www.madridiario.es
Refugio antiaéreo del parque del Retiro.
Ampliar
Refugio antiaéreo del parque del Retiro. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

El refugio antiaéreo del Retiro abrirá al público con visitas guiadas en 2022

Un búnker en El Retiro

martes 22 de junio de 2021, 14:21h

En el subsuelo del Retiro, a la altura de la calle Ibiza, se conserva un desconocido refugio antiaéreo que data de 1936. La mayoría de visitantes del parque ignora su existencia, pero pronto podrán conocerlo a través de las visitas guiadas de los programas Pasea Madrid y Madrid Otra Mirada. Así lo ha anunciado el director general de Patrimonio, Luis Lafuente, en la comisión de Cultura, Turismo y Deporte de este martes, donde ha avanzado que esta apertura al público se prevé a partir de 2022.

Como el resto de fortificaciones de la Guerra Civil, este espacio se considera Bien de Interés Patrimonial (BIP), y el Ayuntamiento capitalino lo difundirá a través de itinierarios guiados por expertos y en grupos reducidos como los que tiene programados en el búnker de El Capricho. Para ello, el área que dirige Andrea Levy redactará después del verano un plan de evacuación y seguridad contra incendios en el que se recoja el máximo de personas que podrá albergar el recinto.

Lafuente ha detallado que este refugio comenzó a construirse en el año 1938 y un documento certifica su finalización en diciembre de 1938. Se trata de una galería oculta al exterior con tres entradas (dos en el parque y una en la calle Menéndez Pelayo) que se utilizó como espacio de defensa pasivo. Se excavó para proteger a la población civil, con un aforo aproximado de 275 personas. Permaneció cerrado durante 30 años tras el fin de la contienda y después se empleó para el cultivo del champiñón por sus condiciones de poca luz y humedad.

En el año 2016, el Consistorio madrileño acometió un levantamiento topográfico y un año más tarde realizó un estudio arqueológico que incluyó la limpieza del sitio y el control de movimientos de tierra. Ambas actuaciones requirieron una inversión de 5.500 euros. En el mandato actual, el área de Medio Ambiente y Movilidad ha llevado a cabo una limpieza general, ha dotado al refugio de instalación eléctrica y ha colocado cerramientos seguros en las estructuras descubiertas por un coste de 24.200 euros.

Tras esta adecuación del bien encargada por la Comisión Local de Patrimonio Histórico y bajo la tutela de la Dirección General de Patrimonio Cultural, ahora falta el estudio que paute la apertura al público, indicando cómo deba ser la circulación de los visitantes o los instrumentos de seguridad necesarios para poder desarrollar las actividades previstas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios