www.madridiario.es
Obras de la exposición 'Rembrandt. Obra gráfica', en el Museo Lázaro Galdiano
Ampliar
Obras de la exposición 'Rembrandt. Obra gráfica', en el Museo Lázaro Galdiano (Foto: Javier Bernardo)

Los grabados inéditos de Rembrandt se exponen en el Lázaro Galdiano

viernes 06 de abril de 2018, 07:59h
El Museo Lázaro Galdiano conserva un conjunto de cincuenta estampas de Rembrandt, uno de los mejores grabadores de la historia del arte junto a Durero, Goya y Picasso. Las obras mostradas en la exposición Rembrandt. Obra gráfica son representativas de su trayectoria en el arte del grabado y permiten ver su evolución desde los primeros grabados hasta sus interpretaciones más libres, dominadas por un magistral uso del aguafuerte.

Rembrandt grabó alrededor de trescientas láminas desde 1628 hasta 1665 alcanzando una gran reputación en su época, llegando a ser más conocido por su obra gráfica que por sus pinturas o dibujos. En sus grabados trató la misma variedad de asuntos que en su pintura aunque destacan especialmente los retratos, autorretratos, escenas de género o paisajes, los temas bíblicos incidiendo en las vidas de los patriarcas Abraham, Jacob y José, y en la vida y pasión de Cristo.

Las dificultades económicas obligaron a Rembrandt a vender su taller de estampación y, con ello, se dispersaron las láminas. Clement de Jonghe (1624-1677), impresor y amigo, fue el primero en poseerlas. De él pasaron al marchante y coleccionista Pieter de Haan (1723-1766) hasta llegar al grabador francés Claude H. Watelet (1718-1786), coleccionista y gran admirador de la obra de Rembrandt. Algunas de las estampas editadas en este periodo están presentes en la muestra como Abraham e Isaac, Jacob acariciando a Benjamín, Jacob y Laban, Jesús y la samaritana, Cristo en la cruz, Músicos ambulantes, el Retrato de la madre de Rembrandt o el célebre Descendimiento estampado por Justus Danckerts (1635-1701) en los últimos años del siglo XVII.

De Watelet las láminas llegaron a poder del grabador Pierre-François Basan (1723-1797) y de él a su hijo Henri Louis, algunas de estas estampaciones, conocidas como 'impresiones Basan', pueden verse en esta exposición –La Sagrada Familia, Circuncisión en el establo, El tributo de la moneda, La resurrección de Lázaro, Autorretrato o El pintor y la modelo–. Posteriormente, las láminas pasaron al editor August Jean y al grabador Auguste Bernard que realizaron nuevas impresiones y, en 1906 al coleccionista Alvin-Beaumont que conmemoró el III Centenario del nacimiento de Rembrandt con varias ediciones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.