www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Las uvas de Sol, responsabilidad de cosecheros alicantinos
Ampliar
(Foto: Kike Rincón)

Las uvas de Sol, responsabilidad de cosecheros alicantinos

viernes 22 de diciembre de 2017, 20:30h
Tal día como hoy en 1909 se inicia la tradición de tomar las uvas para que los cosecheros de Alicante se deshagan de excedente.

Todo el mundo -o casi- está de acuerdo en que las doce uvas que tradicionalmente se comen a las doce de la noche el último día del año simbolizan la abundancia, además de cumplir deseos. Este, junto al de ponerse ropa roja para despedir el año o llevar dinero en el zapato, es uno de los ritos que no falla en casa de millones de españoles cada 31 de diciembre.

Eso sí, donde no todo el mundo está de acuerdo es en el debate que hay para aclarar el inicio de esta costumbre. El más extendido, eso sí, es el que responsabiliza a los agricultores de Alicante que, tal día como hoy en 1909, decidieron popularizar esta tradición para darle salida al excedente de uva que tuvieron a principio de siglo.

En cambio, otra teoría muy extendida es la que señala que los madrileños ya conocían esta tradición en 1897, cinco años después de que el entonces alcalde de Madrid, José Abascal y Carredano, decidiera imponer una tasa de un duro a todos aquellos que quisieran salir a recibir a los Reyes Magos el cinco de enero. De tal forma, privados los madrileños que no tuvieran el dinero de esta noche de fiesta, muchos de ellos se animaron a celebrar la Nochevieja en la puerta del Sol.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • La 'culpa' de las uvas viene de Alicante

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    8298 | Juan Doe - 01/01/2018 @ 08:17:16 (GMT+1)
    Se ha extendido la versión de que comer uvas en Nochevieja data de 1909 cuando hubo una enorme cosecha en Alicante y quisieron promocionar su consumo popularizándolas como "uvas de la suerte". El caso es que una quincena de años antes de aquello apareció en la prensa de Madrid este artículo: LAS UVAS BIENHECHORAS La costumbre ha sido importada de Francia, pero ha adquirido entre nosotros carta de naturaleza. Hasta hace pocos años eran muy contadas las personas que comían uvas el 31 de Diciembre al sonar la primera campanada de las doce de la noche. Hoy se ha generalizado esta práctica salvadora, y en cuanto las manecillas del reló señalan las doce, comienza el consumo de uvas más ó menos lozanas. Es cosa indiscutible, según algunos autores; las uvas, comidas con fe la última noche del año viejo, proporcionan la felicidad durante el año nuevo. Cómelas la casada para ver si consigue modificar el carácter del esposo irascible; la soltera para inflamar el corazón del galán indiferente y desdeñoso; la viuda para llegar á las segundas nupcias, y la fea, en cualquier estado, para conseguir el mejoramiento de las facciones que le ha legado naturaleza. Hay enfermo que confia más en las uvas que en todos los específicos del mundo. El Imparcial, 1 de enero de 1894.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.