www.madridiario.es
El Estanque, quiosco de concesión municipal que ha suspendido las últimas dos inspecciones sanitarias.
Ampliar
El Estanque, quiosco de concesión municipal que ha suspendido las últimas dos inspecciones sanitarias. (Foto: Chema Barroso)

Un quiosco de concesión municipal del Retiro incumple la inspección sanitaria por segundo año consecutivo

martes 28 de enero de 2020, 07:39h

Madrid Salud, organismo dependiente del Ayuntamiento, evalúa constantemente los establecimientos alimentarios de la ciudad. En los últimos dos años han sido más de 9.000 los locales que han sido objeto de este particular examen, no obteniendo todos ellos una nota favorable, pues tres de cada cuatro lo han suspendido. Es, por ejemplo, el caso del Quiosco número 4 del parque del Retiro, llamado El Estanque.

Además, en esta ocasión el informe negativo se ha producido hasta en dos ocasiones. Tal y como se extrae del portal de datos abiertos del Consistorio, los servicios de Madrid Salud tildaron de desfavorable el estado del local situado cerca del estanque y frente a la Fuente de la Alcachofa el 14 de febrero del pasado año y el 23 de noviembre de 2018.

Sin embargo, esto no ha provocado que el Ayuntamiento adopte grandes medidas. Pese a que el quiosco es de concesión municipal, la sanción apenas ha alcanzado los 540 euros. Según explican fuentes municipales, aunque están “estudiando posibilidades adicionales”, ese nimio castigo es el que está contemplado en los pliegos elaborados en exclusiva para estos locales.

Por su parte, los vecinos de Retiro piden más contundencia. Uno de ellos, que prefiere no dar su nombre, cuenta que la Junta del distrito, competente en esta materia, “echa balones fuera” diciendo que el suspenso se debe a “algunas manchas en el techo o a comida en el suelo”, sin embargo, para que las inspecciones resulten favorables los servicios técnicos no solo tienen en cuenta un factor, sino varios: que haya plagas, agua no apta para el consumo, errores en la conservación de los alimentos o falta de limpieza.

En este sentido, pone como ejemplo este caso para denunciar la “dejadez” con la que los últimos Gobiernos municipales han tratado al parque. “Hay tantos aspectos por mejorar que no sabría por dónde empezar”, asegura en una conversación telefónica con Madridiario. Entre todas esas cosas, enumera la necesidad de que se abran varios aseos públicos que en la actualidad estén cerrados y de que se impulse de una vez por todas la remodelación de la Montaña de los Gatos. En agosto, el Área de Medio Ambiente y Movilidad dirigido por Borja Carabante anunció que seguiría adelante con el proyecto de la exalcaldesa Manuela Carmena, que quedó desierto en la primera licitación. No obstante, aún no se conoce en qué punto se encuentra la reforma.

Otro recinto histórico que en su opinión se debería convertir en visitable es el espacio antiaéreo que fue construido en la Guerra Civil y que está intacto desde entonces. Asimismo, también solicita que el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, cumpla con su promesa electoral de hacer accesible el parque y ejecute la de Inés Sabanés, predecesora de Carabante, de instalar pantallas que informen sobre el viento o la contaminación del Retiro.

En contra del macroparking

Este vecino también se muestra contrario a uno de los grandes proyectos que el Ayuntamiento prevé para el distrito: la construcción de un macroparking en Menéndez Pelayo. El regidor anunció el pasado 13 de enero la intención del Consistorio de llevar a cabo un aparcamiento con 1.000 plazas para residentes y de rotación. Está previsto que la licitación se lleve a cabo a lo largo del segundo trimestre de este año. Se ejecutará desde la calle 12 de Octubre hasta O’Donnell y llevará consigo una ampliación de aceras. No obstante, la Asociación de Vecinos de Retiro ha mostrado su disconformidad por el “peligro” que suponen las obras y porque servirá como foco de atracción del vehículo privado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios