www.madridiario.es
Jarras y vasos de cristal han sustituido las botellas de plástico en los Plenos.
Ampliar
Jarras y vasos de cristal han sustituido las botellas de plástico en los Plenos. (Foto: Javier Bernardo)

Botellas 'madrileñas', jarras en hostelería y más fuentes públicas para potenciar el agua de grifo en Madrid

lunes 23 de julio de 2018, 07:00h

Promocionar el consumo de agua de grifo con recipientes 'personalizados' y una buena red de fuentes públicas. Son dos de los compromisos que el concejal socialista Chema Dávila pedirá al Ayuntamiento de Madrid en el Pleno de este martes. Beben su origen en tres principios básicos: reconocimiento del saneamiento como derecho humano, mantenimiento del agua como bien público y protección de la calidad de la potabilidad. El cambio de hábitos también se reflejaría en una reducción del uso de plásticos, otro de los objetivos.

El PSOE pedirá este martes que Madrid suscriba el manifiesto ProGrifo y se una al proyecto Blue Communities. El objetivo del concejal Chema Dávila es "implicar al Ayuntamiento en la adopción de prácticas de buena gobernanza relacionadas con el agua", lo que "conlleva conceptualizarla como bien público y reconocerla como derecho humano universal".

En la práctica, eso se traduce en "garantizar que todas las personas, independientemente de su situación económica, tengan acceso a un mínimo vital de agua, que, además, ha de tener unas condiciones de calidad razonables".

Más agua de grifo, menos plásticos

Hay más. Si la proposición socialista sale adelante, como previsiblemente ocurrirá, Madrid tendrá recipientes personalizados: es una de las acciones de ProGrifo para fomentar el consumo de agua de grifo, ya que "el agua es un bien escaso, por lo que hay que hacer un uso sostenible del mismo", explica Dávila a Madridiario.

En las 'ciudades ProGrifo' la ineludible concienciación se ve 'empujada' por el reparto de envases de cristal diseñados expresamente para cada urbe y dirigidos a diferentes públicos: jarras para hostelería y botellas de uso doméstico, entre otros. ¿El objetivo? "Potenciar un cambio de hábitos y de consumo ante un bien que es fundamental", recalca el edil socialista.

Existen más razones para abrir el grifo y beber: "Tenemos que rebajar el consumo de agua embotellada para reducir el uso de plástico", señala el concejal, que también habla de "potenciar un cambio de hábitos alimenticios", ya que, recuerda, "el agua es mucho más sana que los refrescos, por ejemplo".

Más jarras de cristal, menos botellas de plástico

Se contempla otra forma de 'animar' el consumo de agua de grifo: con una red de fuentes públicas bien diseñada y de calidad, es decir, que atienda lugares estratégicos y que funcione. "Hay que estudiar dónde se ubican y cuidar el mantenimiento. El Ayuntamiento ya está haciendo algo en este sentido", subraya Dávila, que pone el acento en la importancia de que la Administración sea "pionera" y "garante". Pone un ejemplo: "Antes, durante los Plenos, cada concejal tenía su botella de plástico; ahora tenemos jarras y vasos".

Ese es el camino que señala el PSOE, que va a "intentar que la puesta en marcha de la iniciativa sea inmediata", ya que considera que "el cambio de hábitos hacia un uso más sostenible del agua no se puede dejar para la siguiente legislatura".

El Pleno decide si Madrid es ProGrifo y Comunidad Azul

"El agua es un bien imprescindible del que tienen que hacerse responsables los servidores públicos. Tienen que ofrecerla con las mayores garantías de salubridad y abundancia para permitir el desarrollo digno de la población". Así empieza el manifiesto ProGrifo en defensa de la gestión pública del agua.

Unas líneas más adelante, advierte que "en las sociedades occidentales, donde el abastecimiento está habitualmente garantizado a la casi totalidad de la población, las Administraciones han de avanzar más allá del estricto servicio de abastecimiento".

Así, habla de "una responsabilidad implícita en mejorar la calidad de vida del conjunto de la sociedad" y "facilitar el acceso" a agua potable "allí donde se desarrollen las actividades cotidianas". Todo ello porque, recuerda ProGrifo, "es la bebida de consumo principal en cualquier dieta saludable y equilibrada".

Cádiz, Córdoba o Zaragoza son algunos de los ayuntamientos que ya se han adherido a la marca ProGrifo, lanzada por la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (Aeopas). Madrid puede ser la siguiente ciudad en hacerlo: el concejal del PSOE Chema Dávila se lo pedirá al Pleno este martes.

Su proposición también hace referencia al proyecto Blue Communities (Comunidades Azules), nacido en Canadá en 2011, al que ya se han sumado Berlín o París para reconocer el acceso al agua y al saneamiento como derechos humanos. Asimismo, el compromiso con dicha iniciativa se refleja en la promoción del agua del grifo o en la instalación de fuentes públicas, entre otras acciones. El edil también quiere que Madrid se convierta en Comunidad Azul.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.