www.madridiario.es
El presidente del Patronato de la Fundación Corell, Miguel Ángel Ochoa (en el centro), junto a los directores técnico y general de la patronal ASTIC, José Manuel Pardo (al fondo) y Ramón Valdivia (en primer plano).
Ampliar
El presidente del Patronato de la Fundación Corell, Miguel Ángel Ochoa (en el centro), junto a los directores técnico y general de la patronal ASTIC, José Manuel Pardo (al fondo) y Ramón Valdivia (en primer plano). (Foto: Chema Barroso)

¿Cómo afectará a las empresas españolas la nueva legislación europea sobre transporte?

jueves 09 de mayo de 2019, 07:52h
En una jornada organizada por la Fundación Corell bajo el título ‘La Normativa Social Europea. Modelo de relaciones laborales y plataformas para el transporte y la movilidad’, el sector español del transporte por carretera se ha reunido este miércoles para debatir sobre cómo afectarán al tejido empresarial de nuestro país los cambios normativos comunitarios en materia de relaciones laborales.

Aportar un análisis profundo, pero también clarificador de un asunto complejo. Con este objetivo, la Fundación Corell ha reunido este miércoles en la madrileña sede de la CEOE a empresarios y representantes sindicales del sector del transporte por carretera, en torno a los nuevos modelos de relaciones laborales surgidos de las últimas normativas europeas y cómo pueden afectar al funcionamiento y estructuras de las empresas españolas.

“Es un tema que se nos viene encima queramos o no, y creo que los sectores implicados, y especialmente el del transporte por carretera, no están dándose cuenta de la que se nos viene encima”, ha alertado el presidente del Patronato de la Fundación Corell, Miguel Ángel Ochoa de Chinchetru, en la apertura del acto. Ochoa ha asegurado que los cambios legislativos que se están cocinando en Europa “pueden hacer variar las estructuras y cimientos de la estructura empresarial de las empresas de transporte por carretera en nuestro país”.

Por eso, Corell, entidad sin ánimo de lucro que trabaja por la seguridad, el medio ambiente y la movilidad en el ámbito del transporte internacional, ha organizado la jornada ‘La Normativa Social Europea. Modelo de relaciones laborales y plataformas para el transporte y la movilidad’, en la que expertos de empresas del sector, pero también representantes sindicales, han diseccionado el acuerdo que alcanzó el pasado 4 de abril el Parlamento Europeo para aprobar el conocido como Paquete de la Movilidad.

En líneas generales, el sector aplaude algunas de las modificaciones que ha realizado el Parlamento comunitario en relación a la normativa propuesta por el Consejo Europeo, aunque alertan de aspectos que, de aprobarse de manera definitiva, podrían suponer dificultades para las empresas, fundamentalmente en lo relativo a la cotización de los trabajadores o la “laxitud” con la que, en muchos casos, se redactan las leyes.

Así lo ha asegurado el director general de la Patronal del Transporte por Carretera ASTIC, Ramón Valdivia, en cuya ponencia ha hecho un repaso por los principales puntos del acuerdo alcanzado en Bruselas y ha recordado que este consenso –tardío, debido a las discrepancias dentro de los propios grupos parlamentarios- aún debe ser refrendado con el Consejo Europeo y la Asamblea de Transportes, por lo que su aprobación definitiva quedará, con total seguridad, en manos del Gobierno que salga de las urnas del 26 de mayo y no llegará hasta finales de año.

La Fundación Corell ha organizado esta jornada para abrir un debate necesario en el sector

Acceso al mercado, trabajadores desplazados o descanso en cabina

Según Valdivia, el cambio normativo en Europa con respecto al transporte por carretera es necesario para “llenar lagunas” y reaccionar ante la última incorporación en bloque a la UE de una decena de países con grandes diferencias entre sí y con los antiguos Estados miembro. “Hay que hacer algo para evitar que las flotas crecientes de países del este acaben por arrasar las flotas de otros países”, ha asegurado, aunque ha alertado sobre el riesgo de que la rigidez de las normas que se crean para evitar comportamientos ilícitos o desleales termine afectando, en un sector complejo de regular, a las compañías que siguen las reglas del juego.

En este sentido, el director general de ASTIC ha celebrado que el Parlamento Europeo haya rebajado las restricciones iniciales del Consejo en lo relativo al cabotaje -el transporte dentro de un mismo país por parte de una empresa extranjera-, que han pasado, entre otras cosas, de solicitar que este tipo de operaciones tengan que distanciarse hasta quince días unas de otros a pedir un periodo de “enfriamiento” de solo 60 horas. El resultado es una normativa “favorable, dentro de la malo, a las empresas españolas”, en las que más de dos tercios de sus operaciones internacionales incluyen una de cabotaje.

Otro de los aspectos más polémicos que se ha conseguido perfilar de una forma más favorable para el sector español es la aplicación a los conductores de las empresas de transporte de la directiva europea de trabajadores desplazados. “No son trabajadores desplazados en el sentido que establece la directiva, que está pensada para otros sectores”, ha insistido Valdivia y ha explicado que, aunque no han conseguido que sus conductores queden fuera de esta, sí se ha logrado una ley especial para el sector, de modo que sus trabajadores no se vean afectados por las leyes de la directiva cuando realicen un transporte bilateral: los que se realizan de ida y vuelta entre el país de origen de la empresa y otro –o viceversa- con mercancía en ambos sentidos e incluyendo los países en tránsito. Este tipo de operaciones constituyen el 70 por ciento de las realizadas por empresas españolas, por lo que el representante de la patronal considera que el sector patrio no saldrá tan mal parado.

La jornada ha tenido lugar en la sede de la CEOE (Foto: Chema Barroso)

Además, Valdivia ha incidido en la dificultad de aplicación efectiva de la nueva norma que –a la luz de una sentencia judicial- prohíbe la realización del descanso semanal obligatorio en la cabina de los vehículos o de la limitación de la flexibilidad actual para acumular descansos para la vuelta a casa. También ha alertado del “peligro” de una directiva de seguridad social que propone que las cotizaciones de los empleados se paguen en los países en los que se trabaje principalmente. “Esto habrá que ver cómo se hace y puede suceder que un trabajador no tenga derechos en ningún país porque no haya cotizado suficiente en ninguno de ellos”. Algunos de estos casos demuestran, según el director de ASTIC, la “lejanía de los legisladores, que no tienen mucha relación con los empresarios reales”.

Respecto al acceso a la profesión, con el objetivo de combatir las empresas “buzón” y el dumping social, a las normas ya existentes se ha unido un requisito fundamental, que es que la empresa debe tener una actividad real en el país de establecimiento. Sin embargo, según Valdivia, es algo que no está bien definido, salvo aspectos como tener un parking en el que aparcar los vehículos, que cada vehículo haga al menos 1 viaje desde o hacia su país de origen cada 4 semanas, además de aplicar la legislación laboral del país en el que está constituida la empresa. El trabajador deberá ser tratado según la legislación del país en el que habitualmente ejerce su labor, lo cual también necesita una aclaración. "El transporte tiene tanto derecho como el resto a internacionalizarse, pero hay que definir los factores que introducen distorsiones en la competencia o prácticas desleales, que hacen daño en la cuenta de resultados y en la imagen del sector", ha resumido.

Rott y mesa redonda

La segunda parte de la jornada ha estado dedicada al análisis del nuevo Reglamento de Ordenación del Transporte Terrestre (ROTT), recién aprobado por el Gobierno y que ha levantado críticas tanto de la patronal como de los sindicatos.

La jornada ha cerrado con una mesa redonda integrada por Víctor García Biel, director de Recrusos Humanos de la empresa Vía Augusta; Emilio Cardero, secretario general de Transportes de UGT; Mario Martín Moreno, secretario general Sector de Carretera de CCOO; y Rafael Barbadillo, presidente de CONFEBÚS.

CCOO ha propuesto un salario mínimo europeo para los transportistas

En ella, se han repasado, además de los dos grandes temas abordados durante la jornada, otros asuntos de actualidad -y de fricción- en el sector. García Biel ha considerado favorable la definición de la figura del gestor de transporte que se propone desde Bruselas y ha puesto el acento en que, independientemente de los cambios organizativos o de ampliación de recursos económicos que motivará la nueva normativa en las empresas, el problema de los recursos humanos ya existe: no hay conductores profesionales para cubrir la oferta de empleo. Un extremo negado con rotundidad por el representante de CCOO, Mario Martín: "No faltan conductores, faltan condiciones salariales dignas; la salud laboral, la inseguridad, la falta de arraigo, etc. están echando a los conductores del sector; la profesión debe hacerse atractiva y aplicar coeficientes reductores".

Martín ha destacado que el paquete de movilidad deja a todo el mundo insatisfecho, porque se habían creado grandes expectativas y se ha perdido la oportunidad de abordar el desarrollo de la logística para evitar el dumping social. En cuanto a los trabajadores desplazados, Mario Martín propone solucionar las complejidades en el caso concreto del sector del transporte por carretera con la creación de un salario mínimo europeo.

Por su parte, Rafael Barbadillo ha explicado que en el sector de transporte de viajeros el futuro estará marcado por la Ley de desindexación, creada durante los años duros de la crisis, que supone desvincular la revisión de los precios de los contratos públicos del IPC, estableciendo limitaciones que hace inviable que se revisen los precios de los contratos de más de cuatro años. En cuanto a la liberalización de los servicios de más de 100 Kilómetros, ha señalado que “el Parlamento deja libertad a los estados para que organicen sus sistemas, por lo que, afortunadamente, el sistema español no cambia. Además, vamos a trabajar para que el sector quede fuera de la Euroviñeta, con el objetivo de no aumentar los precios del transporte de viajeros".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.