www.madridiario.es
Se disparan los precios de la sal, las palas y los servicios de fontanería
Ampliar
(Foto: Chema Barroso)

Se disparan los precios de la sal, las palas y los servicios de fontanería

domingo 17 de enero de 2021, 08:51h

Desde el 31 de diciembre, los meteorólogos advirtieron en varias ocasiones de la nevada del siglo en Madrid. Con las calles todavía teñidas de blanco, se podría decir que las predicciones se han cumplido y que la borrasca 'Filomena' lo ha paralizado todo, o casi todo. En esta situación, se han convertido en impresdindibles objetos como palas o sal y servicios como los de fontanería y su precio, en consecuencia, se ha disparado.

Las bajas temperaturas de la ola de frío a la que ha dado paso el temporal han helado carreteras y aceras de toda la Comunidad. Lo recomendable es quitar la nieve con una pala o escoba y después esparcir sal, evitando así que se forme hielo. Su eficacia ha hecho que la venta de este producto se haya incrementado de forma exponencial. Así lo constatan fuentes de Prodesco, Distribuidor Comercial madrieño que incluye la sal dentro de su catálogo, "nuestras demandas se han visto incrementadas, el jueves nos quedamos ya sin mercancía. Estamos esperando a poder reponer el stock", han asegurado.

La demanda de este bien lo ha convertido en un objeto preciado incluso para el propio Ayuntamiento de Madrid, que tuvo que pedir con urgencia varios camiones de sal a una empresa asturiana para poder tener almacenadas cantidad suficiente para afrontar el frente de frío. La capital también recibió el pasado lunes un convoy de 80 camiones con un cargamento de 3.500 toneladas de sal procedente de Torrevieja, cuyas salinas son las que más sal producen de España y de las principales de Europa.

Las palas han sido otro de los elementos indispensables para hacer frente a la crisis climatológica. Poder despejar la puerta de casa de nieve o sacar el coche del aparcamiento han requerido de este elemento para recuperar la normalidad en las calles. La cadena dedicada a la venta de material deportivo Decathlon tiene actualmente prácticamente en su web agotadas las existencias de palas quitanieves. Fuentes pertenecientes a la empresa distribuidora han asegurado a Madridiario que "todo lo relacionado con la gama de productos para el frío ha duplicado la demanda".

Además de las palas quitanieves o los picos, ante las condiciones meteorológicas, "efectivamente en los últimos días las prendas de abrigo y en concreto las de nieve son las más demandadas en casi todas nuestras tiendas. Las prendas que han sido más solicitadas son la ropa térmica o interior, guantes, calzado e incluso trineos", han asegurado desde la cadena. A pesar de que el stock dedicado a la nieve sea prácticamente inexistente, Decathlon sigue disponiendo "de productos en otras áreas de deporte que cuentan con características similares", han subrayado.

La demanda inminente de estos productos podría haber provocado subidas de precio no percibidas por el consumidor, pues al tratarse de bienes que no el consumidor acostumbra a comprar, no se conocen los precios previos para poder comparar. Según ha explicado Enrique García López, miembro del Departamento de Comunicación de Relaciones Institucionales de la OCU, ante las subidas del precio de productos como pueden ser las palas o la sal, el consumidor tiene poco que hacer, ya que su precio "lo fijan libremente los comerciantes. En estos aumentos de la sal o las palas el consumidor puede quejarse, pero es legal".

No obstante, Enrique García ha recordado que es importante que los consumidores tengan en cuenta que "los precios deben figurar en las páginas web o en los servicios de forma anticipada y si no hay correspondencia entre el precio que informa la empresa y el que se le cobra al consumidor, sí tiene derecho a reclamar".

Otras de las consecuencias del frío extremo ha sido que miles de madrileños hayan amanecido durante estos días sin agua en sus viviendas por la congelación de tuberías e instalaciones de agua. Incluso el servicio de emergencias de la Comunidad de Madrid, el 112, ha optado por colgar sus recomendaciones en las redes sociales. Pero a veces, estas no tienen por qué funcionar y llamar a un fontanero se convierte en una obligación.

Ante el aumento de la demanda, los clientes temen por el precio final que puede conllevar dicho arreglo. Si se quieren evitar sustos posteriores al servicio, el miembro del Departamento de Comunicación de Relaciones Institucionales ha aportado una serie de pautas que se deben tener en cuenta; "Es importante advertir a los consumidores que tienen derecho a un presupuesto y que es recomendable preguntar cuánto va a ser el presupuesto cerrado de la avería que se va a realizar antes de llevar a cabo el servicio". Asimismo, el miembro de la OCU, ha explicado que estos servicios a domicilios son diferentes a la venta de productos porque "también el precio es libre pero aquí sí que hay obligaciones de información al consumidor. " Una vecina de entrevías que sufrió la rotura de una tubería de la caldera por congelación pagó este viernes 417 euros de factura por la reparación, que en condiciones normales hubiese costado la mitad, según han confirmado varios expertos a este diario.

Otra de las recomendaciones por parte del experto, es exigir una factura, en la que se indique el precio y el tipo de servicio y avería que han reparado. "Hay que recordar que las reparaciones tienen garantía y por ello, en los partes de trabajo se debe indicar claramente cuál es el motivo de la avería", ha concluido.

La factura de la luz sube un 27 por ciento

Y en plena ola de frío, con la irrupción de la borrasca 'Filomena' que ha teñido de blanco gran parte del país y que ha hecho que se registren temperaturas mínimas históricas en el centro peninsular, el precio de la luz en el mercado mayorista ha alcanzado niveles especialmente altos, con una subida de entorno al 27 por ciento en la factura.

En este asunto, la polémica estaba servida. Desde los partidos de la oposición han criticado durante toda la semana esta subida y han recordado tanto al PSOE como a Unidas Podemos que durante su mandato se produzcan estos picos en la factura cuando eran ellos los que más denunciaban las subidas cuando no estaban en el gobierno. Ante esta situación, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha pedido a la Comisión Nacional del Mercados y Competencias (CNMV) "que investigue si ha habido irregularidades en el mercado".

Sin embargo, desde el ala socialista, la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, argumentó que se trataba de un episodio «coyuntural» y que tiene un impacto «limitado» en el recibo de la luz. Aún así, desde el Partido Popular han pedido la comparecencia de Ribera en el Congreso de los Diputados para que explique las razones de esta "espectacular incremento" en el precio de la luz.

Impuestos que han subido con la llegada del 2021

Además de las posibles subidas de precio ocasionadas por el temporal, la subida de impuestos en diversos ámbitos son una realidad desde que hace escasas semanas comenzara el año. Este incremento, se ha notificado en los seguros de vivienda, vehículos, decesos, responsabilidad civil, comunidades de propietarios y defensa jurídica, con casi 30 euros anuales de media.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las familias españolas pagan de media al año 586,62 euros por el seguro del coche. Con el incremento del impuesto se pagarán 597,68 euros de media, es decir, 11 euros más al año.

En cuanto al seguro de hogar, las familias pagan una media de 295,5 euros anual, que ahora se encarece casi 6 euros más al año, hasta llegar a los 301 euros.

En el caso de decesos o enterramiento, lo que supone 21,9 millones de personas asegurada, actualmente se venía pagando de media 328,72 euros. Actualmente, con la nueva ley, la factura ascenderá a casi 335 euros, es decir, 6,2 euros más.

Para aquellos que cuenten con un seguro de responsabilidad civil, también pagarán alrededor de cinco euros más al año. La media que pagan las familias por estos seguros, según el INE, es de 261 euros al año, que a partir de ahora pasarán a ser 266 euros anuales.

Además, el impuesto de Sociedades también experimenta cambios. Este sube para grandes grupos empresariales y limita las exenciones por dividendos y plusvalías de las filiales de las grandes empresas, que pasan del 100% al 95%. En el caso de pequeñas y medianas empresas que facturen menos de 40 millones de euros, podrán seguir aplicando la exención del 100% durante los tres próximos años.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios