www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Ventura Rodríguez.
Ampliar
Ventura Rodríguez. (Foto: Lara Menéndez)

Ventura Rodríguez, el arquitecto que cimentó el Madrid barroco

viernes 25 de agosto de 2017, 18:07h
Tal día como hoy en 1785 moría Ventura Rodríguez Tizón, arquitecto nacido en Ciempozuelos. Funcionario municipal y maestro mayor de la Villa, a él pertenecen los diseños del Hospital General, San Francisco el Grande, la iglesia de San Bernardo, la casa de Correos y todas las fuentes del Paseo del Prado, entre otros muchos monumentos madrileños.

El 14 de julio de 1717, día de San Buenaventura, nacía en Ciempozuelos el hijo de Antonio Rodríguez Pantoja y Jerónima Tizón de Espinosa. Descendiente de una gran estirpe de arquitectos, Ventura Rodríguez Tizón pasaría a la historia como uno de los mayores urbanistas madrileños.

Su carrera profesional empezó a los 14 años, cuando fue contratado como delineante en la obra de la muralla del parterre del Palacio. Cinco años más tarde, Filippo Juvarra, supervisor de esa construcción, se fijó en las dotes de aquel joven que apenas rozaba la veintena de edad y lo llevó consigo para trabajar en el Palacio Real Nuevo. Juvarra murió al año siguiente pero su sucesor, Giovanni Battista Sacchetti, arquitecto mayor de Fernando VI, siguió confiando en Rodríguez y le convirtió en su segundo de a bordo.

Tras proyectar en 1745 el túmulo erigido en la madrileña iglesia de San Felipe el Real por el cardenal Molina y en 1748 la sacristía para la capilla de San Isidro en San Andrés, su reputación y su empleo al servicio del Rey no podían dejar de hacer de Ventura Rodríguez una figura cada vez más destacada en el Corte madrileña. Entonces recibió el primer encargo de importancia: una iglesia patrocinada por los duques de Berwick y Liria, la parroquia de San Marcos. Esta construcción es un claro ejemplo del estilo que abanderó el diseñador de Ciempozuelos y que marcó la enseñanza de todos los alumnos de la Academia de San Fernando, a la que estuvo ligado toda su vida.

El año 1760 fue decisivo para la carrera del arquitecto. En él proyectó y dirigió las arquitecturas efímeras con las que Madrid se engalanó para la entrada oficial de Carlos III: los arcos triunfales de las calles de Santa María y Carretas, los ornatos de la calle de la Platería y los de la Puerta del Sol y la Plaza Mayor. Sin embargo, la llegada de don Carlos dejó, entre abril y junio de 1760, a Sacchetti y a Rodríguez al margen de las obras reales en beneficio del palermitano Francisco Sabatini, nombrado arquitecto principal de Palacio y Sitios Reales. En consecuencia, la actividad de Ventura se volcó en el servicio a la villa de Madrid como su arquitecto y fontanero mayor.

En la década siguiente comenzó a actuar como maestro mayor del duque de Liria y del marqués de Astorga. Para el primero, proyectó y dirigió el Palacio de Liria (1770-1774) y para el segundo el Palacio de Altamira (1772). En 1775 proyectó las fuentes del paseo del Prado.

Un año antes de su muerte, de la que este sábado se cumplen 232 años, Ventura Rodríguez fue retratado por Goya en 1784 y de esa obra, hoy en el Museo de Estocolmo, se conserva en Madrid una copia de 1794 realizada por Zacarías González Velázquez. Ventura, como antes su padre, se casó tres veces y enviudó otras tantas, aunque, a diferencia de su progenitor, en ninguno de estos matrimonios encontró descendencia.

Su calle 'quitapesares'

El arquitecto nacido en Ciempozuelos cuenta en la actualidad con una calle en la ciudad que le vio convertirse en uno de los grandes. Ordenada y sencilla, la vía que lleva el nombre de Ventura Rodríguez fue bautizada así en el año 1869. Antes, su nombre era el de 'Quitapesares' debido a que, cuando Madrid no era el monstruo de grandes construcciones que hoy conocemos, un paseo por esta callejuela permitía observar una gran panorámica de la Casa de Campo que hacía que las penas se fueran 'volando'.

Cibeles y sus secretos

Una de las obras más conocidas de Ventura Rodríguez es, sin duda, la fuente de la diosa Cibeles. Este monumento que acompaña al Palacio que ahora es la sede del Ayuntamiento de Madrid aguarda varios secretos que pocos madrileños conocen.

Su cercanía al Banco de España no es ninguna casualidad, pues muchas crónicas periodísticas apuntan a que si el edificio sufriera un robo, todas sus habitaciones se inundarían. Este agua procedería del agua de la fuente, gracias a la canalización de la misma por las tuberías del subsuelo.

Lo más característico de esta estructura es que alberga todas las celebraciones de los aficionados del Real Madrid, aunque no fue siempre así. Hasta 1991, los atléticos y los madridistas compartían lugar de celebración. Fue en ese año cuando ambos conjuntos se enfrentaron en una final de la Copa del Rey, los colchoneros decidieron que las aguas de la Cibeles estaban "infectadas" y trasladaron sus fiestas a la plaza de Neptuno, construcción también diseñada por Rodríguez.

Huellas de Ventura Rodríguez en Madrid.
Ampliar
Huellas de Ventura Rodríguez en Madrid. (Foto: Lara Menéndez)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.