www.madridiario.es

Platos top a los que añadir brisura de trufa

jueves 26 de noviembre de 2020, 19:58h

Cuando hablamos de brisura de trufa seguro que más de una persona que nos está leyendo no sabe qué es.

Platos top a los que añadir brisura de trufa
Ampliar

Por eso, antes de comenzar a meternos de lleno con platos top con brisura de trufa vamos a explicar brevemente qué es y cómo se utiliza en la cocina.

La brisura de trufa es un producto gourmet y viene siendo lo mismo que trufa en trocitos o trufa rota.

La palabra brisura proviene del francés brisure cuya traducción es “romper''. Es por eso que podemos decir con certeza que la brisura de trufa es trufa rallada, picada o rota. Lista para añadir a todo tipo de platos.

Cuando hablamos de trufa, no hablamos de trufa de chocolate si no de trufa de hongo, trufa negra de invierno también llamada científicamente “Tuber melanosporum”.

Es un hongo subterráneo muy apreciado por sus cualidades organolépticas. Forma parte de muchas recetas y es el diamante negro de la cocina.

Es importante destacar que hay distintos tipos de trufa y que conviene leer la lista de ingredientes para asegurarse de que se compra lo que se quiere.

Porque, aunque en la etiqueta ponga brisura de trufa negra no garantiza que sea únicamente trufa de invierno.

Si buscamos información en internet sobre cómo comprar brisura de trufa encontraremos varias opciones: en tarros y latas de distintos formatos, distintos tipos de trufa como Tuber melanosporum, Tuber aestivum, y Tuber brumale.

¿Cómo utilizar la brisura de trufa?

El uso de este manjar es muy amplio y versátil. Se puede añadir a todo tipo de elaboraciones culinarias, pasta, arroces, salsas, verduras, guisos vegetales, pescados o carnes, fondues, revueltos y un largo etc.

Incluso a mucha gente le encanta untar un poco de brisura sobre una tostada con unas lonchas de un buen queso.

Es recomendable incorporar la brisura de trufa al final de la preparación del plato al igual que se hace con la trufa fresca.

Es la mejor manera de conservar, mantener su sabor y aroma más fresco. Aunque el objetivo de la trufa negra es potenciar el sabor con un producto más económico (la brisura es más económica que la trufa negra).

Una vez sabemos qué es la brisura y cómo se utiliza en la cocina queremos daros algunas ideas de platos top con brisura de trufa que siempre triunfan.

Platos estrella con brisura de trufa

Saquitos de jamón, papaya y trufa negra

Este plato es muy sencillo, pero requiere de tiempo, ya que tiene que reposar unas horas en el frigorífico. Puedes servirlo como aperitivo o entrante poniendo más cantidad o menos en el plato.

Los ingredientes son los siguientes (para 4 comensales):

- 8 lonchas de jamón ibérico.

- 250 gramos de papaya.

- 5-10 gramos de trufa negra.

- 2 cucharadas de piñones.

- 1 cogollo de Tudela.

- Aceite de boletus.

- Sal.

La elaboración es muy sencilla y rápida:

Una vez pelada la papaya, córtala en dados, ponla en un bol y añade un poco de sal, mezcla e incorpora la trufa negra rallada. Añade el aceite de boletus.

Tapar el bol con film transparente y dejarlo reposar unas tres o cuatro horas en el frigorífico para que la papaya coja el aroma y sabor de la trufa y el aceite.

Lava las hojas del cogollo y sécalas bien. En una sartén tuesta los piñones hasta que resulten crujientes.

Por último, forma unos saquitos con las lonchas de jamón ibérico poniendo en su interior la papaya trufada y los piñones recientemente tostados. ¡Para chuparse los dedos!

Canelones de berenjena, parmesano y trufa negra

Otro plato top con brisura de trufa son los canelones de berenjena con parmesano y trufa negra. Aunque parezca una receta algo más elaborada y difícil es muy sencilla y resulta un plato muy sabroso.

Los ingredientes son (para 4 comensales):

- 6 placas de lasaña precocida o 12 canelones.

- 2 berenjenas pequeñas o una grande.

- 2 dientes de ajo.

- 100 gramos de queso parmesano.

- 40 gramos de trufa negra.

- AOVE de sabor suave.

- Sal.

La elaboración es la siguiente:

Comenzamos poniendo la pasta en remojo en agua caliente para que se hidrate bien. Lavamos las berenjenas y las cortamos en daditos, añadimos sal y las dejamos en un escurridor para que suelten el agua amarga unos 15-30 minutos.

Una vez escurridas las secamos bien y las hacemos a fuego medio en la sartén con un poco de aceite.

Cinco minutos antes de que estén en su punto añadimos los ajos picados y rehogamos hasta que se doren.

Por último, apagamos el fuego y rallamos sobre las berenjenas ¾ partes del queso parmesano y de trufa negra.

Mezclamos y repartimos la berenjena con parmesano y trufa negra sobre las placas de pasta o los canelones.

Si te has decantado por las placas enróllalos como canelones y si has optado por canelones rellenalos con la mezcla.

Como toque final rallamos el resto de queso parmesano y trufa negra con un chorro de AOVE suave y los metemos unos segundos en el horno o microondas antes de servir.

¡Riquísimos!