupos Tradicionales Madrileños: Si te casas en Madrid, un chotis protesta.

P: Como madrileña, ¿qué son para usted las Fiestas de la Paloma?

R: Siendo la Almudena la patrona de Madrid, la patrona de Madrid espiritual es la Paloma. Es la virgen del pueblo. Mi madre decía que las verbenas son el veraneo del pueblo. La gente sale a la calle, ansiosa por encontrarse con las tradiciones. Decía Luis Aguilé: “Hay que mantener las tradiciones, dar ejemplo y testimonio de este cielo que es Madrid. Que las próximas generaciones guarden en sus corazones el recuerdo de un chotis” [Canta]. Una ciudad puede ser moderna, pero las tradiciones no se deben olvidar.

Procuro darle dignidad al cuplé

Además del cuplé, hay que proteger a la zarzuela. La veo tan poco protegida… Y el cuplé, ¿quién se ocupa del cuplé? Tengo que decir con orgullo que en todo el planeta soy una especie en peligro de extinción, porque no solamente lo interpreto, sino que lo canto, lo conozco, lo mimo y lo cuido y procuro darle dignidad. No se puede hacer mofa del cuplé.

P: En unos tiempos en los que la música que más se escucha es el trap o el reggeaton, ¿todavía queda sitio para el cuplé o los chotis?

R: Lo que hay que hacer es mantenerlo. Viene gente joven a verme y se enamoran del cuplé. Los últimos viernes de cada mes, desde hace nueve años, actúo en el Teatro Prosperidad. Un día, un matrimonio octogenario bastante asiduo a mis representaciones vino con su nieto de 16 años a regañadientes. Al terminar, me dijo: “Señora, he venido por hacerle un favor a mis abuelos y ellos me lo han hecho a mí”.

También defiendo mucho la Revista. Tenemos muchos musicales, pero también la Revista; es nuestro musical. Sueño con que se haga una antología de ella y se ponga en la Gran Vía de forma continua.

P: Ha grabado discos, escrito libros, dado conferencias, colaborado en medios de comunicación y ha seguido dando conciertos. ¿Cuál es el secreto para abarcarlo todo?

R: Hacerlo con amor y con interés. Amarlo todo. Nunca dejo de estar pendiente del cuplé, lo adoro. Entonces, cada cosa que hago le pongo amor, y ese es el secreto.

Los mantones de su madre son las reliquias más preciadas de la cantante (Foto: Chema Barroso)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.