www.madridiario.es

COMISIÓN DE CORRUPCIÓN

Alberto Ruiz-Gallardón, expresidente de la Comunidad de Madrid, comparece en la comisión de investigación de la corrupción de la Asamblea de Madrid.
Ampliar
Alberto Ruiz-Gallardón, expresidente de la Comunidad de Madrid, comparece en la comisión de investigación de la corrupción de la Asamblea de Madrid. (Foto: Kike Rincón)

Gallardón defiende la compra "ética" de Inassa: "Si otros han obrado mal, es su responsabilidad"

viernes 15 de diciembre de 2017, 17:06h
El expresidente de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha comparecido este viernes en la comisión de investigación sobre corrupción política de la Asamblea de Madrid, centrada en esta sesión en la compra de Inassa por parte del Canal de Isabel II en 2001, cuando él era jefe del Ejecutivo. El también exalcalde ha insistido en definir como "legal, beneficiosa y ética" la operación porque "el dinero público no se vio perjudicado", aunque ha admitido que él no sabía que se realizaría. Gallardón, como ya hiciera unas horas antes su exconsejero Pedro Calvo, ha aprovechado para atacar a Ignacio González con un lamento algo extraño para un exministro de Justicia: "Quien tiene intención de aprovecharse de la política para beneficio propio, no tiene límite legal que se lo impida", ha advertido.

Con él, todo se hizo bien. Aunque ni siquiera fuera él el que decidiese sino sus colaboradores. Este ha sido el argumento básico del expresidente de la Comunidad de Madrid, exalcalde de la capital y exministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, para librarse de cualquier sospecha con forma de Lezo que pudiera caerle en la comisión de corrupción política de la Asamblea de Madrid celebrada este viernes.

El que fuera máximo responsable del Gobierno regional en 2001 ha defendido la compra de Inassa ese año a través del Canal de Isabel II. Esta adquisición, efectuada en Panamá, era el objeto de la sesión, a la que han acudido los otros tres comparecientes citados. Muy combativo, Gallardón se ha mostrado "profundamente orgulloso" de todo lo que, a su juicio, la oposición política al PP está "intentando ensuciar", tal y como ha reprochado nada más empezar al parlamentario de Podemos, Miguel Ongil.

"Legal y ético"

Aunque ha insistido en que en su momento no participó ni supo de la compra de esta empresa, ni que se hacía a través de otra sociedad en ese paraíso fiscal -Aguas de América-, el expresidente ha aprovechado ante los representantes de los cuatro grupos políticos para ensalzar la operación. "Lo que autorizaron mis consejeros lo hubiese autorizado exactamente igual", ha sentenciado.

"Siendo legal y beneficioso para los madrileños, me parece ético", ha llegado a aseverar tras un tenso intercambio con el diputado de Ciudadanos (Cs), César Zafra. "El dinero público no se vio perjudicado, ni un euro se perdió", ha resumido el exregidor.

En esta línea, ha pedido a la parlamentaria socialista Encarnación Moya que no tenga "jamás ninguna duda" de que ninguno de los gobiernos que ha presidido "haya podido hacer algo que no se haya ajustado a la legalidad". "Luego podremos haber hecho algo acertado o equivocado", ha admitido mínimamente.

"Por cortesía parlamentaria" para no añadir nada a lo ya dicho en la comisión, Gallardón no ha respondido las preguntas de la prensa (Kike Rincón)

Tres informes

Gallardón ha justificado que aquella compra "se hizo con tres informes [uno interno y dos externos]" a favor y ha insistido en que "nadie puede dudar de que fue una buena operación y que el resultado ha sido bueno".

El expresidente ha aprovechado para definir Canal Extensia [empresa del Grupo Canal Isabel II encargada de adquirir la mayoría accionarial de Inassa] como "empresa-vehículo". "No es una empresa-pantalla", ha reprochado al parlamentario 'naranja'.

Conversaciones con González

Gallardón ha sido el último en de los cuatro citados de la jornada en pasar por la comisión. Lo ha hecho solo, sin paseíllo previo, y tras el que fuera su consejero de Medio Ambiente, Pedro Calvo, quien ha sido especialmente duro con su excompañero de partido Ignacio González.

A lo largo de su comparecencia, que ha durado una hora y veinte minutos, ha rechazado "rotundamente" cualquier pacto con el sucesor de Esperanza Aguirre o alguien de su entorno en el marco de las pesquisas judiciales por la Lezo: "Nunca he hablado con el señor González sobre el Canal de Isabel II desde que dejamos la política", ha asegurado.

Esta no ha sido la única referencia al expresidente investigado. "Si otros han obrado mal, es su responsabilidad, no la mía -ha insinuado-. Quien tiene intención de aprovecharse de la política para beneficio propio, no tiene límite legal que se lo impida", ha lamentado el exiministro de Mariano Rajoy.

Antes de dar por concluida su visita al parlamento de Vallecas en el que un día reinó, Gallardón ha dejado un recado a los diputados. Les ha recomendado que "no dejen de investigar" y "despejen toda duda" porque, ha pontificado, "los hechos son tozudos y demuestran que todo lo que se hizo en aquellos años se hizo de acuerdo a la Ley".

Bravo recurre al Consejo de Transparencia la negativa del Canal para acceder al expediente completo

El presidente de Adif y exconsejero de Hacienda de la Comunidad de Madrid, Juan Bravo, ha asegurado que la compra de Inassa en 2001 era una de las operaciones más relevantes del Canal de Isabel II en esos momentos, "una más" en esa época, y que no habló de esta adquisición con el expresidente regional Alberto Ruiz-Gallardón, informa Europa Press.

En la comisión de investigación sobre corrupción en la Asamblea, Bravo también ha asegurado que su ánimo es "esclarecer" cualquier "sombra" vertida sobre la gestión del Gobierno regional en el año 2001, que fue a su juicio "impecable" y desea que la "verdad" coloque "a cada uno en su sitio".

Además, ha subrayado que el Consejo de Gobierno simplemente aprobó la creación del Canal Extensia para comprar la empresa en su extensión de actividad en Latinoamérica y el permiso de endeudamiento de cara a acometer la operación, pues esas eran exclusivamente su competencia por ley.

En consecuencia, ha apuntado que este órgano no tenía por qué conocer la fórmula para realizar la compra, a través de la Sociedad Aguas de América en Panamá, pues eso correspondía al consejo de administración del Canal de Isabel I, transacción que contaba que contaba con garantías económicas y jurídicas.

Así lo ha detallado Bravo en su comparecencia en la comisión de investigación sobre corrupción política en la Asamblea de Madrid para explicar la operación de compra de la empresa Inassa por parte del Canal, que inició la extensión en Latinoamérica de la entidad.

El exconsejero ha explicado a la comisión que ha solicitado al Canal a través del portal de Transparencia el expediente completo sobre el acuerdo del consejo de administración, petición que ha sido denegada y que recurrirá al Consejo de Transparencia.

Sí ha obtenido el expediente completo del acuerdo del Consejo de Gobierno sobre la autorización de la creación del Canal Extensia y el acuerdo de endeudamiento para comprar el 75 por ciento de la empresa Inassa.

En este sentido, ha indicado que en esa documentación no se recoge la fórmula de adquisición de esas acciones, a través de la Sociedad Aguas de América en Panamá, pues no era competencia del Consejo de Gobierno, dado que sus funciones simplemente era inventariar el sector público y aprobar importes económicos que no estaban presupuestados inicialmente.

Al respecto, Bravo ha agregado que Aguas de América no pertenecía al sector público de la Comunidad de Madrid y que, por tanto, ese dato no tenía que incluirse en el expediente, para insistir en que el modelo para la compra era facultad del Canal. En este sentido, ha insistido en que ello fue "no por ánimo de ocultación", sino que la legislación establecía claramente las competencias de cada órgano.

Los aspectos concretos sobre la compra en Panamá era competencia del Canal, indicando que daba por válido lo manifestado por otros comparecientes al no haber podido tener acceso al expediente completo de la decisión, y se contaba con informe que aludía que un informe técnico externo recogía tres opciones y que una de ellas era la compra de Inassa a través de una sociedad panameña se debía hacer con la disolución inmediata de Aguas de América.

Además, el actual presidente de Adif ha recalcado que la creación del Canal Extensia era la fórmula de salvaguardar al Canal de Isabel II de cualquier riesgo y ha recordado que el informe externo encargado también reflejaba que era la mejor formula para salvaguardar a la entidad.

A su vez, cree que desde el punto de vista económico la operación de compra de Inassa fue "rentable" y contribuyó a mejorar el abastecimiento de agua en varias zonas de Latinoamérica.

Juan Bravo, presidente de Adif, comparece en la comisión de investigación de la corrupción de la Asamblea de Madrid.
Ampliar
Juan Bravo, presidente de Adif, comparece en la comisión de investigación de la corrupción de la Asamblea de Madrid. (Foto: Kike Rincón)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.