www.madridiario.es
Las diferencias entre Forex y Bolsa que encontramos a la hora de invertir
Ampliar
(Foto: Pixabay)

Las diferencias entre Forex y Bolsa que encontramos a la hora de invertir

jueves 26 de octubre de 2017, 18:47h

Tener el dinero “parado” en el banco hace que, debido a la constante inflación, pierda valor y que su nivel de vida llegue a encarecerse en un futuro. La solución a esto es tener tus ahorros en constantes inversiones, ya sean en activos físicos o intangibles.

Según su función, ya sea activo negociado o fase de negociación, existen diferentes tipos de mercados financieros, pero podríamos resumirlos en los 5 más importantes, en los que Forex y Bolsa cobran más relevancia para el inversor privado.

El mercado de valores

El mercado de valores, también conocido como Bolsa, es una organización privada que se encarga de reunir a empresas en busca de acreedores con inversores que buscan una rentabilidad de capital. Existen una serie de requisitos que una empresa debe cumplir con si quiere “salir a bolsa” y empezar a cotizar. Entre estos, el más importante es que el capital social mínimo de una empresa que quiera cotizar en bolsa sea mayor de 1,2 millones de euros, estando repartidos entre sus accionistas y sin que nadie llegue a poseer más del 25%.

Una característica diferenciadora del mercado de valores es que permite la negociación de renta fija y renta variable, llegándose a ampliar con los derivados. Las permutas, los contratos de opciones y de futuros son valores negociados derivados que replican el valor de un activo subyacente. Por otro lado, los bonos y las letras del Tesoro permiten una rentabilidad fija.

Características y atractivos del Forex

Activo negociado. En el mercado de divisas únicamente se negocia la cotización de la moneda y esto se hace en pares. Las más importantes son 8: el dólar americano, el yen, el euro, el franco suizo, la libra esterlina y el dólar australiano, canadiense y neozelandés.

Dispersión geográfica. El no emplazamiento permite que cualquier persona en cualquier parte del mundo pueda operar en Forex, lo que conlleva un gran número de intervinientes y transacciones.

Comisiones. Los traders no llegan a pagar tantas comisiones. Los brókeres cobran el spread, que varía según el tipo de bróker y el apalancamiento del inversor.

Alta liquidez. Al ser un mercado global, que opera las 24 horas del día y con un gran número de operaciones, ofrece una gran liquidez.

Diferencias entre Bolsa y Forex

Aparte de las que encontramos intrínsecamente, dado la naturaleza de los diferentes mercados y su funcionamiento, podemos señalar dos:

Plazo de inversión. El inversor en Forex es más cortoplacista que el de Bolsa, dado que la volatilidad del mercado y su liquidez le permiten obtener una rentabilidad en un corto plazo de tiempo. Las inversiones en Bolsa suelen tener un rédito a medio/largo plazo, bonos y obligaciones, fijando sus obligaciones de pago en fechas futuras o en el caso de acciones, el inversor puede obtener una rentabilidad en el reparto de dividendos o en la venta de las mismas.

Información. Vemos todos los días cómo noticias de sucesos, ya sean económicas o geoestratégicas, afectan a los mercados. En este aspecto reside la mayor diferencia: en Bolsa las empresas deben remitir información a la CNMV periódicamente y de manera puntual ante un hecho relevante, con el objetivo de que el mercado sea lo más transparente posible. Existe la posibilidad del uso de “información privilegiada”, aunque completamente prohibido, y esto aventaja a un inversor que conoce la tendencia que tendrá la cotización de ese activo. En cambio, este tipo de información es inexistente en Forex.

Según las necesidades del inversor se optará por invertir en un mercado u otro. Forex suele ser un espacio dedicado a la especulación. En cambio en la Bolsa, con la opción de invertir en renta fija, el inversor puede encontrar una rentabilidad más segura.

Las diferencias entre Forex y Bolsa que encontramos a la hora de invertir
Ampliar
(Foto: Pixabay)