www.madridiario.es
Gallardón se sigue definiendo como un 'verso suelto'

Gallardón se sigue definiendo como un "verso suelto"

domingo 03 de agosto de 2008, 00:00h
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, se decanta por ser un "verso suelto" ante la posibilidad de escoger entre esta opción o la de una estrofa contenida porque la primera "forma parte del poema" en una "liberalidad dentro de un mantenimiento de la estructura, dentro de las reglas".
Las declaraciones de Gallardón forman parte de una entrevista publicada este domingo por El Mundo, en la que se confiesa "contento" por el desarrollo del XVI Congreso Nacional del PP celebrado en Valencia el pasado mes de junio porque el presidente de los populares, Mariano Rajoy, "tomó la decisión de no excluir a nadie". "A todos se nos da un sitio en el espacio abierto. Además, todos hacemos falta para que Rajoy sea el próximo presidente del Gobierno", afirmó.

Para el primer edil, su idea de política se resume en dos palabras, "tranquilo y contento". "Si tuviese que hacer en política algo que quebrase mi tranquilidad y conformidad conmigo mismo, no lo haría", aseguró.

El regidor insistió en la entrevista en su apuesta por la candidatura olímpica de la ciudad. "Conseguiremos los Juegos Olímpicos", declaró tras señalar que su mirada está puesta en el 2 de octubre de 2011 en Copenhague, que es cuando se decidirá qué ciudad será la sede de 2016.

Sobre la presidenta regional, Esperanza Aguirre, el alcalde recordó sus éxitos electorales apostillando que "la cuenta de resultados de un político son sus resultados en las urnas". También tuvo palabras para Manuel Fraga tras confesarse "fraguista puro". Sobre el político gallego, Ruiz-Gallardón añadió que "siempre ha dejado más democracia en los sitios en los que ha estado que la que encontró al llegar". 

En la entrevista de El Mundo tampoco faltó la referencia al locutor radiofónico Federico Jiménez Losantos a través de un juego de palabras. "Creo que una de las cosas curiosas de la Iglesia es que muchas veces da espacio en su seno a quienes defienden radicalmente lo contrario que la propia Iglesia. No sé si es una muestra de tolerancia o que les gusta arriesgar", declaró.

En cuanto a la trama de corrupción en la concesión de licencias detectada en el Ayuntamiento de Madrid, el 'caso Guateque', el primer edil madrileño zanjó la cuestión diciendo que las fiestas le gustan poco.

Por último, Ruiz-Gallardón aceptó el reto, como melómano que es, de poner una banda sonora para España, el último congreso del PP y para los primeros cien días de Gobierno socialista. "Para España tenemos que ser respetuosos y mantener 'La Marcha Real'. Creo que soy de los pocos españoles a los que no les importa que el himno no tenga letra. La música es capaz de unir lo que ningún texto. Para el Congreso del PP estaría bien la 'Sinfonía del nuevo mundo', de Dvorak. A los cien primeros días del Gobierno les podría de fondo 'La Patética', de Tchaikovsky.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios