www.madridiario.es

WORLD PRIDE

Escaparate de souvenirs en la carrera de San Jerónimo por la celebración del World Pride Madrid 2017.
Ampliar
Escaparate de souvenirs en la carrera de San Jerónimo por la celebración del World Pride Madrid 2017. (Foto: Kike Rincón)

El Ayuntamiento hace balance del World Pride: 17 por ciento de extranjeros, sube el gasto y dos millones van la marcha

viernes 07 de julio de 2017, 14:31h

Entre el miércoles 28 de junio y el domingo 2 de julio en el centro de la capital el gasto total directo fue de 115 millones de euros, un 15 por ciento más respecto a un periodo normal. En el conjunto de la ciudad, llegó a los 390 millones. Además, la presencia de extranjeros fue del 17 por ciento, cinco puntos más que en ediciones anteriores. La marcha del día 1 concentró a dos millones de personas.

El World Pride 2017 ha supuesto una importante inyección económica para la ciudad de Madrid. Entre el miércoles 28 de junio y el domingo 2 de julio, en el centro de la capital, en la denominada ‘zona World Pride’ –barrios de Sol, Palacio, Justicia, Cortes, Universidad, Argüelles, Embajadores, Recoletos, Jerónimos y Castellana– el gasto total directo fue de 115 millones de euros, un 15 por ciento más respecto a un periodo normal. Este desembolso supone el 30 por ciento del total de gasto realizado en la metrópoli durante el World Pride 2017 (unos 390 millones de euros).

De acuerdo al análisis basado en las transacciones con tarjetas bancarias facilitados por BBVA Data & Analitics, los mayores incrementos de gastos se produjeron el viernes 30 de junio y el sábado 1 de julio, con un 39 por ciento y un 19 por ciento más, respectivamente, que en cualquier fin de semana normal. Comparativamente, el gasto ha subido un 6 por ciento respecto a los mismos días de la celebración del Orgullo LGTB de 2016.

Manifestación

El número de personas que ha concentrado la celebración del World Pride en el centro (es decir, los diez barrios mencionados) se ha elevado en un 15,22 por ciento sobre un periodo normal, cuando en el conjunto de la capital el incremento ha sido del 3,48 por ciento.

La Delegación del Gobierno, además, ha cifrado en dos millones de personas los participantes en la marcha del día 1, según ha anunciado el Ayuntamiento.

Mayoría madrileña

De todas las personas que acudieron al World Pride 2017, los residentes en Madrid suponen el 42,6 por ciento, frente al 14,0 por ciento que procede del resto de la Comunidad, el 26,5 por ciento provienen del resto de España.

En cuanto a los extranjeros, supusieron el 16,9 por ciento de los asistentes. En las dos últimas ediciones, este último porcentaje se quedó en un 12 por ciento.

Expectativas "infladas" para el PP

El portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha acusado al Gobierno municipal de "triunfalismo" y de "inflar" las expectativas de los asistentes que acudirían a esta cita, en línea con otras insinuaciones desde el partido conservador esta semana.

"Quizá el equipo de Gobierno no debió haber inflado las expectativas de asistentes, porque parece ser que no se han cumplido las expectativas que durante meses ha tenido el triunfalismo de este equipo de Gobierno", ha apuntado el portavoz popular.

Transacciones

El Ayuntamiento también ha dado a conocer las cifras del uso de tarjetas de crédito y débito en las terminales de pago electrónico en la ‘zona World Pride’, que indican que durante los cinco días de la fiesta aumentó un 21,1 por ciento en relación a un período normal en esa misma zona, hasta superar el 1.200.000 de euros.

Del miércoles 28 de junio al domingo 2 de julio casi 900.000 personas han realizado transacciones con tarjeta en la ‘zona World Pride’ y cerca de 1.700.000 han hecho algún gasto.

El gasto medio por transacción es de 50,48 euros, un 4,38 por ciento inferior a unos días normales en la misma zona. Este descenso se debe, básicamente, a la bajada del gasto medio por operación en moda, restauración y ocio.

Sube el gasto de los residentes y del resto de la Comunidad, pero baja el de los extranjeros, un 8,74 por ciento, mientras que el de las personas procedentes del resto de España disminuye un 12,38 por ciento.

Todos estos datos se traducen en que el desembolso con tarjetas supera los 60 millones de euros, superando al estimado, según cuota de uso, en metálico.

Patrones de consumo

El porcentaje de uso de las tarjetas es sensiblemente diferente según el sector. Así, el mayor porcentaje de gasto es en moda, con un 38,33 por ciento, seguido a gran distancia de la restauración, un 12,65 por ciento, y el alojamiento, un 10,65 por ciento.

Precisamente, el desembolso en alojamiento procede casi exclusivamente de residentes fuera de la metrópoli madrileña, especialmente debido al alojamiento de los extranjeros. Y sobre un periodo normal se produce un crecimiento del gasto en moda del 31,89 por ciento y de retirada de cajero del 58,8 por ciento.

Gasto por barrios en la zona World Pride

En la mayoría de los barrios ha aumentado el gasto –Recoletos, Justicia y Castellana–, mientras que en Palacio, Jerónimos y Cortes ha disminuido respecto a un periodo normal. El barrio que más gasto ha concentrado ha sido el de Recoletos, seguido de Sol, Universidad y Justicia y Jerónimos.

Impacto mediático

La celebración del World Pride en la capital española ha supuesto un impacto publicitario equivalente a 66.786.337 de euros en prensa, televisión, radio e Internet y 3.467.025.400 impactos de audiencia, según Kantar Media, empresa líder de seguimiento y medición de medios.

Durante el periodo completo de la celebración, del 23 de junio al 2 de julio, se registraron en los medios de comunicación españoles más de 4.900 noticias, 2.886 son de Internet.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.