www.madridiario.es
Helio Rodríguez y Begoña Valle protaginizan El rey Lear y yo
Ampliar
Helio Rodríguez y Begoña Valle protaginizan El rey Lear y yo

La obra de Shakespeare revive en la Sala Arapiles 16 con El rey Lear y yo

jueves 02 de marzo de 2017, 16:56h
La Sala Arapiles 16 acogerá desde el 2 de marzo hasta el 2 de abril El rey Lear y yo, una reinterpretación del clásico de Shakespeare dirigida por Manuel Calzada Pérez, Premio Nacional de Literatura Dramática 2013, y protagonizada por Helio Pedregal y Begoña Valle.

Arapiles 16 acoge hasta el próximo 2 de abril un reto mayúsculo: el de reinterpretar un Shakespeare como siguiente paso a un Premio Nacional de Literatura Dramática. El valiente: Manuel Calzada Pérez. La obra: El rey Lear. Los cauces: unos enormes Helio Pedregal y Begoña Valle sobre el escenario, dejándose la piel en esta versión del libreto del dramaturgo británico en la que se escarba en el proceso mismo de la interpretación y la construcción de la identidad, en el paso del tiempo y, precisamente, los retos vitales.

Calzada retuerce la obra original, en la que se narran los últimos años de un viejo rey que intenta despojarse de todo lo superfluo para así avanzar ligero de equipaje hacia la muerte. Al repartir su reino entre sus hijas, comete el error de repudiar a la única sincera e inicia un camino a través del abandono, la miseria y la locura hasta alcanzar la sabiduría, aunque tal vez entonces sea demasiado tarde. Su única compañía: un pobre bufón que no sabe mentir. La versión del granadino Manuel Calzada presenta a un viejo actor (Helio Pedregal) que tiene una cuenta pendiente con El Rey Lear y con la vida. Con ayuda de su compañera (Begoña Valle), ensaya la función para poder llegar a saldar esa deuda algún día y reconciliarse con su hija. En ese juego entre la dramaturgia y la vida se sitúa El rey Lear y yo, con la que Calzada llega a la sala madrileña tras superar -a base de trabajo, de teatro- el doble filo del éxito.

El director reconoce que después del rotundo éxito de El Diccionario, que le valió el Premio Nacional de Literatura Dramática en 2013, la presión de no poder igualar el listón marcado por esta pieza se apoderó de él. “Cuando te dan un premio importante, puede pasar que te amarguen la vida para siempre. A mí por poco me ocurre. Después de El diccionario, ¿qué más puede uno escribir que aguante la comparación, no sólo del público, sino de uno mismo?”, afirma.

Por ello, con El rey Lear y yo se encuentra ante uno de los retos más difíciles de su carrera. “Puestos a retos imposibles, decides no medirte con tu obra anterior, sino con el más grande dramaturgo de todos los tiempos. Podrá parecer un acto de arrogancia, pero en mi caso ha sido una tabla de salvación”, comenta Calzada.

El propio director presenta a los actores protagonistas de la obra: “Dos viejos actores venidos a menos que insisten una y otra vez en ensayar su parte en esta obra con la obstinación de los que necesitan” y con el objetivo de “encontrarse a sí mismos”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.