www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Puñalada en el costado en nombre de Martín Merino

Puñalada en el costado en nombre de Martín Merino

viernes 02 de febrero de 2018, 07:50h
El 2 de febrero de 1852, el cura Merino aprovechó un despiste de la guardia real para asestarle una puñalada a la reina Isabel II. No conseguiría asesinarla. En su lugar, moriría él, al ser condenado al garrote vil.

Nacido en Arnedo, La Rioja, Martín Merino Gómez ingresó de jóven en un convento franciscano de Santo Domingo de la Calzada. En 1813, se ordenó sacerdote en Cádiz, pero su ideario liberal le obligó a exiliarse más de una vez en Francia.

En 1822, fue detenido por insultar al rey Fernando VII. El 2 de febrero de 1852, intentó asesinar a la reina Isabel II con una navaja de Albacete de segunda mano comprada en el rastro, por lo que fue condenado al garrote vil.

Aquel día, la reina fue a la iglesia de Atocha a recibir misa, Martín Merino se coló entre en gentío usando sus ropas sacerdotales y suplicó a los guardias que le dejaran ponerse en primera fila para entregar a la reina un memorial. Cuando la monarca estuvo lo suficientemente cerca, el cura Merino le dejaría para la memoria una puñalada en el costado.

De acuerdo con su propia declaración, no tenía nada personal contra Isabel II, pero reconoció su enfado con los reyes y su falta de justicia.

"Siempre he creído que en España no había justicia, y ahora me convenzo al ver que sigo con vida", dijo ante el tribunal. Como nunca desmintió el acto ni su intención, por lo que el regicidio en grado de tentativa se resolvió pronto.

El 7 de febrero de 1852, Martín Merino, una vez despojado de sus derechos sacerdotales, murió en el garrote vil ante toda la presencia del pueblo de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.