www.madridiario.es

8 de Marzo: contra la brecha de las pensiones

jueves 01 de marzo de 2018, 08:09h

Como es sabido, los sindicatos de clase CCOO y UGT nos hemos incorporado a la convocatoria mundial de huelga general del 8 de marzo, planteada por el movimiento feminista internacional para impulsar la permanente reivindicación de igualdad, porque la desigualdad no se sostiene en una sociedad desarrollada en pleno siglo XXI.

También es conocida la movilización permanente encabezada por el sindicalismo de clase en defensa de unas pensiones dignas, fundamentalmente desde que la última reforma de 2013 proclamara que la revalorización de las pensiones se limite al 0,25 por ciento mientras exista déficit de la Seguridad Social que es la situación que provoca el Gobierno en la actualidad. Y a esto, se ha añadido el factor de sostenibilidad que incorpora, a partir de 2019, un recorte en la pensión proporcional al aumento de la esperanza de vida. Una reforma en la que si aplicamos todas las ecuaciones, observamos que la tendencia es perder un 40 por ciento de poder adquisitivo en los próximos treinta años.

Hoy jueves, pensionistas de todas España vuelven a salir a las calles en una reivindicación que va de la mano con la del 8 de marzo. La jornada de movilización internacional promovida por el movimiento feminista tiene dos caras de una misma moneda: contra la violencia machista y contra la brecha salarial.

Esa brecha salarial no es más que otra forma de violencia contra las mujeres con efectos en su presente y en su futuro. Esto es, la brecha salarial de hoy también implica que crezca la brecha en las cada vez más diezmadas pensiones de mañana.

Según los datos del Ministerio de Empleo, la Seguridad Social aporta ocho mil millones de euros mensuales en el pago de pensiones. La mayoría de quienes se benefician de ellas son mujeres, pero sus cuantías son mucho menores que las de los hombres.

A diciembre del pasado año, el 51,4 por ciento de las pensiones contributivas del sistema (4.931.713) las reciben las mujeres, frente al 48,6 por ciento percibidas por varones (4.659.961).

Dicho esto, la pensión media de jubilación percibida por mujeres alcanzó en diciembre la cuantía de 791 euros, frente a los más de 1.240 euros recibidos, de media, por los hombres. Es decir, una diferencia de 450 euros.

La explicación de esta brecha se explica fundamentalmente por la diferencia de salarios entre hombres y mujeres durante su vida activa. Es más, la brecha de la pensión ronda el 35 por ciento, un 10 por ciento más que la salarial.

Con vistas al futuro es imprescindible romper con las diferencias salariales, evidentemente no bajando los salarios a los hombres, sino subiéndolo a las mujeres. Además, hay que facilitar el acceso, la permanencia y la salida del mercado laboral de las mujeres. Hay que insistir permanentemente para cambiar esta cultura patriarcal que castiga a las mujeres con “tics” tan patéticos como preguntar a las mujeres en las entrevistas de trabajo si están casadas o si tienen intención de quedarse embarazadas.

Igual que casarse o tener hijos no es considerado un “problema” para un varón que se incorpora al mercado laboral, no debe serlo para una mujer. Hay que evitar, también con la mirada puesta en la pensión del futuro, que las mujeres abandonen el mercado de trabajo tras ser madres.

Del mismo modo hay que generar una cultura que rompa el rol de mujer cuidadora. En la actualidad, el 90 por ciento de los permisos y excedencias para el cuidado de mayores y menores son solicitados por mujeres. Por ello, reivindicamos también una negociación colectiva con perspectiva de género que respete todos los derechos de las mujeres y que incentive a los hombres a solicitar permisos y excedencias.

También en este escenario hay que exigir unas políticas con servicios sociales públicos que realicen esa labor cuidadora que tantas veces imposibilita mantener un puesto de trabajo.

El 8 de marzo también es la jornada para exigir el fin de la brecha de las pensiones, un derecho reconocido en el artículo 50 de la Constitución y que el Partido Popular, tan constitucionalista para asuntos simbólicos, está torpedeando como todo aquello que implica más estado de bienestar y libertad.

Jaime Cedrún
Secretario general de CCOO de Madrid

Jaime Cedrún

Secretario general de CCOO Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.