www.madridiario.es
Entierro de la Sardina del Carnaval 2017 por la Alegre Cofradía del Entierro de la Sardina.
Ampliar
Entierro de la Sardina del Carnaval 2017 por la Alegre Cofradía del Entierro de la Sardina. (Foto: Kike Rincón)

Lágrimas y sollozos entre música, gigantes y cabezudos: el entierro de la sardina pone punto final al Carnaval 2017

miércoles 01 de marzo de 2017, 17:36h

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha aplaudido en este Miércoles de Ceniza el mantenimiento de la tradición castiza del Entierro de la Sardina, que se ha tenido lugar en la madrileña Casa de Campo como punto final al Carnaval madrileño 2017.

La Alegre Cofradía del Entierro de la Sardina ha despedido este miércoles de Ceniza el Carnaval madrileño de 2017. Lo ha hecho entre lágrimas y sollozos, como corresponde a tan triste pérdida, pero en compañía de música, gigantes y cabezudos y sin olvidarse de sonreír. Los cofrades han llenado de humor y diversión su tradicional recorrido desde la ermita de San Antonio de la Florida hasta la Fuente de los Pajaritos, en la Casa de Campo, donde han dado sepultura al pescado más festivo.

Al medio día, la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, daba inicio a la procesión con una recepción a lo integrantes de la Cofradía en la Casa de la Villa, donde ha celebrado el mantenimiento de la tradición castiza del entierro de la sardina.

La regidora ha otorgado "tres o cuatro dieces" a la Cofradía por "saber guardar, observar, divertir, modificar y extender las tradiciones de Madrid, una ciudad llena de vida". Esta tradición celebrará su 250 aniversario el año que viene. Un acto que, en palabras de la alcaldesa, "va a ser sonado", ya que no ha descartado que "tanto ella como otras concejalas" se presenten vestidas de viudas.

Además, la novedad este año ha sido una nueva tradición añadida: un dulce en forma de sardina de chocolate. Para celebrarlo, el Ayuntamiento convocó un concurso para reconocer la mejor sardina y el ganador ha sido David Cristóbal, repostero de la pastelería El Cercadillo, que se ha inspirado en la multiculturalidad de Madrid combinando productos foráneos como el cacao y la canela con otros autóctonos como la almendra y la avellana.

El origen de la Cofradía se remonta al reinado de Carlos III y, según cuenta la leyenda, una partida de sardinas llegó a los mercados de la ciudad en mal estado. Para atajar el hedor, el monarca firmó un edicto ordenando el entierro de este pescado podrido en la ribera del Manzanares.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios