www.madridiario.es
Ifema en los momentos más duros de la pandemia
Ampliar
Ifema en los momentos más duros de la pandemia (Foto: Chema Barroso)

Siniestralidad laboral en el ámbito sanitario: los sindicatos hablan de una "bolsa oculta de datos"

martes 11 de agosto de 2020, 18:48h

En un momento en el que la mayoría de trabajadores españoles realizaban sus tareas desde casa, y no desde las oficinas, cabría pensar que los accidentes laborales y, por tanto, la siniestralidad laboral debería haber bajado. Sin embargo, la situación se encuentra muy alejada de la realidad: aunque el número de accidentes laborales ha disminuido, durante el primer semestre del año fallecieron 62 trabajadores más que en el mismo periodo de 2019, llegando hasta las 354 personas. Este ascenso del 21,2 por ciento, según UGT, se ha producido a pesar del descenso de la actividad provocada por el coronavirus.

En la Comunidad de Madrid, aunque en general, los datos de siniestralidad laboral han descendido, lo que sí se ha observado, según CCOO, es que donde más han aumentado los accidentes mortales ha sido en el sector servicios, registrándose 16 muertes frente a las nueve que se produjeron en el mismo periodo del año anterior.

"En Madrid han aumentado en un 78 por ciento los accidentes mortales en el sector servicios", asegura la Secretaria de Salud Laboral de CCOO de Madrid, Carmen Mancheño, que cree que es debido, primero al peso de este sector en la economía madrileña y, segundo, por el estrés que han sufrido los trabajadores durante estos meses de crisis sanitaria. "Los ritmos de trabajo han sido bastantes agobiantes y la gente, en muchas ocasiones, ha doblado turnos porque su compañero estaba enfermo", matiza.

"Los datos oficiales no son la realidad"

A pesar de todo, los datos oficiales se desmontan por si solos mirando los contagios y fallecidos entre el personal sanitario y sociosanitario. En total, según datos del Ministerio de Sanidad, 53.797 sanitarios se contagiaron en la primera ola del Covid y, en total, 63 de ellos fallecieron hasta el 5 de junio. Sin embargo, según recogen las estadísticas oficiales del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, y difundidas por UGT, solo se han registrado, a nivel nacional, 13 accidentes mortales entre el personal sanitario, lo que pone de manifiesto, para UGT, que los datos oficiales "no se corresponden con la realidad".

En Madrid, epicentro de la pandemia, solo se ha comunicado una muerte por Covid en el ámbito laboral. "Hay una bolsa de datos que está oculta", denuncia Mancheño al contar que solo los contagios producidos a partir del 26 de mayo entre el personal sanitario son considerados accidentes de trabajo. "Todos los producidos hasta esa fecha no están reconocidos como enfermedad profesional" a pesar de que son consecuencia de un "riesgo laboral" y teniendo en cuenta que fue entre marzo y abril cuando más personal sanitario se vio perjudicado por la enfermedad. "Todos sabemos cuando fueron los momentos más duros en los hospitales".

Con estos datos sobre la mesa, Mancheño teme que de cara al segundo semestre del año la cifra de siniestralidad laboral pueda subir. Y es que en una situación de crisis económica, las empresas tendrán que llevar a cabo recortes para poder sobrevivir, lo que provocará-"porque ya tenemos referencia de la crisis de 2008"- que los empresarios, "previsiblemente", recorten en las partidas de prevención de riesgos laborales. "Todo lo que se avanzó antes de 2008 sobre riesgos laborales desapareció con la crisis", continúa.

¿Qué hay que cambiar?

A juicio de la secretaria de CCOO, el principal problema que existe en la actualidad es que los planes de prevención de accidentes laborales de las empresas "están privatizados". Ello hace que no se encuentre integrado dentro de los centros de trabajo sino que se mueve en manos de empresas externas. "Las organizaciones que se dedican a ello no tienen como fin principal proteger a los trabajadores de sus clientes sino que lo que buscan es obtener beneficios", denuncia Mancheño, que apunta a que habría que cambiar este modelo "perverso" para ver una mejora en las cifras de siniestralidad.

Para ello, esta sindicalista se muestra partidaria de que si los empresarios y administraciones no hacen sus propios planes de prevención en sus centros de trabajo, deberían entrar las políticas públicas que aumenten "los recursos en la inspección de trabajo" y que, paralelamente, establezca alianzas como el Plan Director de Prevención de Riesgos Laborales. "En la Comunidad ya vamos por el sexto firmado entre agentes sociales, empresarios y Comunidad y que está dotado de recursos económicos que permita llegar al mayor número de empresas posibles". Como cree que no se solucionará este problema es poniendo "un parche", es decir, considera mejor alternativa "hacer un modelo nuevo, "desde el inicio".

Para el coordinador de Salud Laboral de UGT, José de las Morenas, es "fundamental" que se refuerce la inspección de trabajo para que pueda controlar "el cumplimiento de la norma de prevención de riesgos laborales en los centros de trabajo" ya que es uno de los causantes de que los datos hayan ascendido en el primer sementre del año. Y aunque desde CCOO de Madrid ponen de manifiesto "el buen trabajo" realizado por la inspección de trabajo de la Comunidad de Madrid, también creen que uno de los problemas de la inspección de la región se centra en unos recursos "muy pequeños y limitados", lo que hace imposible que "puedan llegar a todas parte".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios