www.madridiario.es
Concentración de la Plataforma de Afectados por Madrid Central frente al Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid en rechazo a las restricciones al tráfico en el centro de la capital con la presencia de Begoña Villacís y José Luis Martínez-Almeida.
Ampliar
Concentración de la Plataforma de Afectados por Madrid Central frente al Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid en rechazo a las restricciones al tráfico en el centro de la capital con la presencia de Begoña Villacís y José Luis Martínez-Almeida. (Foto: Javier Bernardo)

El PP pide medidas cautelares contra Madrid Central, Garrido la ve "una locura" y Ahora Madrid amenaza con ir a Bruselas

lunes 29 de octubre de 2018, 13:56h
La aprobación en Junta de Gobierno Extraordinaria del decreto que permitirá la puesta en marcha de Madrid Central el próximo 30 de noviembre no ha amainado el temporal en torno a la entrada en vigor de la nueva APR. Al contrario. El PP en el Ayuntamiento ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo y ha pedido medidas cautelares; el Gobierno de Ahora Madrid ha anunciado que acudirá a la UE si continúa la "escalada de acoso" por parte del Ejecutivo de la Comunidad, que este mismo lunes ha vuelto a la carga contra la medida, "una auténtica locura", según Garrido. Además, la Plataforma de Afectados por Madrid Central ha anunciado "acciones de protesta".

Las aguas siguen revueltas en torno a la entrada en vigor de la nueva APR Madrid Central. El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Madrid ha interpuesto un recurso contencioso-administrativo "contra la ordenanza de Movilidad por la que se regula Madrid Central" y han solicitado medidas cautelares.

Así lo ha avanzado este lunes el portavoz de la formación, José Luis Martínez-Almeida, durante la concentración de la Plataforma de Afectados de Madrid Central en la Plaza de Cibeles el día que se ha firmado el decreto para regular la medida. En opinión de Almeida, el decreto se ha firmado "a las ocho de la mañana" y "sin previo aviso" debido a una "voluntad de imposición sobre un determinado modelo del centro, que perjudicará no solo al centro sino al conjunto de la ciudad".

En este sentido, ha lamentado la "deslealtad institucional del Ayuntamiento con la Comunidad de Madrid". "No puede ser que el viernes se sienten con la Comunidad a tratar de ver cuáles son las soluciones en transporte público, y después se apruebe este decreto a los dos días. ¿Qué estudio tiene? Ninguno. Si tuviera voluntad de entendimiento no se hubiera presentado con un folio de 10 hojas", ha lanzado. Por ello, Almeida ha reiterado que Madrid Central es una medida "improvisada, chapucera", realizada como "banderín de enganche electoral" y "adoptada a espaldas de madrileños, del interés general de la ciudad".

Será el PP, tal y como ha indicado Almeida, quien "revertirá este disparate" si llega a al Alcaldía tras las elecciones municipales de 2019. "No será el Madrid Central de Carmena, centro será un distrito en el que se dialogue; el PP hará todas las modificaciones que sean necesarias para que no se convierta en una ratonera", ha añadido a continuación.

A las críticas se ha sumado la portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, para quien Madrid Central nace con "una mayoría exigua" y "sin consenso en ningún momento". "Con nosotros no han hablado, no se ha aprobado ninguna enmienda, no se ha buscado el consenso en ningún momento, que creo que es fundamental, porque representan una mayoría exigua, que se basa en un concejal, que son 6.000 votos", ha explicado Begoña Villacís durante la concentración de la Plataforma de Afectados de Madrid Central a las puertas de Cibeles.

Enfrentamiento Ayuntamiento-Comunidad

Mientras, y después del espejismo de calma que apareció en la mañana del viernes tras la reunión en el Consorcio, el presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, ha insistido en que llevarán Madrid Central a los tribunales si no se paraliza porque tal y como está planteado es "una auténtica locura". Garrido ha defendido que con el proyecto no está haciendo "oposición por oposición" sino que considera que es su obligación como presidente de la Comunidad, "actuar con contundencia". "Esto no es serio", ha lanzado.

Garrido ha quitado importancia al hecho de que el viernes ambas administraciones tuvieran un trato más cordial en la comisión delegada del Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM). El dirigente cree que quizás hubo una "malinterpretación" de las palabras de la consejera de Transportes, Rosalía Gonzalo, o que no siempre se está acertado a la hora de expresarse. El dirigente ha defendido que la "idea siempre ha estado clara desde el principio". Primero, atender a un principio de "lealtad institucional" que era escuchar al Consistorio. "Una cosa es escuchar y otra cosa es estar de acuerdo. Tenemos claro que este proyecto debe paralizarse y paralizarse sine die", ha lanzado. Para el presidente madrileño el proyecto está avalado por la misma cantidad de papeles que la remunicipalización de BiciMad: "ninguno".

Por su parte, la delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Inés Sabanés, ha avanzado que el Gobierno municipal planteará "requerimientos y comunicaciones a la UE" si continúa la "escalada de acoso" por parte de quienes "pretenden vulnerar el principio constitucional de autonomía local", en referencia al Ejecutivo regional, dado que "las competencias en calidad de aire y en ordenación de la movilidad de la ciudad corresponden a este Ayuntamiento". Sabanés ha concretado que el llamamiento se dirigiría a la Comisión Europea, que es quien hizo el primer requerimiento. "Si hay quien torpedea esto es que está dispuesto a asumir la sanción", ha recalcado.

Al respecto, Garrido ha espetado que le parece "muy bien que vaya a Europa, Asia, América y a Oceanía si lo cree conveniente" pero que él acudirá a los tribunales españoles "que es donde toca ir si uno cree que están haciendo cosas que están mal hechas".

También la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, ha lamentado la "irresponsabilidad terrible" del PP y Ciudadanos para con Madrid Central, y ha afeado las "amenazas contra la autonomía local" por parte del Gobierno regional de la Comunidad de Madrid.

La Plataforma continúa las protestas: "Así, no"

Además, la Plataforma de Afectados por Madrid Central ha anunciado este lunes que emprenderán una batería de "acciones de protesta" para "volver a la Mesa de diálogo" de la medida, que a su juicio "rompió" el Ayuntamiento, con el objetivo de que Madrid Central nazca de forma "coherente y razonable".

Bajo una gran pancarta con el lema 'Madrid Central. Así NO!', la Plataforma, en voz de la comerciante de Centro Isabel García Yáñez, ha leído un comunicado en el que ha asegurado que la puesta en marcha de Madrid Central puede generar "una auténtica contestación ciudadana".

Han cargado contra la "incapacidad" del área de Medio Ambiente y Movilidad para "promover un auténtico debate participativo", así como su "arbitrariedad" a al ahora de tomar decisiones, "analizando de forma aislada el problema de la accesibilidad". De nuevo, los afectados de Madrid Central han lamentado la "improvisación" en todo el proceso de gestión de la medida. Esto se ha puesto de manifiesto "con las concesiones simbólicas y atropelladas de la última semana, aplazando una semana la entrada en funcionamiento de Madrid Central, como si el problema de Madrid Central se resolviera evitando el 'Black Friday'". Por todo ello han manifestado que "el decreto de la junta no va a paralizar sus actuaciones" y han pedido a la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, "volver a la mesa de trabajo para negociar".

El portavoz de la plataforma, Pascual Medel, ha trasladado a los medios de comunicación el Ayuntamiento "rompió el compromiso de sentarse a negociar" una propuesta que afecta "a muchas hectáreas y a muchos colectivos". Entre los diversos "problemas" a los que tendrán que hacer frente los comerciantes, Medel ha asegurado que a partir de ahora se les tratará como "ciudadanos de segunda". Esto se debe a las autorizaciones y pases de cortesía que concede el Consistorio. "Con las APR teníamos 20 pases de cortesía, y uno por propietario de local, y aunque ahora paguemos, se nos ha quitado", ha expresado a continuación Medel, quien ha precisado que "la utilización del coche no es un capricho".

Sobre el cambio de flotas, ha querido saber "quién" les va a ayudar, "con qué ayudas". Ha criticado que Madrid Central, medida de la que están a favor siempre que sea "razonable", se lleve a cabo sin tenerlos en cuenta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.