www.madridiario.es
    23 de marzo de 2019

Malasaña

MALASAÑA

El Ayuntamiento de Madrid ha presumido del funcionamiento del plan de choque que puso en marcha en Malasaña el concejal de Centro, Jorge García Castaño, tras acordarlo con los vecinos. En total, la Policía Municipal ha abierto 2.665 expedientes sancionadores en cuanto a limpieza se refiere en el distrito, de los que casi 2.000 han sido por orinar en la calle. Además, en el barrio de Universidad se han realizado 1.308 inspecciones a pisos turísticos en 2018 y se han logrado clausurar 121.

Manuela Carmena ha propuesto la creación de un comisionado para tratar la mala situación del barrio de Malasaña, centrándose en los problemas de la zona para solucionarlos de la manera más eficaz posible.

Madrid es conocida por ser una ciudad acogedora, donde cada barrio tiene su personalidad y es fácil encontrar uno en el que sentirse como en casa. Un estudio de Badi ha creado el perfil de los vecinos de los tres barrios más demandados de la capital, donde cada zona se adapta a un tipo de persona con sus gustos y aficiones.

ANUARIO 2018

2018 ha sido un año marcado por el hartazgo de las mujeres ante los diversos sucesos relacionados con la violencia de género. Además, Lavapiés se convertía en una batalla campal tras la muerte de Mame Mbaye y dos niños protagonizaban dos desgarradoras tragedias.

Un algoritmo señala el barrio de Universidad como la mejor zona para vivir en Madrid.

MALASAÑA

Que (con)vivir con el ruido en Malasaña resulta insoportable no es solo una sensación de los vecinos. Hartos de una situación que, lejos de arreglarse, se complica ad infinítum, han instalado sonómetros en algunas viviendas. Las mediciones registradas no dejan lugar a la duda.

Botellón, ruido, suciedad, proliferación de viviendas de uso turístico, drogas... Los últimos meses de 2018 han servido para que los vecinos de Malasaña se movilicen y unan fuerzas contra la 'muerte' de esta zona del distrito Centro. Decididos a seguir su lucha en el electoral 2019, ya han felicitado las fiestas a la alcaldesa. Un mensaje navideño con 'recado' incluido...

La presencia de drogas en Malasaña da un paso más. O, al menos, diferente. Al narcopiso de Tesoro 28 y el narcolocal de San Joaquín 12, ambos desmantelados y tapiados en las últimas tres semanas, se suma un narcoalmacén: varios vecinos han detectado que un domicilio del número 7 de la calle Palma está siendo utilizado para la distribución de drogas.

Los vecinos del barrio de Centro ponen fin a otra de sus pesadillas, el narcolocal de la calle San Joaquín.

Dispuesta a que su barrio no muera de éxito turístico, la plataforma SOS Malasaña sigue con sus reivindicaciones. Un camino que, comenzado hace unas semanas, parece llevar a buen puerto. Queda mucho, muchísimo, por hacer, pero los vecinos ya reconocen algún avance.

Si la felicidad va por barrios, este miércoles donde más se sintió fue en Malasaña. Sobre todo, en el triángulo que conforman las calles Pozas, Minas y Tesoro. Por allí viven, trabajan y caminan quienes más han sufrido el último narcopiso desmantelado hasta el momento en Centro.

Según ha podido saber en primicia Madridiario, el narcopiso de la calle Tesoro, una de las pesadillas que traía de cabeza a los vecinos de Malasaña desde hace, sobre todo, un año y medio, ha sido intervenido y desalojado por la Policía Nacional, que ha recibido la correspondiente orden judicial. Posteriormente, y según vecinos de la zona, operarios han tapiado el piso, ubicado en el sótano del número 28.

Una acción callejera ha empapelado Malasaña con carteles cargados de ironía para denunciar la subida de los alquileres en la zona.

"No queremos que Malasaña sea un parque temático, sino un barrio habitable y sostenible en el que la gente pueda vivir". La llamada de auxilio lanzada desde este rincón del distrito Centro, con los vecinos organizados bajo el 'grito' SOS Malasaña, parece surtir efecto. Pero los residentes piden cautela: hace solo unos días exigieron un plan de choque al Ayuntamiento, que se ha comprometido con varias medidas cuyos primeros resultados serán evaluados dentro de un mes. Quienes viven en la zona lo celebran... aunque con cautela.

El grupo de extrema derecha Hogar Social Madrid anunció ayer a través de sus redes la okupación de una antigua sede de CCOO, situada en Malasaña.

A las 5:30 horas en el barrio de Malasaña, un hombre de 61 años con una pistola simulada asaltaba un taxi. Mientras, llegó la Policía Nacional, y el atracador del vehículo salió corriendo; los efectivos consiguieron apresarle e investigan si es el artífice de otros seis atracos más en la capital de las mismas características.

El concejal-presidente de Centro ha comunicado este jueves que ha solicitado un refuerzo de la vigilancia policial "sobre todo las noches de los fines de semana" en barrios del distrito como Malasaña o Lavapiés.

Tras salir con las maletas a la calle este sábado, SOS Malasaña ha anunciado que el próximo sábado a las 11:00 volverán a protestar por su situación y realizarán nuevas acciones para revertir lo que dicen que es "un barrio fantasma".

Malasaña se asfixia, pero no quiere morir. Pisos turísticos, suciedad, botellones diarios, bares ilegales, venta y consumo de drogas... los problemas se acumulan y los vecinos dicen "basta". Este sábado cogen sus maletas y salen a la calle para lanzar un SOS: quieren que la alcaldesa les reciba, soluciones y que Madrid sepa cuál es la realidad de este barrio del distrito Centro.