www.madridiario.es

Fin a la exhumación de Franco: el dictador es reinhumado en Mingorrubio junto a su mujer

La exhumación de Franco, al detalle

jueves 24 de octubre de 2019, 09:59h

Termina un largo proceso que se anunció el 18 de junio de 2018. Los restos de Francisco Franco han llegado este miércoles al cementerio de Mingorrubio a bordo de un coche fúnebre a las 14.42 horas, más de una hora después de aterrizar en un antiguo campo de tiro de la Guardia Real que se ha utilizado como helipuerto.

El ataúd ha sido recibido por sus familiares, que habían llegado a las 14.18 horas al camposanto, situado a menos de tres kilómetros del Palacio Real de El Pardo que Franco utilizó como residencia durante su dictadura.

Dentro del cementerio esperaban el féretro, además de la veintena de familiares que podrán despedirle en la intimidad, Ramón Tejero, hijo del general golpista Antonio Tejero, que va a cooficiar una misa junto con el prior de la Basílica del Valle de los Caídos, Santiago Cantera.

Con los restos de Franco han volado desde el Valle de los Caídos su nieto Francis Franco y la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, que actúa este jueves como notaria mayor del Reino, dando fe de toda la operación de exhumación y reinhumación.

Tras salir de la cripta, Francis Franco, portavoz de la familia, ha leído un comunicado sobre la reinhumación de su abuelo. "Lo que el Gobierno presenta como una 'victoria de la democracia' no es más que un impúdico circo mediático", ha destacado.

"Estamos aquí por encima de miserias y mezquindades porque ha primado nuestra firme decisión de no abandonar jamás a nuestro familiar, cuya dignidad y memoria hemos defendido siempre", añade el comunicado.

Han agradecido las muestras de cariño y apoyo que han recibido durante este proceso de la exhumación y el respeto y consideración que han tenido algunos de los medios de comunicación al informar sobre el tema durante el último año.

La exhumación se ha llevado a cabo sin incidentes 44 años, 11 meses y un día después de ser allí enterrado. Ahora, los restos del dictador reposan en la cripta donde su esposa, Carmen Polo, fue sepultada en el Cementerio de El Pardo-Mingorrubio.

Alzando el vuelo

El helicóptero que ha trasladado los restos de Franco a Mingorrubio

El helicóptero que traslada el féretro de Francisco Franco despegó del Valle de los Caídos a las 13.40 horas en dirección al cementerio de Mingorrubio El Pardo, donde será inhumado en el panteón donde reposa desde 1988 el cadáver de la mujer del dictador, Carmen Polo.

En la aeronave, un helicóptero Cougar del Ejército del Aire destinado al traslado de autoridades y personalidades, normalmente Casa Real y Gobierno, viajaron la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, el secretario general de la Presidencia, Félix Bolaños, el subsecretario del Ministerio de la Presidencia, Antonio Hidalgo, el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Angel Oliver. En representación de la familia del dictador, su nieto Francis Franco y el letrado Luis Felipe Utrera Molina.

Mientras esperaban a entrar en el helicóptero, los representantes del Gobierno se han mantenido a una notable distancia de Francis Franco y el abogado de la familia, Luis Felipe Utrera-Molina, e incluso se ha podido ver discutiendo a Utrera Molina con Bolaños.

A pesar de que el atáud de madera donde se enterró a Franco en 1975 está dañada por el paso del tiempo -las imágenes permiten ver una raja en su base- la familia ha decidido conservar la caja y trasladarla tal cual a Mingorrubio, a pesar de que el Ejecutivo había dispuesto un nuevo ataúd ante la previsión de que el original estuviese dañado.

Dentro de la caja de madera hay otra de zinc sellada en cuyo interior está el cuerpo de Franco y que el Gobierno no tenía intención de abrir en caso de que se conservase, como era probable, en buen estado.

El féretro ha salido de la Basílica después de que los operarios lo aseguraran colocando una tabla de madera sobre su base. Se ha cubierto con una tela marrón y un pendón con el escudo de los Franco, sobre el que la familia depositó una corona de laurel decorada con lazos en forma de flor y con los colores de la bandera nacional.

El coche entra en Mingorrubio

Alrededor de las 14:42, los restos del dictador han entrado con el coche fúnebre en el Cementerio de Mingorrubio más de una hora después de aterrizar el helicóptero que le ha trasladado desde el Valle de los Caídos hasta El Pardo.

Dentro del cementerio, la familia esperaba desde las 14:18 junto con Ramón Tejero, hijo del general golpista Antonio Tejero, que cooficiará junto al prior de la Basílica del Valle de los Caídos, Santiago Cantera la misa previa a la inhumación del cuerpo de Francisco Franco.

"Es un momento para nosotros muy doloroso y desagradable", ha destacado el portavoz de la familia, Francis Franco, a la salida de la cripta donde el dictador ha sido enterrado junto a su mujer.

La pesada lápida ha sido retirada sin incidencias

Los familiares de Franco portan el féretro hasta el coche

Los operarios de la empresa contratada por el Gobierno han retirado "sin incidencias" la lápida que cubre la tumba actual del dictador Francisco Franco en la Basílica del Valle de los Caídos.

Se han ayudado de un gato hidráulico para levantar la pesada losa de granito, de 1.500 kilos, y de unos rodillos para desplazarla. Ahora se comprobará en qué condiciones se conserva el féretro.

El cuerpo de Franco se conserva dentro de una caja de zinc sellada, introducida a su vez en un ataúd de madera que podría estar deteriorado por el paso del tiempo. El Gobierno ha previsto por ello otra caja de madera para, en caso necesario, pasar el féretro al nuevo ataúd antes de trasladarlo a Mingorrubio.

Si la caja de zinc se conserva en buen estado, lo que es probable, no se abrirá para comprobar que efectivamente es el cuerpo de Franco el que se conserva en su interior. El Gobierno no lo considera necesario ya que cuando se enterró al dictador, el entonces notario mayor del Reino, el ministro de Justicia José María Sánchez-Ventura, certificó que el cadáver introducido en el ataúd era el de Franco.

Sólo si la caja de zinc estuviera deteriorada sería necesario tocar los restos directamente para trasladarlos al nuevo féretro. Un médico forense cuya identidad el Gobierno no ha facilitado por su seguridad se encargará de supervisar todo el procedimiento.

Los familiares de Franco, en la basílica

Los familiares de Francisco Franco han accedido pasadas las 10.15 horas de este jueves a la Basílica del Valle de los Caídos para asistir a la exhumación del dictador.

Se ha tratado de un grupo de 22 personas formadas fundamentalmente por los nietos del general, sus cónyuges y sus bisnietos, entre quienes figura Luis Alfonso de Borbón. Jaime Martínez Bordiú portaba una corona de laurel con una banda con los colores de la bandera de España con una única dedicatoria escrita: 'Tu familia'.

En el grupo se encontraba también el letrado de la familia, Luis Felipe Utrera-Molina, que llevaba en la mano un ramo de flores. Francis Franco también llevaba en su mano izquierda unos objetos y telas imperceptibles a ojos de la cámara.

Los familiares han llegado al Valle de los Caídos a bordo de minibuses del parque móvil del Estado que les han recogido en diferentes puntos de Madrid.

Aunque todos han accedido a la Basílica, donde ya les esperaban los representantes del Gobierno -la ministra de Justicia, Dolores Delgado; el secretario general de Presidencia, Félix Bolaños; y el subsecretario del Ministerio de Presidencia, Antonio Hidalgo- sólo serán dos los familiares que vean directamente el momento de la retirada de la lápida, en principio Cristóbal y Merry Cristóbal Bordiú.

Y es que sobre la tumba de Franco se ha colocado una carpa con techo y tapada en sus laterales que impedirá ver los trabajos de retirada del féretro de la tumba desde el resto de puntos del interior de la Basílica.

A petición de la familia, el prior de la Basílica del Valle de los Caídos, Santiago Cantera, ha bendecido los restos cuando estos han salido de la carpa, pero ningún monje benedictino más ha podido estar presente en el interior de la Basílica en ese momento.

El féretro ha sido sacado de la Basílica a hombros por cuatro de los familiares de Franco y, junto a miembros de la empresa funeraria, ha sidotransportado hasta la explanada del Valle, donde le ha esperado el coche fúnebre.

Todos pendientes de la exhumación

Más de un centenar de periodistas se colocaron desde las 7.00 horas detrás de las vallas de acceso al recinto del Valle de los Caídos, vigilando la entrada, frente al sol que emerge por el este, por la que pasarán antes de las 10.30 horas la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, y los descendientes de Francisco Franco que asistirán a la exhumación del dictador.

El acceso al Valle de los Caídos, situado en la sierra madrileña a 50 kilómetros de la capital, está custodiado por agentes de la Guardia Civil. Tras la valla, a la izquierda de la calzada, decenas de periodistas aguardaron abrigados desde las 7.00 horas, cuando llegaron en tres autobuses fletados por el Gobierno desde el Palacio de la Moncloa.

Fuera del recinto sólo hay tráfico de vehículos. De los que acceden al Valle de los Caídos, desde ambulancias hasta furgonetas con servicio de 'catering' para los informadores, y los vehículos que pasan por la carretera que une la localidad de San Lorenzo de El Escorial con la cercana autopista A-6.

Desde los coches han llegado las únicas señales de protesta a la exhumación. Un "hijosdeputa..." ha sonado en la puerta del Valle de los Caídos antes del amanecer perdiéndose a la velocidad del vehículo desde el que vociferaba un conductor. Ningún nostálgico del franquismo ha aparecido por su propio pie este jueves ante el monumento donde los restos del dictador han pasado su última noche antes de ser trasladados al cementerio de Mingorrubio, en el barrio madrileño de El Pardo.

Los únicos que han hecho acto de presencia en el Valle de los Caídos han sido unos sorprendentes manifestantes. Ayudados con muletas o en silla de ruedas, un grupo de afectados por la Poliomielitis, enfermedad que afectó a la población infantil española entre 1950 y 1964.

"Hemos venido porque este señor no nos dio la vacuna", ha explicado a Europa Press una de las afectadas que ha llegado al Valle de los Caídos. El grupo ha tenido el tiempo justo para desplegar un par de pancartas reclamando justicia antes de que los agentes de la Guardia Civil les hayan ordenado que se marchasen.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.