www.madridiario.es
    25 de octubre de 2021

parroquia de Santo Domingo de la Calzada

La Parroquia de Santo Domingo de la Calzada, situada en la Cañada Real, sufrió, este miércoles, un incendio que dañó el techo del edificio. Tras la actuación de los bombreros, que consiguieron controlar el fuego, la iglesia no ppodrá ser utilizada de nuevo hasta que no se reparen los desperfectos. A pesar de ello, el párroco asegura que no cesarán las actividades programadas en la parroquia. “Aun no sabemos donde vamos a celebrar el domingo, pero habrá misa”, asegura.

Este jueves se ha celebrado la primera Asamblea de la Cañada Real, un foro de propuestas en el que están representados vecinos y administraciones. La reunión es el punto de partida del pacto regional que pretende dar una solución a este poblado irregular que surca 16 kilómetros de sureste.

Madridiario ha visitado El Gallinero con los voluntarios de la parroquia de Santo Domingo de la Calzada para conocer sobre el terreno cuáles son las necesidades urgentes que requiere este poblado chabolista, uno de los más degradados y con menor esperanza de vida de toda Europa.

Varios miles de niños, nadie sabe a ciencia cierta cuántos, crecen en un entorno hostil, expuestos a un tráfico caótico, a las drogas y prácticamente incomunicados, a pesar de residir a pocos kilómetros de la Puerta del Sol. Así se vive la infancia en la Cañada Real.

En la zona más conflictiva de la Cañada Real, una parroquia lucha por sacar adelante a los más de 40.000 personas que viven allí. Una enorme cruz blanca señala su ubicación entre ruinas y montañas de basura.
  • 1