www.madridiario.es

Los enfermeros del Gregorio Marañón suspenden el encierro y las movilizaciones

Equiparación salarial para el gremio de enfermería

Por MDO/Efe
martes 30 de enero de 2007, 00:00h
El consejero de Sanidad, Manuel Lamela, ha dicho que el reconocimiento de la carrera profesional de los enfermeros del Gregorio Marañón "es un tema zanjado y arreglado" y que espera que el próximo Consejo de Gobierno equipare laboralmente a estos profesionales con el resto del personal sanitario madrileño.

Lamela hizo estas declaraciones antes de acompañar a la presidenta Esperanza Aguirre a la inauguración del nuevo Hospital Santa Cristina, donde el personal de enfermería del Gregorio Marañón había previsto concentrarse y organizar una pitada en demanda de sus reivindicaciones, movilización que, finalmente, se suspendió a las cinco de la madrugada tras alcanzarse un preacuerdo.

Según explica Juan Carlos Escobar, vicesecretario del sindicato CSIT-Unión Porfesional, el preacuerdo ha puesto también fin  al encierro que 80 enfermeros y enfermeras protagonizaban desde la mañana de ayer lunes en el pabellón del Gregorio Marañón.

Escobar recalcó que la reivindicación de los "casi 2.000" enfermeros y enfermeras que trabajan en la sanidad madrileña y solicitan la carrera profesional, no es una "demanda política" sino "una reivindicación laboral" para igualarse al resto del personal sanitario de la Comunidad, con las consiguientes mejoras retributivas que representaría para este colectivo de enfermería.

El vicesecretario de CSIT-Unión Profesional ha subrayado que el preacuerdo alcanzado con la Consejería de Sanidad deberá ratificarlo el Consejo de Gobierno regional, lo que en su opinión no podrá suceder antes del próximo 8 de febrero pues antes "no da tiempo material".

De no ser así, anunció que se llevará a cabo la huelga que los enfermeros y enfermeras del Gregorio Marañón habían anunciado para los días 8 y 9 de febrero y que, dijo, "no está desconvocada".

Explicó que el preacuerdo consiste en anticipar a los enfermeros un complemento estatutario que les equipare a la carrera profesional hasta que se negocie el convenio, a final de año.

Por su parte, el consejero de Sanidad se mostró convencido de que "la inmensa mayoría" del personal del Gregorio Marañón "está de acuerdo con el marco que hemos ofrecido a todos los profesionales sanitarios de la Comunidad para incorporarse a una gran carrera profesional, que es sin duda la mejor del sistema nacional de salud".

Recordó que la presidenta Aguirre "dijo que los profesionales sanitarios de la Comunidad ganarán lo mismo estén donde estén y tendrán mismos derechos y obligaciones en cualquiera de nuestros centros".

Según Lamela "eso es lo que hemos hecho y lo que aprobó el Consejo de Gobierno regional la semana pasada", cuando se ratificó el acuerdo sobre carrera profesional de los 70.000 profesionales sanitarios de la Comunidad, donde se engloban médicos, licenciados y diplomados sanitarios, así como la promoción profesional del personal estatutario, negociación colectiva y el personal MIR.

A las puertas del Hospital San Cristina sí se concentraron hoy, en cambio, varias decenas de empleados de los servicios informáticos sanitarios de la Comunidad que reivindicaban el reconocimiento profesional como personal de plantilla y que recibieron a Lamela con silbidos y a Aguirre con aplausos, después de que el consejero les diera explicaciones a su caso.

Lamela explicó que la Consejería de Sanidad mantiene frecuentes conversaciones con los profesionales de informática y anunció que espera que en febrero próximo "sus reivindicaciones encajen en la estructura jurídica de la Comunidad" porque, dijo "ese es nuestro compromiso y nuestro deseo".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios