www.madridiario.es
Escuelas infantiles preparadas para seguir el curso con seguridad
Escuelas infantiles preparadas para seguir el curso con seguridad (Foto: CLECE)

Reinventarse para celebrar con seguridad el Día de los Derechos del Niño en las escuelas infantiles de Clece

viernes 20 de noviembre de 2020, 11:28h

El retorno a las escuelas infantiles en este curso 2020/2021 no ha sido la típica ‘vuelta al cole’, pero los más pequeños han sabido adaptarse sin problema a las nuevas normas que el coronavirus ha traído consigo.

Hoy, 20 de noviembre, es el Día de los Derechos del Niño, y desde la Escuela Infantil Limonero de Parla, gestionada por Clece, no han querido dejar pasar la ocasión de celebrarlo con todas las medidas de seguridad.

“Desde la escuela nos gusta colaborar con las familias, pero este año está la cosa más complicada, por lo que decidimos darle una vuelta al Día de los Derechos del Niño y reinventar las actividades que hacíamos para poder hacer que las familias aportasen algo sin estar dentro del centro”, apunta Noelia Martín, directora de la escuela

La actividad que se está realizando en estos días consiste en que las familias han de elegir un envase transparente que se pueda pegar en una ventana –bolsas zip, aironfix, blíster, etc.– y rellenarlo con cualquier tipo de material como plumas, papel celofán, pintura o purpurina.

Una vez rellenado el envase, se les ha indicado que, conjuntamente con los pequeños, deben pegarlo en las ventanas de la escuela por la parte exterior, formando así entre todos, una vidriera multicolor. “Como tenemos mucho control con no traer objetos de fuera, se nos ocurrió elaborar unas vidrieras”, destaca la directora del centro.

“Este año muchas cosas se nos verán limitadas, pero vamos a hacer todo lo posible para que las familias sigan implicadas en la vida de la escuela”, añade Martín.

Con esta actividad se han propuesto desde la escuela celebrar este día especial acercando el centro a las familias, así como trabajar conjuntamente entre ambas partes y fomentar el tiempo en familia, principalmente.

“Celebramos el derecho a la educación infantil, a la infancia, derechos que desde tan pequeños son importantes en los niños; el querer implicar a las familias y formar escuela con ellos es una parte importante; forma parte de nuestro día a día”, señala.

Defiende también este tipo de educación, en ocasiones subestimada: “Hay veces que se devalúa un poco el tema de la escuela infantil. Es verdad que en muchísimas circunstancias muchas familias utilizan esta escuela como medio de conciliación, pero no solamente hay que plasmarlo como una guardería, porque también formamos parte de la educación”.

La directora señala la contradicción que trae consigo la situación de querer seguir implicando a las familias, pero no poder hacerlo al cien por cien como antes. “Se junta un poco la contradicción de las circunstancias en las que estamos. Este año nos hemos volcado mucho más en el hecho de decir lo que nos gusta poder participar con las familias y el implicarlas, porque nuestra escuela es siempre muy abierta”.

(Foto: CLECE)

Medidas para garantizar la seguridad en las aulas

La Escuela Infantil Limonero cuenta con un total de 16 aulas en las que los pequeños se encuentran divididos en grupos burbuja, supervisados por tres educadores por cada dos aulas y por un coordinador Covid que se encarga de seguir los protocolos.

Las entradas en el centro se hacen de forma escalonada, tomando la temperatura y desinfectando manos y pies a los más pequeños, así como siguiendo recorridos especiales para que no se junten aquellos que entran en la escuela con los que salen.

“Las medidas más significativas es que antes las familias pasaban dentro de la escuela. Ahora no podemos y la entrega de los niños las hacemos desde las puertas de los patios y tenemos controles para desinfectar tanto pies como manos antes de pasar a los patios para que estos sean espacios desinfectados”, explica Noelia Martín.

“Luego hay más horarios estrictos y fijos; hemos hecho un recorrido en el patio para que no coincida la gente que entra con la que sale, y se hace todo con cita previa”, agrega.

Otras medidas pasan por el uso de mascarilla de todos los educadores, desinfección de objetos como juguetes o cambiapañales, casilleros individuales para cada niño o niña donde guardan sus enseres personales o salidas al patio por grupo burbuja, sin mezclarlos como antes.

Nosotros vamos a buscar siempre esa normalidad dentro de todo lo que hacemos. Es verdad que los protocolos nos hacen tener que buscar la adaptación en las aulas de cada grupo para realizar todas las actividades”, indica Martín, subrayando que los niños están llevando bien todos los cambios.

Los niños son los que mejor llevan todo este tema de adaptación. Lo viven en su día a día, se han adaptado y lo llevan bien”, celebra.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios