www.madridiario.es
Ordenador portátil
Ampliar
Ordenador portátil (Foto: BDI)

Cómo y dónde comprar un ordenador portátil de segunda mano

Quien más quien menos cuenta con un ordenador, como mínimo, en su casa. Bien para cuestiones más personales o profesionales lo que está claro es que el uso que se le da es, prácticamente, diario. Por muy bueno que sea el ordenador que se compró, antes o después, se empezará a notar que queda un poco anticuado y toca una renovación.

Si ya has pasado por esta situación habrás podido observar que son muchas las ofertas de las que se dispone hoy en día en el mercado. Y, entre todas ellas, destaca la opción de optar por un equipo ya usado, como los portátiles de segunda mano de Info Computer. Esto puede salir más que rentable, pero también puede ser la peor compra de tu vida. Desde aquí te ayudamos a saber en qué cosas tienes que fijarte para conseguir un buen ordenador de segunda mano por un precio económico.

  1. Para empezar hay que tener muy claro qué es lo que se quiere y qué uso se le va a dar. No será igual tener un ordenador para ojear, de vez en cuando, los emails, que tenerlo como herramienta de trabajo. En las tiendas de segunda mano cuentan con un amplio abanico. Busca lo que, de verdad, te interesa y exige que estas tiendas te den garantía.

  2. Siempre que tengas dudas, pregunta. Una de las mejores maneras de encontrar el ordenador que quieres es por Internet. Las tiendas que se han especializado en este sector cuentan con profesionales detrás que pueden atenderte y asesorarte. Resulta muy útil hacer la búsqueda en la Red porque puedes comprar más fácil, pero también has de tener en cuenta que el aspecto que tenga el ordenador es importante. Sobre esto, tan sólo aclarar que aunque se vea perfecto por su estado exterior es posible que no lo esté tanto por dentro. Lo dicho, pregunta cuándo se compró y qué uso se le ha dado. Algunos ordenadores se emplean sólo para dejarlos conectados 24/7 y realizar descargas por eso su apariencia es impecable.

  3. Revisa bien la pantalla. Hay otros aspectos que no son tan vitales y sirven para ahorrar unos euros (como puede ser el desgaste de las esquinas de un portátil por haberlo movido mucho de sitio y haber empleado una funda), pero las pantallas son de los elementos más caros de reparar. Ten en cuenta si tiene o no píxeles muertos, con qué iluminación cuenta y si tiene algún desperfecto visible.

  4. Comprueba la batería. Por norma general, los portátiles suelen contar con una batería que, de no dársele un uso adecuado, es prácticamente inexistente. Puede que en tu caso eso no sea importante y con el cable te valga, pero has de tenerlo en cuenta para valorar su precio.

  5. En cuanto al precio puedes encontrarte verdaderas gangas de entre un 20 y un 60% más baratas que el precio original. Los informáticos suelen renovar sus equipos por su trabajo y no los tienen demasiado tiempo. Dar con uno de estos ordenadores es lo mejor que puede pasar.

  6. Por supuesto, también es recomendable revisar que el resto de los elementos (conectores, conexión WiFi, almacenamiento...) funcionan bien. Si es una empresa seria así será y tendrán hasta diferentes categorías para ofrecer sus productos. La mejor señal, como dijimos, es que den garantía.