www.madridiario.es
El Atlético ha cobrado ya 21 millones por la operación 'Vicente Calderón'

El Atlético ha cobrado ya 21 millones por la operación 'Vicente Calderón'

Por MDO/E.P.
domingo 06 de julio de 2008, 00:00h
El Club Atlético de Madrid ha cobrado ya un total de 21 millones de euros en concepto de cesión de derechos futuros de utilización de sus terrenos en la zona del Manzanares, por parte del conglomerado de empresas que participarán en la operación de traslado del Estadio Vicente Calderón y de la fábrica de Mahou, según informaron fuentes de la operación.
El pago proviene de las inmobiliarias Martinsa (Fernando Martín), Andria (del millonario Marc Rich) y Vemusa (Enrique Ventero), reunidas en RTM Desarrollos Urbanísticos y Sociales, entidad que tendrá los derechos de construcción sobre los terrenos de la fábrica de cerveza una vez culmine el inminente acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid para el traslado del estadio y la reforma de La Peineta, de propiedad municipal.

Los 21 millones, cobrados en varios plazos desde 2005, tendrán que ser completados ahora tras el acuerdo definitivo, que previsiblemente se firmará a finales de este mes de julio y del que actualmente se ultiman algunos "flecos", según indicaron fuentes municipales. En total se llegará hasta los 220 millones de euros, una vez el Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón dé luz verde a la recalificación en urbanizables de los más de 61.000 metros cuadrados de la Mahou, hasta ahora tipificados como industriales, y que en esta operación se benefician también de la estratégica posición de los 31.000 metros cuadrados que ocupa el Calderón. En total, la operación tendrá una edificabilidad de 175.000 metros cuadrados.

El total de la cuantía será reinvertida en la construcción del nuevo estadio de La Peineta, al que el club 'colchonero' se trasladará en 2010, así como en sufragar parte del soterramiento de la M-30 que aún discurre por superficie. Para los directivos del Club es fundamental que toda la operación se ciña a las cifras establecidas, por lo que esperan que el Consistorio asuma cualquier incremento debido a mejoras estéticas que se introduzcan en el estadio olímpico por voluntad del primer edil, Alberto Ruiz-Gallardón, tal y como anunció tras su reciente viaje a Pekín.

Liberación de terrenos
La Mahou, por su parte, también percibirá 220 millones de euros por la venta de los terrenos, 15 años después de que la empresa comenzara su traslado al municipio de Alovera, en Guadalajara. Se cumple así una delicada operación que liberará los 61.000 metros cuadrados que la fábrica ocupa en el Paseo Imperial, una zona estratégica por su proximidad a la M-30, cuyo valor se ha disparado tras el soterramiento de la vía, y que unirá el codiciado Pasillo Verde con el parque del Manzanares. Para el caso poco probable de que fracasara la operación, el Club ha ofrecido a RTM, además de la garantía personal del propio presidente, Enrique Cerezo, los derechos de retransmisión televisiva del Club.

Las fuentes consultadas apuntan, sin embargo, que aún hay que ver la reacción de la Comunidad de Madrid, tanto sobre el acuerdo de recalificación de los terrenos como sobre el proyecto de construcción del área residencial que se extiende desde la Puerta de Toledo hasta Pirámides. La Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio no quiso valorar el tema, según afirmaron fuentes regionales.

Preconvenio
Y es que el que fuera consejero de Obras Públicas del Gobierno regional de Ruiz-Gallardón, Luis Eduardo Cortés, prometió en su momento que nunca autorizaría la recalificación para evitar que la compañía obtuviera plusvalías millonarias al vender como suelo residencial un solar destinado a fines industriales. El preconvenio firmado hace ahora un año entre el Atlético de Madrid, la Mahou y el Ayuntamiento de la capital establecía que los terrenos que ahora ocupa el Vicente Calderón se conviertan en un parque público. De este modo, se culminará el proyecto más ambicioso del alcalde, pues el tramo de la M-30 que aún discurre por esa zona se soterrará, y el río Manzanares inundará una zona que se convertirá en un lago.

Por su parte, para la zona de la cervecera de la Calle Imperial se ha previsto un proyecto, diseñado por el arquitecto estadounidense Tom Mayne y su colaboradora española, Begoña Díaz Urgorri, con "la forma de una serpiente que repta por la ladera de la zona, adaptándose a la topografía", que incluirá torres de nueve pisos, por encima de las cuatro alturas establecidas por Ley por Esperanza Aguirre. Asimismo, se lograría la ampliación del Colegio Público Tomás Bretón, situado al inicio del Paseo de los Melancólicos.

Con la millonaria operación, el Ayuntamiento conseguiría otro objetivo: el traslado del Club de fútbol a La Peineta en un plazo de dos años, y disponer así ante el Comité Olímpico Internacional de un estadio de titularidad pública de cara a la candidatura para los Juegos Olímpicos de 2016, puesto que firmaría con el Club una concesión de varias décadas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios