www.madridiario.es
40.000 euros para acoger a niños saharauis

40.000 euros para acoger a niños saharauis

Por MDO
miércoles 13 de agosto de 2008, 00:00h
El consejero de Inmigración y Cooperación, Javier Fernández-Lasquetty, se reunió este miércoles en el Parque de Atracciones con los 315 niños saharauis que participan en el programa 'Vacaciones en Paz', que organiza la Asociación Amigos del Pueblo Saharaui de Madrid, y que cuenta este año con una aportación del Gobierno regional de 40.000 euros.
Desde hace nueve años, la Comunidad de Madrid viene apoyando esta iniciativa en la que lleva ya invertido un total de 312.176 euros. Se trata de brindar unas vacaciones de verano a los niños provenientes de campamentos de refugiados. Durante dos meses, julio y agosto, los niños son acogidos por familias madrileñas, al tiempo que participan en actividades en las que pueden divertirse, practicar el idioma español, ser atendidos por médicos, y disfrutar, en general, de un mayor bienestar y calidad de vida.

“Los niños tienen la oportunidad de salir de su entorno y conocer otra realidad que les va a enriquecer personalmente, y que les ayudará a despertar sus inquietudes por aprender, mejorar y prosperar en la vida”, dijo Lasquetty.

Bienestar y desarrollo
Desde 1996, la Administración regional lleva a cabo una labor de cooperación con la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui con el fin de desarrollar proyectos que mejoren la salud y la formación de esta población. Así, ha destinado cerca de 925.000 euros para la adquisición de equipamientos en los centros de educación preescolar de los campamentos en Argelia y para el mejoramiento del sistema de salud.

Lasquetty aclaró que “son proyectos que llevan la solidaridad de los madrileños hasta los hogares de los saharauis, la misma solidaridad y hospitalidad que pueden disfrutar año tras año en las casas de las familias que los acogen en verano”.

"Ruptura del consenso"
Por otro lado, Lasquetty se ha manifestado en contra de la línea adoptada por el Gobierno de Rodríguez Zapatero respecto al conflicto saharaui: “El cambio de postura que España ha asumido en los últimos tiempos ha roto un consenso de más de 30 años en nuestra política exterior en relación al Sáhara Occidental; esa postura fue acordada por todas las fuerzas políticas para apoyar que el pueblo saharaui tuviera la oportunidad de decidir libremente sobre su futuro, abogando por el respeto a la legalidad internacional”.

“Con esta nueva deriva política, el más perjudicado ha sido el pueblo saharaui, quien ha visto como las resoluciones de la ONU —que hubiesen facilitado la posibilidad y el derecho de una autodeterminación libre y democrática— eran vetadas, cuando durante años se le había reconocido ese derecho”, concluyó el consejero.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios