www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Las Cortes Españolas funcionaron entre 1943 y 1977
Ampliar
Las Cortes Españolas funcionaron entre 1943 y 1977 (Foto: Congreso de los Diputados)

Franco secuestra el Congreso "por Dios y por España"

viernes 16 de marzo de 2018, 08:03h
Durante la dictadura, el franquismo empleó el Congreso de los Diputados para blanquear su imagen. Las Cortes, que representaban solo las variantes de la misma ideología autoritaria del régimen, funcionaron durante diez ominosas legislaturas en las que el pluralismo y el sufragio universal brillaron por su ausencia. La primera sesión de esta larga ruptura del accidentado parlamentarismo español comenzó tal día como hoy hace 75 años.

La primera vez que el franquismo empleó el Congreso de los Diputados para intentar legitimar su régimen fue a la hora de la siesta de un 16 de marzo de 1943. En su discurso, el primer presidente de las nuevas Cortes Españolas, el marqués de Bilbao y Eguía, no dejaba dudas de hasta dónde irían en sus tareas los sentados en los escaños. "La consigna es clara: por Dios, por España y a las órdenes del Generalísimo Franco", dijo antes de levantar una gran ovación.

El régimen dictatorial que se instaura en abril de 1939 supone "una larga y abrupta ruptura no solo con el pasado inmediato sino también con una trayectoria de parlamentarismo y liberalismo", interrumpida por momentos pero que comienza un siglo antes con las Cortes de Cádiz, informa el Congreso en su web. La continuidad de Francisco Franco hasta su muerte en 1975 al frente de la jefatura de Estado y, hasta 1973, también al frente del Gobierno "marca el carácter personalista del régimen", un carácter que por supuesto se dejaría ver en estas cortes.

Sociedad sometida y sin pluralidad

Aunque suene obvio decirlo, en este tiempo, la Carrera de San Jerónimo nunca reflejó el pluralismo de una sociedad sometida por una dictadura. Falangistas, tradicionalistas, carlistas y monárquicos se repartieron durante cuatro décadas los asientos según fuera necesario para garantizar el equilibrio que sostuvo a Franco en su puesto y siempre preservando su papel colaborador, subordinado.

Como recuerda el Congreso, la falta de autonomía e independencia institucional se ponía de manifiesto ya desde la elección de su órgano directivo, la Mesa. Durante tres décadas, su composición nacía de la voluntad del Gobierno y solo a partir de 1967 una parte era nombrada por la Cámara en un timidísimo movimiento de renovación.

El "tercio familiar"

Lo más llamativo a ojos democráticos era, por supuesto, la composición de estas Cortes. La normativa franquista estableció una compartimentación representativa de los sectores sociales del país. Así, había procuradores miembros de nueve 'gremios': ministros y consejeros nacionales, alcaldes y representantes de municipios, Consejo de Estado y tribunales de justicia, universidades y reales academias, sindicatos, cámaras de comercio y colegios profesionales. Franco también nombraba a "las personas más sobresalientes dentro de las jerarquías eclesiástica, militar, administrativa o social". Además, había un "tercio familiar" que se decidía en elecciones en las que solo podían votar cabezas de familia y mujeres casadas y entre una nómina de candidatos donde no cabía la oposición. Hasta 1976, muerto el dictador, no se permitieron los grupos parlamentarios.

Las comisiones, según recuerda el Congreso hoy, fueron el único órgano con cierta capacidad deliberante al ocuparse del estudio de los proyectos de Ley y dictaminarlos. Opinión, eso sí, con poca continuidad. El Pleno se limitaba a aprobar estos dictámenes sin apenas debate ni presentación de enmiendas, "ejerciendo así una mera tarea de afirmación de los dictados del Gobierno".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.