www.madridiario.es
Nueva Ley de Protección y Derechos de los Animales
Ampliar
Nueva Ley de Protección y Derechos de los Animales (Foto: Chema Barroso)

Nueva Ley de Protección y Derechos de los Animales, entre elogios y críticas

Por Fernando Rodríguez
domingo 17 de octubre de 2021, 09:00h

El ministerio de Asuntos Sociales y Agenda 2030 abrió a exposición pública el anteproyecto de la nueva Ley de Protección y Derechos de los Animales el pasado día 6. El documento, que aún puede verse sometido a importantes modificaciones, aspira a ser una importante reforma de la normativa vigente en nuestro país.

Entre las medidas que recoge el borrador destaca el fin del comercio con animales y del sacrificio por cuestiones ajenas a su propia salud o a la salud humana. También el endurecimiento de la persecución al maltrato, la mutilación y el abandono de las mascotas y animales de trabajo. Otras cuestiones se relacionan con prácticas arcaicas y que, más allá de la clandestinidad, apenas tienen cabida en nuestra sociedad. Es el caso de las peleas o el consumo de animales de compañía.

"Es un paso de gigante"

El anteproyecto de ley, por lo general, ha sido recibido con gran entusiasmo por las asociaciones, colectivos y las protectoras de animales de la región. “Es un paso de gigante. Creemos que el mero hecho de que las instituciones se involucren y cuenten con la opinión de quienes vivimos el día a día del abandono es muy importante”, apunta la presidenta de Abrazo Animal, Celia Lacalle.

Aunque en la Comunidad de Madrid ya existe legislación al respecto, los animalistas ponen el foco en la importancia de establecer una única ley de ámbito nacional. “En Madrid tenemos la suerte de estar disfrutando ya de algunas de las medidas que recoge el anteproyecto gracias a la Ley 4/2016 de Protección de los Animales de Compañía. Tener una ley a nivel nacional es fundamental, pues sabemos que en otras zonas de España las condiciones de vida de los animales son mucho peores que aquí”, explica la presidenta de la Asociación de Iniciativas para el Bienestar de los Animales (AIBA), Francis Ciudad.

Otra de las novedades que traería consigo la nueva ley sería el establecimiento de un registro animal a escala nacional mediante el chip localizador. Del mismo modo, permitiría unificar las sanciones y las inhabilitaciones a propietarios y comerciantes. “La unificación facilitaría en gran medida las cosas cuando, por ejemplo, un perro que está registrado en una comunidad autónoma llega a un refugio situado en otra. Hasta ahora, estas situaciones daban un montón de problemas burocráticos”, añade Ciudad.

Un curso para tener perro

A tenor de lo recogido en el anteproyecto, las personas que quieran tener un perro como mascota deberán realizar previamente un curso de formación. El objetivo, de acuerdo con lo expuesto por el director general de Derechos de los Animales, Sergio García Torres, en declaraciones a TV3, es establecer “un marco de civismo y responsabilidad básico” para los dueños de animales de compañía. Este tipo de formaciones ya se llevan a cabo en otros países de la Unión Europea, como es el caso de Alemania.

Se tratará de un curso gratuito, online, breve y muy sencillo, de manera que no suponga excesivas dificultades para superarlo con éxito. "Estamos hablando de una pequeña formación que no sólo implica a los propietarios de animales. Será muy similar a la que puede ser el curso de manipulador de alimentos, un cursillo gratis que se hace online y que no supone mayor problema a la hora de superarlo", asegura García Torres.

Desde las protectoras de animales se percibe como una medida muy positiva para la tenencia responsable de animales. Del mismo modo, lamentan el reguero de burlas y críticas surgido a raíz de su anuncio, sobre todo en las redes sociales.

Asignaturas pendientes

Pese a la opinión mayoritariamente favorable, lo cierto es que el borrador también presenta una serie de claroscuros que no acaban de satisfacer del todo las aspiraciones de los colectivos animalistas. Sin ir más lejos, en lo que respecta a la tauromaquia. “¿Por qué los toros quedan fuera de toda ley de protección cuando es clamoroso que en este país se maltrata públicamente y hasta la muerte a estos animales? Lo peor de todo es que encima se convierte en seña de identidad de los españoles en el resto del mundo. Es una práctica sangrante y anacrónica”, lamenta la presidenta de la asociación Avanza Torrelodones, Carmen Monter.

El quid de la cuestión, en palabras de Monter, se debe interpretar en clave electoralista. “Todo se reduce a demagogia y electoralismo. Los gobiernos llevan la cuestión hasta el punto en el que saben que no les va a restar votos. Se van dando pasos, pero nadie se atreve a llegar hasta el final”, agrega.

También se quedan fuera de la nueva ley, al menos en parte, los animales empleados para la investigación científica, principalmente ratones, aunque también peces y aves de corral. Tanto es así que el texto aclara como las exigencias relativas a no emplear métodos agresivos ni violentos para educar y manejar a los animales no aplicarían en el caso de los animales empleados para la experimentación. Tampoco se garantiza el bienestar físico del animal en la medida en que no se exigirían controles periódicos por parte de personal veterinario.

¿El fin de los zoos?

Otro aspecto que preocupa a las asociaciones en defensa de los animales es la cuestión de los zoológicos y acuarios. Desde la presentación del borrador se ha especulado mucho con la posibilidad de que fuese a suponer el punto final de estos centros tal y como los conocemos en España. Nada más lejos de la realidad.

Según apunta a este digital el presidente de la Asociación Ibérica de Zoos y Acuarios (AIZA), Javier Almunia, la reforma de la legislación no afectará demasiado al colectivo. “Nos sorprendió mucho cuando vimos en prensa que este podría ser el fin de los zoos. El decreto recoge la prohibición de la compraventa de especies alóctonas, pero nosotros no las compramos ni las vendemos. Las intercambiamos con otros zoológicos”, expone.

Además, el documento condiciona la cría de especies exóticas al cumplimiento de una serie de criterios que ya se encuentran vigentes, tanto a nivel nacional como internacional. “El texto refiere a la ley de zoos y a la normativa europea de zoos. Nuestros propios estándares se encuentran muy por encima de ley actual, así que todo el mundo debería estar cumpliéndola ya”, apostilla Almunia.

"Los animales no son payasos de circo"

Los colectivos animalistas, sin embargo, continúan reclamando avances significativos en esta área. “Los animales no son payasos de circo que deban aprender una serie de trucos para disfrute del espectador. Para que un animal salvaje acabe haciendo este tipo de tonterías, les han tenido que doblegar a base de maltrato. Les han roto el alma. Es una cadena perpetua ellos. Lo ideal sería reconvertir estos centros en zonas de protección para especies autóctonas”, argumenta Monter.

Coincide a este respecto, aunque con matices, una de las voluntarias en Abrazo Animal, Lola Juliá. “El objetivo último de esta ley en materia de especies exóticas es evitar el tráfico de animales, lo que suele traer consigo desequilibrios en los ecosistemas. Un zoo o un acuario que cuida bien de sus animales estará contento con las medidas. Se trata únicamente de perseguir a aquellos que no hacen las cosas bien”, sentencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios