www.madridiario.es
    21 de octubre de 2019

desalojo

CAÑADA REAL

El Consistorio madrileño ha sido condenado a pagar 13.000 euros a una familia de La Cañada Real por entrar en su vivienda "sin consentimiento de los afectados" y derribarla "sin autorización judicial".

Agentes de la Policía Municipal desalojaron en la pasada noche un local en los bajos de Argüelles que contaba con precinto que no permitía su apertura. Dentro había 107 personas, de las cuales 70 eran menores y consumían alcohol.

Alumnos, profesores y demás personal de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la UPM han sido desalojados este lunes tras hallarse un obús de la Guerra Civil en las instalaciones.

Por cuarta vez, la comisión judicial ha suspendido el desahucio de la vecina del número 11 de la calle Argumosa, situada en el barrio de Lavapiés. El desalojo estaba programado para este viernes, pero finalmente no se ha llevado a cabo.