www.madridiario.es
edificios de viviendas de la EMVS
Ampliar
edificios de viviendas de la EMVS (Foto: Juan Luis Jaén)

Fidere comunica a la presidenta de Afectados por la Venta de Viviendas de la EMVS que debe dejar su piso

Por MDO/E.P.
lunes 05 de septiembre de 2016, 18:14h
La empresa Fidere, que gestiona las viviendas que adquirió un fondo de inversión a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo durante la etapa de Ana Botella en el Consistorio, ha comunicado a la presidenta de la Asociación de Afectados por la Venta de estos inmuebles, Arancha Mejías, que no renovará su contrato de alquiler y que debe abandonar su piso en un plazo de 30 días.

En la misiva Fidere comunica a Mejías que no renovará su contrato de alquiler en el Ensanche de Carabanchel.

Mejías había accedido a la vivienda en octubre de 2006 con un contrato de arrendamiento con protección pública, que en 2013 pasó a ser propiedad de Fidere en el proceso de enajenación de 1.860 pisos que emprendió en su día el Ayuntamiento durante la etapa del PP.

La propietaria del inmueble solicita, en virtud de la Ley de Arrendamientos Urbanos, que no procede a renovar el contrato y que debe dejar disponible la vivienda en un plazo de un mes.

Según ha manifestado la afectada, "nunca" ha tenido un mal comportamiento ni se ha retrasado en ningún pago, por lo que no entiende por qué no se le da la oportunidad de seguir viviendo en la que lleva siendo su casa durante 10 años, ya que a otros vecinos "sí se lo han concedido".

Además, Mejías ha anunciado que llevará acabo una denuncia pública, ya que cree que la causa de este trato es por ser la "cara pública" de la asociación.

Precisamente Mejías fue una de las comparecientes en la comisión de investigación municipal que aborda la venta de viviendas de la EMVS al fondo de inversión Blackstone y que gestiona Fidere.

En la sesión celebrada el 1 de julio, la presidenta de la Asociación de Afectados por la Venta de Viviendas Públicas de la EMVS declaró que Fidere era un "fondo hiena" que subía progresivamente los alquileres supuestamente sociales un 43 por ciento y limitados únicamente a tres años, cuando algunas de las promociones tenían derecho a la compra pasados diez ejercicios.

Por su parte, la primera teniente de alcalde, Marta Higueras, ha explicado a los medios que se ha puesto en contacto con Fidere para confirmar el contenido del burofax y que desde la compañía le han asegurado que no van a revisar el caso y ha añadido que la EMVS trabaja ya en encontrar una vivienda alternativa para Mejías y su familia, que con seguridad tendrá.

Higueras ha recordado que la exalcaldesa Ana Botella sostuvo al vender las viviendas de la EMVS que no cambiarían las condiciones y sólo iba a variar el nombre del arrendador, algo que se demuestra falso según la edil quien ha expresado que aquellas declaraciones estaban "fuera de lugar".

La concejala de Equidad, Derechos Sociales y Empleo ha dicho confiar en que la compañía rectifique y ha subrayado que esta empresa no es un particular que necesite la vivienda sino que ese inmueble se va a alquilar y no se "podía creer" que no fuese a dar opción a la arrendataria. Además, la edil ha subrayado que las personas alquiladas por la EMVS lo estaban por ser vulnerables y que lo siguen siendo y ha añadido que quiere pensar que "no es una consecuencia directa a haber comparecido en la comisión de investigación.

La concejala socialista Mercedes González, que forma parte del Consejo de Administración de la EMVS, ha dicho que Arancha fue "valiente" y que ha pagado el "dar la cara" y que el Ayuntamiento tiene la obligación de protegerla "hasta sus últimas consecuencias".

El consejo de administración de la EMVS se reunirá próximamente, según Higueras, para asegurar que Mejías tiene una nueva vivienda en caso de perder la actual.

Por otro lado, Antonio Miguel Carmona insta al Ayuntamiento de Madrid a denunciar a los fondos buitre. "No vamos a permitir que unos delincuentes hagan daño a los madrileños más vulnerables", señaló Carmona. "He trasladado a la alcaldesa de Madrid" -insistió Carmona", "la necesidad de denunciar a estos fondos que actúan con impunidad, vulgares macarras que tratan de intimidar a los mejores madrileños".

Para Carmona, "el Ayuntamiento de Madrid encaró la actuación de la EMVS, pero se despreocupó de las viviendas que ya se habían vendido de forma fraudulenta a los fondos buitre" "Es hora de sentarse con los fondos buitre y decirles que el Ayuntamiento de Madrid utilizará todas las medidas legales para impedir el desahucio de aquellas viviendas que fueron vendidas de forma fraudulenta".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios