www.madridiario.es
    19 de septiembre de 2019

Opinión

No están todos los que son. Los que son figuras. Porque a las significativas ausencias anunciadas de Manzanares (voluntaria), el retirado Talavante, amén de la del complicadísimo Morante, se unió a última hora por su gravísimo percance en Valencia la de Enrique Ponce que le va a impedir hacer el paseíllo durante varios meses. Por lo que la empresa que encabeza Simón Casas negoció casi contrarreloj con otra figura que en principio no iba a torear, El Juli, para que ocupara los dos puestos que tenía el valenciano.