www.madridiario.es
Un grupo de taxistas se salta un control policial y accede a la M-40, vía que han cortado.
Ampliar
Un grupo de taxistas se salta un control policial y accede a la M-40, vía que han cortado. (Foto: MDO)

La protesta de los taxistas corta la M-40

lunes 21 de enero de 2019, 07:39h

La huelga de taxi en Madrid para exigir una regulación inmediata del sector VTC ha arrancado este lunes con un seguimiento del cien por cien y una multitudinaria concentración de vehículos en las inmediaciones de Ifema con cerca de un millar de coches, según han informado fuentes del sector. A la protesta por el centro de Madrid, que ha arrancado en la Puerta del Sol frente a la sede del Gobierno regional y ha recorrido la Gran Vía antes de llegar a Cibeles. Por la tarde, un grupo de los concentrados en el entorno del recinto ferial se han desplazado a la M-40 y han cortado el tráfico en la autopista.

La huelga del taxi ha arrancado este lunes con diferentes protestas en toda la capital. A mediodía, y tras la fallida reunión de Garrido con los representantes de las asociaciones, los manifestantes han avanzado hasta localizar las protestas en la Puerta del Sol y Gran Vía.

Al medio día, los taxistas se han concentrado en la Puerta del Sol para advertir a la Comunidad de Madrid de que no van a dar "ni un paso atrás" hasta obtener una regulación inmediata del sector VTC, sobre todo en lo relativo a los tiempos de la precontratación de estas plataformas. Durante la protesta, se han escuchado consignas como "Guerra, guerra, guerra", "Ni un paso atrás" y " Manos arriba, esto es un atraco". También se han observado pancartas como "El taxi de Madrid exige que se cumpla la legalidad', "Sardinero dimisión (en referencia al director general de Transportes).VTC Gürtel" y "Uber compra políticos y no cumple la ley". A su vez, diversos manifestantes han traído carteles con lemas como "10 años engañados", "En el futuro cabemos todos, pero regulados" "100.000 familias a la ruina, regulación ya". Los portavoces de las asociaciones han señalado que tras la reunión la huelga continúa porque ven "insuficiente" el planteamiento de la Comunidad de Madrid.

Por otro lado, un centenar de taxistas también se ubica en la estación de Atocha para informar a la población de las reivindicaciones del sector, al igual que ocurre en la T-4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. También se producen concentraciones en la estación sur de autobuses de Méndez Álvaro, en la T-1 y T-2 del aeropuerto y en otros puntos destacados del transporte intermodal de la capital. En Ifema, los vehículos del taxi se suceden en la avenida Capitán de España donde se deja un carril por sentido para la circulación.

"El seguimiento de la huelga es del cien por cien, no hay un taxi libre en Madrid", ha manifestado el miembro de la Junta Directiva de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, José Miguel Fúnez, para relatar que también se han desplazado a la capital compañeros de Extramadura, Bilbao y Valencia.

Fúnez ha señalado que la movilización de Madrid es clave para mostrar las dificultades que padece el sector en relación a la proliferación de vehículos VTC, dado que la región soporta el 70 por ciento del total de este tipo de automóviles, pues a las casi 6.700 licencias que operan en Madrid se unen otras 1.500 desplazadas desde otras autonomías a la región.

El portavoz de la Federación Profesional del Taxi recalca que el paro se desarrolla sin incidentes y ha querido pedir disculpas a los usuarios y clientes del sector. No obstante, ha destacado que la situación es "insostenible" por un problema "generado por las administraciones".

De hecho, ha acusado a la consejera de Transportes, Rosalía Gonzalo, y el director general de Transportes de la Comunidad de Madrid, Pablo Rodríguez Sardinero, de ser "incapaces" tras varios meses de plantear una regulación a nivel regional que permita asegurar la proporción de 1/30 licencias que marca la normativa.

Algunos incidentes

A pesar de que la jornada está transcurriendo con tranquilidad en términos generales, la tensión ha aumentado en algunos momentos. A primera hora de la tarde, un grupo de manifestantes se ha saltado un control de la Policía Nacional y ha bajado desde el recinto ferial de Ifema hasta la M-40, vía que han cortado.

Antes,un grupo de taxistas que se concentraban en la calle Alfonso XII han increpado pasadas las 10:30 a vehículos VTC al grito de "piratas" y "ladrones" cuando circulaban o paraban a recoger clientes en esta zona. Este grupo de taxistas se ha desplazado a esta calle cercana para exigir a la Policía que reclame a estos vehículos la hoja de ruta, documento que acredita la precontratación del servicio.

Agentes de Policía Nacional y Municipal están desplegados en el lateral de esta calle para evitar incidentes. Los taxistas, muchos de ellos con chalecos amarillos, han proferido gritos al ver a vehículos VTC que paraban en esta zona.

A su vez, viajeros que llegan a Atocha optan por ir a calles cercanas para quedar con los conductores de estas plataformas o con particulares de cara a llegar a su destino. Un momento de tensión se ha producido sobre las 10:30 cuando agentes han parado a un vehículo VTC de cara a pedirle documentación.

Los taxistas han visto cómo el pasaje salía del coche y el vehículo proseguía su marcha. Esta situación ha indignado a los taxistas que reclamaban que se le multara. También se han podido escuchar gritos de "corruptos". "Es mi puesto de trabajo", ha comentado uno de ellos cuando conversaba con un viajero que estaba esperando un vehículo.

Pasadas las 10:00, se ha producido otro pequeño altercado cuando un vehículo de VTC ha parado en la raqueta que hay junto a la gasolinera, dirección avenida Ciudad de Barcelona, para recoger a unos viajeros. Los taxistas concentrados han empezado a gritar y a decir que a eso se llama "robar".

Los viajeros, en busca de alternativas

La huelga está teniendo impacto en las diferentes estaciones de transporte, como en el caso de Atocha, donde diversos viajeros tratan de buscar alternativas para continuar con sus desplazamientos al centro de la capital, ya sea por servicios de alquiler de coche eléctrico, transporte público o recurriendo a familiares.

Esta situación tiene incidencia en la estación del AVE en Atocha, donde diversos viajeros se concentran en la salida de la avenida Ciudad de Barcelona con sus maletas, de cara a buscar alternativas para llegar a su destino. La Policía Nacional, por su parte, vela por que no haya incidentes mientras que la Policía Municipal de Madrid se encarga de regular el tráfico.

Por otro lado, un grupo de jóvenes han explicado que conocían la convocatoria de huelga de transportes y estaban esperando en Atocha para decidir si optaban por una compañía de alquiler de vehículo eléctrico en Madrid o por utilizar un autobús de la EMT.

Otro grupo detallaba a su vez que habían contactado con un particular para que se desplazara a recogerles a Atocha. Preguntados por si pensaban optar por plataformas VTC para seguir su trayecto, han contestado que no. "No creo que se atrevan a venir aquí", ha subrayado uno de ellos.

Uno de los portavoces de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Jesús Fernández, ha explicado que el inicio de la jornada de paro "total" se está desarrollando de forma "tranquila" y que los clientes se muestran "receptivos" cuando explican los motivos de la huelga.

También ha subrayado que el sector del taxi puede llegar a desplegar hasta medio millón de servicios en la región y que ahora no hay ningún taxi libre. Una de las concentraciones destacadas es la que se produce en Ifema, con medio centenar de taxistas en estos momentos. Aparte, ha comentado que se despliegan servicios mínimos y que en Atocha, por ejemplo, se ha dado traslado al hijo de una mujer que requería ir al Hospital Ramón y Cajal para un tratamiento de diálisis.

De momento, según ha comentado, no se están produciendo incidentes con los vehículos VTC y que los taxistas concentrados simplemente profieren pitos y 'bocinazos' cuando ven circular alguno por las inmediaciones.

Los taxistas tienen aparcados sus vehículos pero sin la señal verde que indican que están activos. Se suceden las concentraciones en las principales estaciones de tren y autobús de la ciudad, como las de Méndez Álvaro, Chamartín, Avenida de América y el aeropuerto de Barajas. En Atocha se deja carriles de paso para los vehículos particulares puedan acceder y salir del aparcamiento.

Lo mismo sucede en las paradas de taxi, donde se ven a taxis aparcados pero sin prestar actividad, como en el caso de Legazpi y otros puntos de la almendra central.

"Los taxistas están exigiendo que se cumpla la ley en la Comunidad de Madrid con la proporción de una licencia VTC por cada 30 taxis", ha insistido el portavoz de la Federación Profesional del Taxi de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios